Buscar

Prueba Mini Cooper SE: a la conquista de Miami

Atascado en una intersección en la ciudad de Miami, entre camionetas Super Duty F-250 levantadas y Mustang descapotables de alquiler, el Mini Cooper SE espera paciente a que fluya la circulación. Los camioneros y los que buscan desesperadamente el sol, no pueden ocultar su sorpresa cuando un impostor eléctrico entre tanta gasolina se aleja silenciosamente más rápido de lo que podían soñar.

A pesar de sentirse un extraño entre el tráfico de Miami, los nuevos Mini están como en casa en la ciudad, mezclándose con el glamour y los rascacielos de vidrio, y abriéndose paso por las calles de asfalto claro con las paredes llenas de grafitis. Entre estos colores, el Mini Cooper SE se da un aire retro.

Mini Cooper SE

Se fabricará en Oxford (UK) y por ahora solo en versión de tres puertas, con iguales dimensiones, pero con 18 mm más de altura libre al suelo. Hablando de su aspecto, mantiene su diseño aunque con leves cambios estéticos. En el morro, por ejemplo, tenemos la parrilla cerrada en acabado gris y la opción del relieve en el color energetic yellow. Las llantas son de 16 o 17 pulgadas, y las que Mini nos mostró en vivo eran las opcionales de 17 pulgadas, llamadas Electric Spoke, que van más carenadas y tienen el cubrebujes con el filo amarillo.

Mini SE

En su zaga destaca la ausencia de escapes, con el consiguiente difusor ocupando el paragolpes trasero, el logo de la versión eléctrica y la “S” de Cooper S en amarillo. En el interior hay novedades más sencillas. Lo primero que vemos es el nuevo display digital para la instrumentación, que tendrá varios modos de visualización, con marcadores para la carga de la batería y el uso de la energía. También hay en la consola central un botón para regular la frenada regenerativa que consta de dos modos, y en lugar de palanca manual, el freno de mano pasa a ser eléctrico.

En cuanto a su esquema eléctrico, tiene un motor delantero de 184 CV y 270 Nm, que junto a la batería permite recorrer 234 km de distancia, en ciclo WLTP. Para cargar la batería, la opción que menos tiempo requiere es en una toma de carga rápida, para la que ya va preparado de serie. En tomas de hasta 50 kW podremos recargar en 35 minutos. En una de 11 kW el tiempo será de 2,5 horas, mientras que en casa, en una toma de 2,3 kW, necesitaremos 12 horas. Todos estos tiempos son para llegar al 80% de la carga, para el 100% se tardaría más.

Mini Cooper SE

Además, mantiene su espacio interior, ya que las baterías van ubicadas bajo el suelo entre los asientos delanteros y hacia los traseros en forma de “T”. Esto permite mantener también la capacidad del maletero, de 211 litros y con el doble fondo de serie. La diferencia de peso con las baterías es de 125 kg más, comparado con un Cooper S Automático. Mini ha decidido simplificar las cosas para sus acabados en el Mini Cooper SE, que serán cuatro. El primero, el Acabado S, consta de asientos de tela, faros Led, sistema de navegación con Apple CarPlay, podrás elegir entre gris o blanco para la carrocería y con llanta de 16 pulgadas. Su precio son 33.950 euros.

El siguiente nivel, el Acabado M, añade a elegir los colores rojo, verde y negro, más opciones de llantas y otros elementos, y sube el precio a 36.500 euros. En el Acabado L, la tapicería interior es de cuero, lleva de serie la llanta de 17” y Head-Up Display entre otros elementos, con un precio de 39.000 euros. Por último, el Acabado XL, que añade techo solar, todas las opciones de llantas, montando de serie una multirradio en dos tonos, y otros elementos, con un precio de 41.000 euros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.