Buscar

Prueba del DS 9 E-Tense 360 4x4 y 250

El que fue el tercer modelo en la gama de DS es ahora el que más opciones enchufables ofrece con la llegada de estas dos versiones, tanto la sencilla de tracción delantera como la más prestacional, de tracción total.

Como todo híbrido enchufable, el DS 9 E-Tense en todas sus versiones ofrece diferentes modos de conducción. Desde el suave modo eléctrico al energético modo “Sport”, en el que los motores reaccionan a la vez cuando aceleramos con fuerza. Pero si lo que queremos es maximizar ambas energías hay que usar el modo “Hybrid”. Aquí es el coche el que elige si hay que tirar de la batería para que el motor eléctrico dé vida a las ruedas o si el motor gasolina debe sudar para mover el conjunto mientras descansa la batería. ¿Cómo sabemos que se usa? Salvo que llevemos la pantalla de “Energía” en la instrumentación digital o la pantalla central, podemos identificarlo con el color del velocímetro, cuando los números sean blancos el motor eléctrico está parado, cuando sean azules, está impulsando al vehículo sin emitir gases.

La otra cualidad es la de las prestaciones. Estas obviamente ganan por ventaja en la versión de 360 CV. A diferencia de las otras opciones híbridas enchufables, tanto la de 225 CV ya existente previamente en la gama como la nueva de 250 CV, la más potente suma un motor eléctrico más.

Este es de 113 CV, ubicado en el eje trasero, y permite reducir el tiempo de aceleración de 8,1 segundos en el 0 a 100 km/h a solo 5,6 segundos, por lo que si, este DS 9 E-Tense será rápido, y aunque se nota, su concepción como berlina premium refinada nos aísla un poco de esas prestaciones a cambio de un confort mayor cuando no estamos adelantando camiones, llegando tarde a algún sitio o simplemente dando rienda suelta a sus 360 CV.

Es decir, aunque aquí parezca que hay prestaciones deportivas, ya que el esquema mecánico es el mismo del fabuloso Peugeot 508 PSE, su planteamiento es bastante diferente. ¿Qué quiere DS con este híbrido enchufable tan rápido como un compacto deportivo de primer nivel? Un extra de prestaciones y estatus para sus clientes del DS 9, que a fin de cuentas son un segmento algo conservador y fiel, siempre con cabida para versiones de gran potencia. Y estas versiones son las que más se disfrutan, porque aunque apenas te enteres de lo rápido que vas con una berlina de 4,9 metros de largo, ciertamente te invitan a exprimir sus prestaciones y te sientes cómodo yendo veloz, aunque no sea su carta de presentación.

Con la versión de 250 CV del DS 9, sin el motor trasero eléctrico pero los mismos 200 CV del motor térmico, nos gusta más buscar la eficiencia y disfrutar del confort de marcha de este coche. Y es que estas versiones llevan de serie la suspensión DS Active Scan Suspension, así que en la mayoría de situaciones apenas hay perturbaciones a bordo, la carrocería copia con acierto las inclinaciones del asfalto y a alta velocidad en autopista sientes una agradable conexión. Otro apunte, la dirección tiene un peso correcto y es bastante directa, aunque no transmite tanto lo que ocurre bajo sus llantas de 20".

¿Alguna diferencia más aparte del motor extra?

El DS 9 de 360 CV y 520 Nm también conlleva mejoras de chasis. Por ejemplo, los frenos son más grandes, firmado por la división DS Performance, con nada menos que 380 mm de diámetro y pinzas de 4 pistones delante. Funcionan con la contundencia que esperas, eso sí, después de hundir el pie lo suficiente para sobrepasar la frenada regenerativa y que empiece la hidráulica, así que tienes que anticiparte un poco.

También es 15 mm más bajo delante y 5 mm detrás que los demás DS 9, y aunque ir rápido es coser y cantar con la tracción total, llevarlo en modo “Sport” no es sinónimo de deportividad sino de reaccionar rápido al acelerador. En palabras de la propia DS, el objetivo era hacer un gran turismo, no una berlina deportiva, algo que se confirma al volante después de ir rápido por carretera secundaria y autovía.

¿Cuánto recorreremos sin gastar gasolina?

DS anuncia 61 km para el DS 9 E-Tense de 250 CV, ya que lleva una batería de 15,6 kWh, hasta 71 km si su conducción fuera solo por ciudad. Nos gustaría decir que nos acercamos a esa cifra, pero la ruta por las inmediaciones de Niza no fue óptima para comprobar su rango, ni su consumo medio homologado de 1,1 l/100 km.

En el DS 9 de 360 CV y 4x4 la batería es más pequeña, de 11,9 kWh, para dejar hueco al motor eléctrico adicional, por lo que su autonomía se queda en 48 km. Eso sí, ambos tienen el mismo maletero de 510 litros, con una boca de carga ancha y un espacio plano. Una vez se agotan sus baterías podemos recargarlo en solo 2 horas prácticamente si la toma de carga es de 7,4 kW de potencia.

¿Algún cambio?

No en el DS 9 E-Tense 250, que luce igual de elegante y sofisticado que una versión de 225 CV gasolina. En el DS 9 más potente solo se suma el emblema 4x4 en su zaga, y ambas versiones están disponibles desde el acabado Performance Line +, de corte deportivo e interior en microfibra, o Rivoli +, por lo que vienen bastante más equipados que muchos rivales Premium. Lo cual es una buena noticia atendiendo a su precio. La versión E-Tense 250 arranca en 58.400 euros, y el 360 CV 4x4 lo hace en 67.700 euros.

DS 9 E-Tense, veredicto

Si la firma gala quería resaltar sus atributos a golpe de electrificación, en estas berlinas enchufables lo ha conseguido. No buscan ser referencia en deportividad, que no te engañen sus números. Son compañeras de viaje sofisticadas, tecnológicas y sobre todo cómodas con las que ganar todas las ventajas de un híbrido enchufable sin descuidar el carisma y las bondades de una buena berlina. DS se atrevió a retomar las berlinas y acertó con este “9”, ahora se atreve a no equiparlo con diésel a cambio de ofrecer tres versiones enchufables diferentes, con las que si sabemos jugar y cuándo cargarlas podremos hacer prácticamente sus mismos consumos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.