Buscar

El Mercedes EQE se une a la familia eléctrica con hasta 590 km de autonomía

Este nuevo SUV eléctrico mide 4,8 metros y se comercializa en cinco niveles de potencia, incluyendo dos versiones firmadas por AMG. Además anuncia hasta 590 km de autonomía.

Su producción comenzará a finales de año y las primeras entregas se esperan para comienzos de 2023.

La gama eléctrica de Mercedes crece tan deprisa que hay que concentrarse un poco para estar al día. Este es el cuarto modelo de la gama que emplea la plataforma eléctrica EVA tras las berlinas EQS y EQE, y el EQS SUV. Este EQE es por tanto la variante SUV de la berlina EQE. No obstante es más compacto que la berlina y, con 3.030 milímetros, tiene una distancia entre ejes nueve centrímetros menor.

Todas las versiones del EQE SUV llevan la misma batería con de 90,6 kWh de capacidad útil. En estos modelos la dirección al eje trasero y la suspensión neumática es opcional, y permite elevar la altura del coche hasta 30 milímetros. Además las versiones 4Matic disponen del programa Off Road. Las versiones disponibles son las siguientes, siendo la básica la única con un solo motor y tracción trasera: EQE 350+ (288 CV), EQE 350 4Matic (288 CV), EQE 500 4Matic (400 CV), EQE 43 4Matic (476 CV) y EQE 53 4Matic+ (687 CV).


A nuestros lectores les motivarán especialmente estas dos últimas, centradas en las prestaciones. En palabras de Philipp Schiemer, Presidente del Consejo de Administración de Mercedes-AMG GmbH, “el SUV AMG EQE es otro hito en nuestro futuro de la conducción. El nuevo modelo es nuestro primer SUV totalmente eléctrico y el tercer vehículo de altas prestaciones que hemos podido realizar como derivado de la plataforma eléctrica Mercedes-EQ. Con su interior variable y su tracción total de alto rendimiento, es el vehículo eléctrico más versátil de Mercedes-AMG. Un auténtico todoterreno”. El directivo considera que el formato compacto del SUV EQE, la corta distancia entre ejes y el concepto de conducción orientado a las prestaciones constituyen el punto de partida perfecto para hacer realidad una experiencia de conducción ágil y emocional con las soluciones específicas de AMG. Esto afecta especialmente al sistema de propulsión, el tren de rodaje, los frenos y la sonoridad. “De ese modo brindamos a nuestros clientes la posibilidad de disfrutar de la Driving Performance típica de la marca”, apunta Jochen Hermann, gerente técnico de Mercedes-AMG GmbH.


La potente cadena cinemática eléctrica (eATS), formada por un motor en el eje delantero y otro en el eje trasero, hace posible además una tracción integral completamente variable, que convierte de forma ideal la fuerza de propulsión en prestaciones en cualquier situación de conducción. La escala de potencia abarca desde los 350 kW (476 CV) del EQE 43 4Matic hasta los 505 kW (687 CV) del EQE 53 4Matic+ con el paquete opcional AMG Dynamic Plus. El par máximo desarrollado es de 858 a 1.000 Nm.

Los motores eléctricos específicos de AMG que se montan en el eje delantero y en el eje trasero son grupos síncronos de excitación permanente (PSM) y trabajan con un equipo de mando y una armonización específicos de AMG. El SUV EQE 53 4Matic+ utiliza motores eléctricos específicos de AMG con bobinados adaptados, otros paquetes de placas, corrientes más altas e inversores adaptados. Esto permite operar con una mayor velocidad del motor y, por consiguiente, una potencia aún mayor, algo que se aprecia especialmente en su capacidad de aceleración y en la velocidad máxima que puede alcanzar el vehículo.

La batería se ha adaptado al concepto general de AMG el sistema de gestión del EQE 53 SUV. En los programas de conducción Sport y Sport+, todos los parámetros están optimizados para mejorar las prestaciones. En el programa de conducción Comfort se prioriza en cambio la autonomía. Esta generación de baterías se distingue por una elevada densidad energética, y opera con una potencia de carga especialmente alta. Una ventaja adicional de la nueva generación de baterías son los tiempos de carga cortos. El acumulador de energía permite la carga con corriente continua en estaciones de carga rápida con una potencia de hasta 170 kW. En este caso, la electricidad para hasta 170 kilómetros (WLTP) puede cargarse en tan solo 15 minutos. Gracias al cargador de a bordo, el AMG electrificado puede cargarse en el propio domicilio o en estaciones de carga públicas. A esto se suman programas inteligentes de carga, que pueden activarse automáticamente en función de la ubicación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.