Buscar

Tecnología Gama Suzuki AllGrip. El mundo es nuestro

Mientras el sector no remonta, las ventas de la marca japonesa siguen aumentando. Una de las claves de su éxito es, sin duda, la tracción AllGrip. Repasamos todas sus virtudes de la mano de sus ingenieros

A nivel mundial, Suzuki produjo 2.865.652 automóviles en 2021, lo que supone un incremento del 11,1% respecto a 2020. La marca registró unas ventas de 2.763.846 unidades (un crecimiento del 12,9%), con 608.381 automóviles comercializados en Japón y 2.155.465 en el resto del mundo, consolidándose como uno de los fabricantes japoneses que más ha crecido.

En lo que se refiere a nuestro país, Suzuki Ibérica comercializó 5.484 automóviles en 2021, registrando un incremento del 12,2%, en un mercado nacional que solo creció un 0,98% respecto al año anterior. Por modelos, el Suzuki Vitara fue el coche más vendido de la marca, con 2.089 unidades (un 14,22% más que en 2020), seguido del Swift (1.099 unidades) y del Ignis (834 unidades).

Al respecto, Juan López Frade, Presidente de Suzuki Ibérica, declaró que “esperamos una nueva bajada del mercado global en España, que en 2022 rondará las 800.000 unidades. En este escenario, Suzuki va a seguir creciendo, con una previsión de llegar a las 7.000 unidades, un 28% más que en 2021, y alcanzar una cuota de mercado del 0,88%. Las claves para conseguirlo serán la llegada de nuevos modelos y versiones, conseguir el máximo suministro de vehículos por parte de la fábrica, el establecimiento de un nuevo esquema de negocio y beneficio, con nuevos métodos de venta y desarrollo del cliente, fortalecer la venta de vehículos de bajas emisiones y mantener la red de concesionarios”. En esta estrategia, la tecnología AllGrip seguirá jugando un papel fundamental.

Una filosofía de vida

“Un vehículo que pueda enfrentarse a caminos difíciles y llegar a lugares a los que los coches no podían ir en el pasado”. Con esta filosofía se desarrolló, en 1970, el primer modelo con tracción a las cuatro ruedas. Este fue el comienzo del sistema AllGrip, la famosa tecnología 4x4 de Suzuki. Pocos fabricantes pueden presumir de llevar en sus genes la tracción a las cuatro ruedas, un sistema en el que la marca acumula más de 50 años de experiencia y desarrollo. Suzuki siempre ha tenido modelos con diferentes evoluciones de esa tecnología y, en la actualidad, el sistema de tracción AllGrip se ha adaptado a diferentes tipologías de uso, llegando a cinco segmentos de automóviles.

Tomoyoshi Osakabe, responsable del control sinérgico de la dinámica del vehículo en Suzuki, y Tetsuo Yamase, responsable del control de la tracción a las cuatro ruedas de la marca, nos explican cómo se desarrolló este sistema.

(Osakabe) “La idea surgió cuando discutíamos con el equipo de planificación de producto el concepto del SX4 S-Cross en la fase inicial de desarrollo del modelo”.

(Yamase) “Tras discutir las necesidades de los consumidores con el equipo de planificación de producto y los ingenieros encargados del desarrollo del sistema de tracción, decidimos añadir la posibilidad de cambiar los modos de conducción por dos razones. En primer lugar, los conductores estarían encantados de poder elegir qué modo de conducción utilizar en función de aspectos como el clima, la superficie o las condiciones de conducción. En segundo lugar, ofrecer la posibilidad de configurar el coche mejoraría el rendimiento en carreteras irregulares y la estabilidad del vehículo al seleccionar el modo adecuado”.

¿Qué significa para ustedes el 4x4?

(O) “La tracción 4x4 mejora la seguridad, más cuando las condiciones de conducción son complicadas, como en carreteras nevadas o accidentadas”. (Y) “Para Suzuki, es un sistema que proporciona a los conductores más adherencia y tres cualidades: diversión al volante, tranquilidad y eficiencia”.

¿Cómo se sintieron cuando se enteraron de que les habían elegido para trabajar en el sistema AllGrip Select?

(Y) “El 4x4 con selección de modos de conducción era algo nuevo para Suzuki, así que me pareció muy ilusionante. Pensé que podíamos crear ese valor a través de un sistema configurable que maximizara el rendimiento del 4x4 en diversas situaciones de conducción, coordinando nuestro sistema de tracción total con otras tecnologías diferentes”. (O) “Yo también pensé que era una gran oportunidad, y estaba deseando fabricar un vehículo cuyas prestaciones cumplieran con las expectativas de nuestros clientes”.

¿Podrían decirnos qué les ha parecido más difícil?

(Y) “Me encantaría decir que no hemos tenido ningún problema en este gratificante proyecto, pero en realidad sí que hubo algunos contratiempos que tuvimos que resolver. Para garantizar la fiabilidad del sistema AllGrip Select, durante el desarrollo del modelo trabajamos para mejorar todos los elementos, con el objetivo de optimizar el funcionamiento del sistema. Para ello nos esforzamos en realizar repetidas pruebas de evaluación. También fue un reto actualizar el control de tracción a las cuatro ruedas para reducir la sonoridad. Para conseguirlo, tuvimos que colaborar estrechamente con otros departamentos y proveedores. Al tratarse de un sistema que exige coordinar el funcionamiento del ESP, el motor, la dirección y otras funciones, tuvimos que trabajar codo con codo. La coordinación con otros equipos no siempre fue sencilla, pero trabajamos duro para superar estos retos”. (O) “Hubo momentos en los que los miembros del equipo tenían ideas diferentes sobre cuál era la mejor manera de avanzar, así que tuvimos que desarrollar una prueba conjunta para ver qué camino nos llevaría al mejor resultado”.

¿Cuántas partes intervienen en el control del 4x4?

(Y) “Hay cinco unidades primarias: la caja de transferencia, el eje de transmisión, el eje de acoplado, el diferencial y el controlador. Hay más de 100 piezas en total que participan en su funcionamiento. Se introducen más de 20 tipos de señales en el controlador del sistema de tracción total, lo que permite conocer con precisión las condiciones del terreno y el estado del vehículo, para poder distribuir el par de una forma óptima”.

¿Qué tipo de escenarios utilizaron para realizar las pruebas de conducción de cada modo de conducción?

(Y) “Para los modos Auto, Sport y Snow, simulamos las condiciones de un circuito de alta velocidad sobre el pavimento o en la nieve, o también en carreteras inclinadas, para probar el arranque en pendientes. Utilizamos asimismo carreteras de montaña con curvas y todo tipo de carreteras accidentadas y en mal estado. También hicimos pruebas en carreteras europeas. Para testar la función Lock, hicimos pruebas de salida lanzada en nieve profunda y barro, o en entornos todoterreno, para poder mejorar el rendimiento en las carreteras en mal estado”. (O) “El circuito de pruebas de Shimokawa (Japón) nos permite evaluar el rendimiento en carreteras de montaña y en carreteras nevadas en invierno. En el circuito de pruebas de Sagara recogimos y medimos datos que nos permitieron determinar si los objetivos que le habíamos puesto al sistema de modos de conducción Select se cumplían en condiciones reales”.

La evolución del 4x4

El sistema All Grip de Suzuki es una evolución de la ya clásica tecnología 4WD; a través de un mando rotatorio (dependiendo de la gama), el conductor puede optimizar la estabilidad de su vehículo de acuerdo a las condiciones de la pista y del clima. Esta tecnología comenzó implantándose en las gamas Vitara y S-Cross y que se ha ido extendiendo a otros modelos tales como Ignis, Swift, Jimny y ACross.

Suzuki siempre ha trabajado con dos objetivos bien definidos: la seguridad y el cuidado del medio ambiente. De ahí que en el año 2013 comenzase la implantación del Sistema AllGrip, con el lanzamiento del S-Cross. Este sistema permite controlar de manera inteligente las prestaciones del vehículo, haciendo más placentero y seguro el viaje, además de disminuir el consumo de combustible.

Actualmente toda la gama de Suzuki puede incorporar AllGrip. Dependiendo del modelo, el sistema incorpora controles más avanzados, que llegan incluso a desconectar el ABS y el control de estabilidad en las situaciones que lo requieran.

El Sistema AllGrip se presenta bajo tres formas, dependiendo de la gama en la que se instale. Así, Ignis y Swift montan AllGrip Auto; el siguiente nivel, más avanzado, es el AllGrip Select, del que disponen  Vitara,  S-Cross y ACross; por último, AllGrip Pro, destinado al todo terreno Jimny Pro, que tiene reductora.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.