Buscar

Cupra León E-Racer y Cupra León Competición: rendimiento por bandera

CUPRA ha presnetado su nueva generación de vehículos desarrollados para los circuitos: el Cupra León E-Racer, 100 % eléctrico, y el turismo de carreras CUPRA León Competición

Estos dos vehículos de carreras aportan una nueva dimensión a sus respectivos terrenos de competición y encarnan los valores de la marca CUPRA, preparada para luchar por la victoria en todos los circuitos.

La propulsión eléctrica del Cupra León E-Racer es la base de la estrategia de competición de CUPRA, y los ingenieros de la marca han desarrollado el primer coche de carreras 100% eléctrico, preparado para el nuevo campeonato E-TCR.

Cupra León E-Racer: máxima competitividad

El Cupra León E-Racer es un vehículo de carreras desarrollado para redefinir la competición. Genera una potencia máxima combinada de 680 CV (500 kW) y ofrece 960 Nm de par máximo, gracias a su batería de refrigeración líquida de 65 kWh de capacidad, y a sus cuatro motores eléctricos situados sobre el eje trasero. El CUPRA e-Racer incorpora un sistema de control vectorial del par motor dirigido al eje posterior, que adapta dicho par entre la rueda interior y la exterior a la curva, para ofrecer el máximo rendimiento en todo momento.

Cupra León E-Racer

El CUPRA e-Racer se ha diseñado para llevar la experiencia de la competición al siguiente nivel. La aerodinámica, el rendimiento, y el diseño dan forma al modelo eléctrico de competición, que se ha desarrollado para que el aire circule con mayor fluidez por la carrocería del vehículo, y así mejorar sus prestaciones y comportamiento. 

Presenta una apariencia más deportiva al haber bajado la altura de la carrocería, así como ensanchado sus pasos de rueda. El frontal presenta una mínima resistencia aerodinámica, mejora el flujo de aire generando una cortina por encima del logotipo CUPRA (en ausencia de parrilla delantera), y a través de un innovador diseño de sus paragolpes y el capó. Asimismo, los paneles laterales incorporados facilitan el flujo de aire a lo largo de la carrocería. Quizá el más arduo trabajo ha sido la colocación de las baterías a lo largo de todo el fondo plano del CUPRA e-Racer, consiguiendo así un centro de gravedad extraordinariamente bajo.

En 2021 entra en escena el nuevo campeonato E-TCR, una competición diseñada específicamente para turismos eléctricos de carreras. El nuevo formato, la duración de la carrera y los nuevos retos para los pilotos, los equipos y los aficionados, pondrán de manifiesto las diferencias que presentan las competiciones de carreras eléctricas, en las que quedará patente la intensidad y la emoción que genera esta tecnología.

CUPRA León Competición

El Cupra León Competición ha sido diseñado para competir tanto en los campeonatos mundiales TCR, como en carreras de resistencia.

El nuevo CUPRA León es la base del León Competición, que refuerza el vínculo entre el asfalto y la pista, e incluye mejoras aerodinámicas en el diseño de la carrocería, que le permite mejorar el flujo de aire y aumentar la carga aerodinámica. Cuenta con una geometría de chasis diseñada específicamente para el modelo, que reduce el peso, aporta rigidez y permite una mayor personalización para cada equipo y piloto. Así, dispone de componentes más ligeros y una distribución de pesos más equitativa y eficiente.

La esencia de este coche de carreras es un motor de 2.0 litros turboalimentado de gasolina, que ofrece 340 CV (250 kW) a 6.800 rpm y un par máximo de 410 Nm en casi todo el rango de revoluciones del motor. Asociado a una transmisión secuencial de competición de seis velocidades, permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos y ofrece una velocidad máxima de 260 km/h.

El chasis se puede adaptar a las condiciones de cada carrera, lo que supone una ventaja para los equipos en cada ocasión. El CUPRA León Competición incluye una arquitectura de suspensión delantera de tipo McPherson, que permite ajustar la altura, el ángulo de inclinación, la convergencia, el ángulo de avance vertical, el ángulo Ackermann y la anchura de vías. Asimismo, la suspensión trasera es de tipo multibrazo independiente, y permite  modificar la altura, el ángulo de inclinación, la convergencia y la anchura de vías. También se ha diseñado para instalar y modificar barras antivuelco delanteras y traseras.

Cupra León E-Racer

Podremos ver estos nuevos modelos de competición en el Salón de Ginebra 2020 que da comienzo en marzo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.