Buscar

Maserati devuelve el apellido Royale a su gama con 100 unidades exclusivas

A Maserati siempre se la compara con la elegancia y la deportividad italianas. Pues bien, en esta ocasión es la primera característica la que más protagonismo tiene, y es que la firma del tridente vuelve a poner sobre un modelo el apellido Royale, en este caso no solo en el Quattroporte como fue en su momento, sino también en el Levante y el Ghibli.

Maserati Quattroporte Royale

Pura exclusividad

Esta edición Royale de Maserati pretende rendir homenaje al patrimonio histórico de la casa italiana, y llega a los modelos de la actual gama con motor V6 que tienen en el mercado. Además será una serie limitada a 100 unidades del Maserati Quattroporte, Levante y Ghibli Royale. El V6 podrá ser el diésel de 275 CV o el gasolina de 350 y 430 CV.

Para los modelos Royale solo hay dos opciones de colores disponibles y exclusivos para la versión, el Blu Royale y Verde Royale. En el Levante Royale se equipan las llantas de 21″ Anteo en color Antracite y Titano color Antracite en el Ghibli y Quattroporte, junto a pinzas de freno en color plata.

Maserati Royale gama

Interior a otro nivel

Pero si algo caracterizaba a este edición era su cuidado interior. Los modelos Royale partirán de la versión GranLusso, y están disponobles en PELLETESSUTA ™ Zegna color Cuero o en piel Pieno Fiore bicolor Negro/Cuero. Esto es un tejido en piel entrelazada que solo los modelos del tridente llevan, y está elaborado con finas tiras de piel Napa.

Maserati Royale Interior

Tampoco faltan elementos en acabados de alto brillo o la placa que recuerda que es una serie limitada «One of 100». Además Maserati equipa el equipo de sonido Sound System Bowers & Wilkins, techo solar eléctrico y cristales oscurecidos.

Para aumentar aún más su distinción, Maserati también incluye de serie los paquetes Cold Weather, Premium y Driving Assistance Plus, por no hablar de los sistemas de asistencia a la conducción que ya había en la gama del Levante, el Quattroporte y el Ghibli.

Quienes encarguen su Maserati Royale empezarán a recibirlo en marzo de este año, con un precio de 115.000 euros para el Ghibli, 126.300 euros en el Levante y 149.000 euros en el Quattroporte.

El primer Maserati Royale

Maserati Royale 1986

Este apellido tan carismático nació en 1986, cuando se introducjo en el restyling del Quattroporte de tercera generación. De él se toma la inspiración de los colores azul y verde para el exterior, o ese interior de calidad suprema, ya que llevaba los asientos en piel y mucha madera en el salpicadero y las puertas. En este caso la mecánica era un V8 de 4.9 litros de 300 CV, y solo se hicieron 51 unidades, algunas de ellas las poseían celebridades y políticos de la época como Pavarotti.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.