Buscar

Suzuki Vision Gran Turismo

 Yasukazu Yuki, supervisor del proyecto, explica que “mucha gente percibe las motocicletas y los automóviles de Suzuki de forma muy diferente. Sin embargo, creo que ambos comparten el mismo ADN y pasión”. 

Cada final de año se espera el balance del presidente de Suzuki Ibérica, Juan López Frade, uno de los ejecutivos del motor más carismáticos, famoso porque habla claro y no suele equivocarse. Hace un año dijo que el mercado sería de 800.000 coches, y acertó, a falta de que diciembre lo confirme. López Frade cuenta las cosas como son y como están, sin paños calientes; y el momento no es bueno.  

Todo el que vive el día a día del sector, y de la sociedad en general lo percibe, y como Juan López Frade apuntaba en su ponencia, “No son buenos tiempos, y es algo que se veía venir desde el año pasado; la escasez de semiconductores y las limitaciones de la cadena de suministro global ha reducido la producción de nuevos vehículos, y no se espera que la situación mejore mucho a corto plazo. Es posible que mejore a lo largo de 2023, pero en principio no se espera”, comentaba Frade. Además, debido a que la oferta es tan baja, los fabricantes están reduciendo los incentivos, promociones y descuentos tradicionales, de modo que ahora los compradores deben invertir más que nunca para adquirir un automóvil nuevo, y la conclusión de esto es que los consumidores se enfrentan a una crisis de asequibilidad de la movilidad, porque no van a poder, o van a tener más complicado, acceder a vehículos nuevos.

“Los compradores deben invertir más que nunca para adquirir un automóvil nuevo, y los consumidores se enfrentan a una crisis de asequibilidad de la movilidad”

Esta crisis del sector de la movilidad se une a la que vive la sociedad, y que nos afecta a todos; el aumento de la inflación y de los costes de la energía, así como el aumento de los tipos de interés perjudica igualmente a los consumidores y potenciales compradores, y esto tiene un grave impacto en el sector; de hecho, en todos los sectores, como es lógico. El momento es de incertidumbre, y la confianza del consumidor está en mínimos históricos, que para empezar no sabe bien ni qué comprar, ante la enorme oferta, y la complejidad de saber qué tecnología será la válida en un futuro a corto plazo.

“En general, todos los jugadores del sector tuvieron un 2021 y lo que llevamos de 2022, moderadamente rentable, pero la marea está a punto de cambiar. Los indicadores financieros apuntan a una recesión económica que es motivo de preocupación. Puede que se resuelvan los problemas de suministro, pero puede que entonces no haya clientes a los que vender los coches. La demanda de los clientes podría deprimirse exactamente en el mismo punto en que regrese la oferta, porque los consumidores en apuros se enfrentan a una crisis de asequibilidad de la movilidad”.

“Ya lo dije el año pasado, y no me equivoqué. Donde sí me equivoqué fue en las ventas de Suzuki, dije que vendería 7.000 coches y hemos vendido 4.500… Pero la verdad es que si no hemos vendimos más es porque no teníamos más coches. El mes de enero cerramos con cero coches en stock en Suzuki Ibérica; eso no ha pasado nunca en la historia de un importador de ninguna marca”, comentaba el CEO de la marca japonesa.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.