Buscar

Prueba Toyota Aygo Cross: diseñado para ciudad y para los jóvenes

Toyota ha querido fabricar un coche para esas personas que se acaban de sacar el carnet de conducir, así nos lo quisieron transmitir. La idea era fabricar un vehículo dentro del segmento A, pero adecuando las prestaciones de un crossover. La agilidad de un compacto se nota en este coche en unas dimensiones reducidas y con buen ángulo de giro, Este Aygo tiene una longitud de tan solo 3,7 metros de longitud. Se ha mejorado la posición del conductor, elevando el asiento y favoreciendo la visibilidad, el espacio libre al suelo crece en comparación con el Aygo normal

Precios y acabados

Este Aygo Cross tendrá tres acabados, el Play es el que introductorio, disponible únicamente en tres colores que son los básicos: negro, blanco y gris. El acabado Trendy Edition da un salto cualitativo y se ofrece en colores bitono más vistosos y llamativos. Por último, para el lanzamiento se puede adquirir el Limited Edition, una versión más cara que aumenta en prestaciones, este acabado ofrece un techo retráctil de lona que no brindan los demás acabados, y unas llantas de 19” de serie. 

El precio de salida de este Toyota Aygo X Cross se sitúa en los 13.600€ para el acabado Play, hasta llegar a los 17.000€ que cuesta el Limited Edition.

La sensación de conducir este Aygo x Cross (o solo X como han llamado en otros países) es sentir que tienes el control en la ciudad. En la prueba de conducción, estuvimos inmersos en múltiples atascos por las vías de Barcelona.  Este Crossover nos hizo adentrarnos entre los huecos para poder pasar entre los demás coches, esto significa que su cometido principal lo cumple. Está diseñado para esas personas que llevan con carnet de conducir muy poco tiempo, esto es un alivio y también la facilidad para aparcarlo debido a sus dimensiones ajustadas. 

En cuanto a potencia, igual se queda algo justo con el motor 1.0, lo exprimimos al máximo y ahí igual flaquea en algunos puntos, pero la potencia sin medida no es el objetivo de este Aygo X Cross. La caja de cambios se puede escoger entre una automática S-CVT o una manual. Para la estresante vida de la ciudad lo mejor es hacerse con la transmisión automática, pero en la vida hay que buscar la diversión. Ese disfrute es el que sentí yo cuando estuve circulando por las curvas de montaña de Castelldefels y alrededores, el cambio corto de la caja hacía ideal la ruta que Toyota nos tenía preparada.

El interior gusta por su practicidad

El interior es sobrio sin mucho que resaltar, y eso es bueno, no se necesita más. Los asientos son muy cómodos y eso es algo que siempre se agradece. El infoentretenimiento corre a cargo de una pantalla central que crece en relación con los acabados del X Cross. El espacio en las plazas traseras es algo justo para unos pasajeros que sean muy grandes, pero caben perfectamente.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.