Buscar

El lavado de coche más sexy

Somos fans de Paul Newman, y no solo porque fuera muy aficionado a los coches y la competición. Su presencia en cualquier película es una garantía de calidad, y una de las mejores que rodó fue la que nos ocupa. Basada en una novela de Donn Pearce, cuenta la historia de un grupo de prisioneros, con un inolvidable Newman inmune al miedo o la derrota. En la película (1967) el protagonista se come cincuenta huevos por una apuesta, y también recordamos el lavado de coche más sexy de la historia. La protagonista de la escena fue la voluptuosa actriz Joy Harmon (New York, 1940), que por aquel entonces tenía 27 años. En el filme, ella sale de una destartalada casa y se pone a lavar el viejo DeSoto de 1941 cerca de donde los reclusos hacen trabajos forzados. Es fácil imaginar el efecto que produce en un grupo de hombres encarcelados la visión de la joven en actitud provocativa. Cincuenta y cinco años después Mrs. Harmon es una adorable abuelita con seis nietos que de vez en cuando visita por el negocio familiar, una tienda de pasteles en Burbank, California. 

La película también ha dejado para la historia la frase “what we got here is a faillure to communicate” (lo que tenemos aquí es un problema de comunicación), pronunciada por uno de los guardias después de golpear salvajemente a Newman. Tanto es así que encabeza una canción “Civil war” de Guns N’ Roses. 

La marca QJMotor aterriza en España

Una nueva firma de motocicletas llega para competir en el mercado español. Se trata de QJMotor, una marca china integrada en la potente multinacional Geely, propietaria de Volvo Cars, Polestar, Lynk & Co. o Smart. La marca lleva fabricando motos bajo la marca Qjiang desde hace cuarenta años y se presenta en nuestro país con motocicletas de alto nivel divididas en tres gamas: Adventure, Street y Custom. Se comercializarán siete modelos, incluyendo máquinas trail de alta cilindrada tan de moda actualmente, al estilo de las BMW GS. QJMotor llega a España de la mano de Motos Bordoy ya está a la venta en su red comercial, con seis años de garantía. 

Pagan un millón por los restos del Cooper-Zerex-Oldsmobile de Bruce McLaren

Lo que queda del primer coche de Sport que llevó el emblema del kiwi fue subastado por Bonhams durante del pasado Goodwood Revival y alcanzó 911.000 libras. Con Bruce McLaren (1937-1970) al volante, esta famosa máquina de 1964, que desarrolló siete configuraciones diferentes en su carrera deportiva, ganó el Guards Trophy en Brands Hatch en 1963 y 1964 y también compitió en el TT de Goodwood (foto izquierda). El Cooper-Zerex además pasó por las manos de los pilotos y magnates estadounidenses Briggs Cunningham y Roger Penske. Los restos del coche (estructura central, motor y capó delantero) han pasado los últimos 50 años en un almacén en Sudamérica, y sin duda mereció la pena no mandarlo al desguace. Cuando sea restaurada y vuelva a rodar causará sensación entre los buenos aficionados. 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.