Buscar

INEOS Grenadier: la espera llega a su fin

Las primeras unidades del Grenadier se entregarán en diciembre.

Todo iba por el buen camino. La lista de pedidos para su primer automóvil superaba todas las expectativas. Se había estableciendo una red de distribuidores y servicios en todo el mundo –en Madrid, por ejemplo depende del Grupo Astara–; tenían una antigua fábrica de Mercedes recién reformada, con mano de obra experimentada... Pero, de repente, estalló la guerra de Ucrania, y ha sido en octubre cuando el primer Grenadier con especificaciones de producción salió de la fábrica de Hambach, en Francia. Y no será hasta diciembre cuando la factoría comience a trabajar a una capacidad de 30.000 vehículos al año.

¿Cuál ha sido el motivo? Mark Tennant, director comercial de Ineos Automotive, nos confirma que el problema principal es la misma tormenta perfecta que azota a la industria: “La invasión de Ucrania, la escasez de semiconductores y las secuelas de la pandemia. Juntos, han significado dificultades para obtener los componentes necesarios, en el lugar correcto, en el momento oportuno”. 

“Diseñar y construir prototipos es una cosa, pero producirlos es otra muy distinta. Ahí aparecen las cosas difíciles en la industria. Hemos afrontado muchos desafíos, problemas de la cadena de suministro, proveedores en Rusia, todo tipo de cosas con las que hemos tenido que lidiar. Esos problemas no han terminado, pero vamos a aumentar nuestra producción gradualmente, para asegurarnos de no tener que parar. En realidad, no comenzaremos a entregar volumen hasta principios de diciembre; ahí es cuando las cosas comenzarán a mejorar”.

¿Hay alguna ventaja en los retrasos en el debut del primer automóvil de Ineos? “Hacer bucles de calidad y tener más tiempo para que el vehículo madure nunca es algo malo. Siempre hay problemas que solucionar, y en ese sentido, ha sido muy útil”.

Sir Lewis Hamilton da su visto bueno al Grenadier

El siete veces campeón de Fórmula 1 es una de las primeras personas fuera del equipo de Ineos Automotive que ha probado el Grenadier 4x4 sin ninguna cortapisa, tanto dentro como fuera del asfalto. Y en el asiento de copiloto le ha acompañado el presidente de la compañía, sir Jim Ratcliffe. 

“Estoy disfrutando muchísimo al volante de este coche”, comenta el piloto de la escudería Mercedes-AMG Petronas y miembro de la Orden del Imperio Británico. “Es comodísimo, teniendo en cuenta los enormes baches por los que estamos pasando... Y eso que lo he puesto a tope todo el tiempo. Estoy alucinando con la cantidad de agarre que tiene”.

Sir Jim apunta: “Aunque diseñamos el Grenadier para que se comportara bien en zonas todoterreno, no sabíamos que iba a ir tan bien en carretera. Estoy convencido de que nadie lo ha conducido como Lewis”.

El Grenadier ha recorrido 1,8 millones de kilómetros en un programa de pruebas extremas y desarrollo que le ha llevado hasta el Valle de la Muerte en EE UU, pasando por las dunas de los desiertos de Oriente Medio, el Círculo Ártico y la célebre montaña Schöckl en Austria. 

El Grenadier, ajustado para adoptarse a cualquier entorno, es un 4x4 potente y moderno, diseñado y construido según los estándares más exigentes. Está equipado con un chasis de largueros con estructura de caja, tracción a las cuatro ruedas permanente, caja de transferencia de dos velocidades y diferencial de bloqueo central en todos los modelos. 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.