Buscar

Prueba Toyota RAV4 Plug-In, 306 CV enchufables cómodos y seguros

Los reyes de los híbridos empiezan a evolucionar en electrificación, con un segundo modelo híbrido enchufable en su gama, uno muy importante, pues es todo un líder de su segmento en el mundo. Y es que este Toyota RAV4 Plug-In es la versión híbrida enchufable del modelo, que apuesta por una buena autonomía eléctrica, tracción total y la calidad de la marca.

3 motores, tracción total y prestaciones de compacto deportivo

Como en muchos híbridos enchufables, los números son tan atractivos como esa carrocería bitono que luce en su acabado alto. Toyota incrementa de potencia el tren motriz del RAV4 Hybrid 4WD-i y mejora la compenetración de los tres motores.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

Por un lado el gasolina ahora produce 185 CV, el motor eléctrico delantero pasa de 88 a 134 kW (180 CV) y el trasero mantiene los 40 kW de potencia (54 CV). En total tenemos 306 CV y cuando los usa este RAV4 puede pasar de 0 a 100 km/h en 6 segundos.

Pero luego en carretera es otra historia. No es un SUV híbrido enchufable deportivo, ni pretende serlo, sino un coche grande, cómodo y con potencia suficiente para adelantar con pasmosa facilidad a cualquier vehículo que nos encontremos en carretera secundaria.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

El peso extra en el Toyota RAV4 Plug-In respecto a su hermano híbrido convencional es de 260 kg, así que las frenadas, los cambios de apoyo y las curvas cerradas requieren una adaptación y previsión, aunque es noble de reacciones gracias a un centro de gravedad 20 mm más bajo que el modelo citado.

¿Cómo gestiono esos 306 CV y 75 km de autonomía?

Toyota ha introducido una batería de 18,1 kWh en este RAV4, que no va en el suelo, sino justo debajo, así que no perdemos espacio interior, pero no olvidemos esto cuando pasemos por algún camino roto.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

Con ello la autonomía declarada son 75 km, 98 si se usa solo en ciudad, lo cual dice mucho de su capacidad de gestionar la energía. El consumo medio por otro lado es de 1 l/100 km, si no hay ningún enchufe en kilómetros a la redonda esa cifra será de 6,6 l/100 km sin carga en la batería.

De normal el coche al arrancar usará el Modo EV, 100% eléctrico y limitado a 135 km/h, que a diferencia de otros PHV, no permitirá la entrada en acción del motor térmico aunque pisemos a fondo con todas nuestras ganas.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

En este modo los dos motores eléctricos son suficientes para mover el coche, es más, incluso solo con el delantero el RAV4 es ágil en ciudad y mantiene bastante bien la velocidad en autopista, además de ganar el plus de silencio a bordo, que también es mayor en esta versión porque Toyota ha aumentado el aislamiento acústico en el coche.

Sorprendente lo suave que es cuando el motor eléctrico deja de actuar en solitario y sube al escenario de la potencia y la velocidad el motor gasolina, no hay tirones, ni ruidos raros, salvo que pisemos a fondo en otro modo que no sea el eléctrico y el cambio CVT haga cantar al motor térmico todo lo alto de vueltas que pueda.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

Si queremos desplegar los 306 CV es mejor ir en el modo AUTO EV/HV, un modo automático de toda la vida donde el Toyota RAV4 Plug-In tendrá predilección por la energía eléctrica, conectando el térmico cuando considere, como aceleraciones fuertes, salidas desde parado o alguna cuesta en la que podamos perder velocidad.

Después está el Modo HV, un modo en el que pasa a ser una especie de RAV4 Hybrid más potente, ya que restringe el uso de la batería para mantener el porcentaje carga de ese momento. Eso si, si pisamos a fondo todos los motores ayudarán en ese momento.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

Y por último un modo CHG, o carga en marcha, con el motor de gasolina cargará la batería. Esto incrementará el gasto de combustible pero nos concederá unos valiosos km de autonomía eléctrica por si tenemos que entrar a alguna ciudad con severos protocolos anticontaminación.

No es el más recomendable, ya que la batería se carga en 7 horas y media en un enchufe normal, y en 2 horas y media en un Wallbox de 7,4 kW de potencia, pero para un momento puntual, nos ayudará. En nuestra prueba hemos usado este modo unos 15 minutos y hemos ganado unos 10 km de autonomía circulando por una vía secundaria a ritmo alto.

¿Hay algún cambio estético?

Además de la tapa extra para la carga eléctrica, situada en el lado contrario a la de gasolina, el derecho en este caso, hay varios detalles nuevos que Toyota ha querido introducir para diferenciarlo de los RAV4 no enchufables.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

Las llantas de 18 y 19″ tienen su propio diseño, como también lo tienen la parrilla, los paragolpes con inserciones en negro brillo. También hay un logo Plug-In Hybrid en el portón del maletero. Este por cierto pasa de 580 a 520 litros en esta versión.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

Por dentro hay mejoras de equipamiento y algún elemento especial, como las costuras rojas para los asientos, el sistema Touch 3 para el sistema multimedia y una instrumentación específica ya que incluye el indicador de carga de la batería.

Hay siete colores a elegir en el acabado base y en el superior el techo es negro pero solo hay 5 colores disponibles.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

En cuanto al equipamiento de partida es el Advance de la gama RAV4 pero con algún elemento extra, incluyendo arranque y apertura sin llave, faros Bi-LED o asientos calefactados delante y detrás entre otros elementos. En opción se puede añadir un pack de 3.000 euros que incluye tapicería de cuero y techo panorámico.

Prueba Toyota RAV4 Plug-In

El acabado alto es el Style Plus, con una pantalla que pasa a 9″ a bordo, Head-Up Display, cargador inalámbrico de móvil, etc.

Los precios empiezan en 49.500 euros para el Toyota RAV4 Plug-In de equipamiento Advance, y 58.300 euros para el Style Plus.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.