Buscar

Prueba Porsche Macan Turbo 2019, mejorando lo presente

El Porsche Macan regresa con el modelo Turbo en un mercado donde los SUV cada vez tienen más protagonismo, teniéndose que enfrentar así a la competencia como el BMW X3 M y Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio. Sin olvidarnos del Mercedes-AMG GLC43 y el Audi SQ5 que cuenta con motor diésel, rivales más baratos, pero no tan potentes como este Macan Turbo.

Si buscas un Macan Turbo, tendrás que desembolsar un mínimo de 106.037 euros sin incluir la extensa y costosa lista de opciones que ofrece. Alrededor de 20.000 euros más que un Macan S.  Aún así el Macan Turbo es en realidad menos costoso que el X3 y el Stelvio, pero por poco margen.

Porsche ha incluido su sistema Porsche Surface Coated Brake (PSCB) como estándar en el Macan Turbo, un avance tecnológico visto por primera vez en el último Cayenne. En resumen, los discos están recubiertos con carburo de tungsteno que, según Porsche, aumenta la respuesta y la fricción del freno, y emite hasta un 90% menos de polvo de freno. Los cerámicos de carbono son un extra opcional con diferente precio.

Por otro lado, la suspensión de acero con amortiguadores adaptativos es estándar; pero las cámaras de aire autonivelantes son una opción más a parte.

El Turbo consigue un aspecto más agresivo incluyendo así un alerón trasero de doble nivel. En un intento en vano de vincularse con el 911, presenta un volante de menor diámetro como el automóvil deportivo con motor trasero: 360 mm en lugar de los habituales 375 mm.

En el interior, todos los Macan Turbo tienen asientos deportivos eléctricos de 18 vías, el techo interior de Alcántara y un sistema de audio Bose asociado al sistema de infoentretenimiento de 10.9 pulgadas.

Porsche asegura un sprint de 4.3 segundos para el 0 a 100 km/h si usa la función de Launch Control dentro del paquete Sport Chrono, 4.5 segundos si no lo hace.

Macan Turbo

El rango de potencia del V6 también es amplio, por lo que manteniendo al menos 3,000 rpm se podrá tener todo el conjunto de herramientas del motor del Macan para su disfrute.

Aunque el V6 sea deportivo, a bajas revoluciones pasa bastante desapercibido para pasear por la ciudad cómodamente, pero según va aumentando a medio rango y a altas revoluciones por minuto, el sonido intenso y poderoso se incrementa y crece.

La unidad de pruebas llevaba todas las opciones orientadas al rendimiento, incluida la suspensión neumática, un diferencial trasero electrónico (Porsche Torque Vectoring Plus), el paquete Sport Chrono (control de salida, cronómetro y pantallas de rendimiento) y Power Steering Plus (que reduce la resistencia del volante a bajas velocidades).

Porsche Macan Turbo interior

Porsche es uno de los pocos fabricantes que puede hacer que la dirección asistida eléctrica parezca hidráulica. Sus reacciones a tus órdenes son inmediatas, solo por detrás en repuesta a lo que ofrece el Stelvio Quadrifoglio, pero parece menos artificial que un X3 M. Y este es coche que no necesita dirección en las ruedas traseras, algo que se ofrece en el resto de los coches más grandes de Porsche.

Una combinación de la suspensión neumática autonivelante y el sistema de selección de modo de conducción significa que puedes pedir las llantas de 21 pulgadas y conducirlo en superficies llenas de baches. La amortiguación más firme o en Sport Plus elimina el balanceo.

Macan Turbo

Incluso siendo el Macan Turbo de tracción total, da mucho juego la opción de poder poner el sistema de transmisión en su modo más deportivo o desactivar el control de tracción.  Estos frenos recubiertos son ideales para detenerlo, con una sensación en el pedal de peso pero muy progresiva, que lo hacen perfecto para la conducción diaria.

Aún así, nos sentimos atraídos por la capacidad de la opción de frenos carbocerámicos, pues confías en ellos mucho más cuando conduces a un ritmo fuerte, y son más llevaderos cuando no conduces a la velocidad del sonido que los del Alfa.

Macan Turbo

El único inconveniente de este Macan es el precio, pues aunque el de partida sean esos 106.000 euros, debemos tener en cuenta que no lleva ningún extra. Y ¿quién se compraría un Porsche sin sumarle alguna de las muchas opciones con las que cuenta? Pese a esto es un automóvil genuinamente rápido, cómodo, con capacidad para cinco personas, para adaptarse al equipaje, y para hacer cualquier cosa.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.