Buscar

Clientes AMG: mucha afición

En todas las concentraciones de la 6to6 nunca falta un AMG. En AutoBello
también suelen ser habituales y entre nuestros lectores hemos
encontrado numerosos propietarios. Estas son sus impresiones.

Eduardo; GT R

Yo nunca fui muy fan de Mercedes. Tuve un SLK cuando me gustaban los descapotables y nunca pensé en tener un AMG. Sus principales competidores se dedicaban a fabricar solo deportivos exclusivos mientras AMG se centraba en un cliente más generalista.

Eso fue hasta que sacaron los AMG GT. Cambié de manera de pensar radicalmente. Lo que más me gusta es la potencia de su motor y su brutal frenada. Sin olvidar lo que ve todo el mundo: un diseño agresivo, los backets de competición, jaula interior… como un coche de carreras. Y su incomparable color Green Hell. ¡No me digas que no es espectacular!

Rafa García; GT C

Cuando visité la fábrica AMG y vi con qué mimo y delicadeza montaban los motores a mano, me dije: “Algún día tendré uno, tiene que ser una experiencia única conducir un AMG y oír ese sonido bronco”. Y llegó el día en que vi mi coche y dije: “Este no se me escapa”, y así fue.

Es un coche muy cómodo para el día a día y desde luego es espectacular, tiene una línea atemporal. Hace girar los cuellos allí por donde pasa, y tiene una conducción fácil. Resumiendo, un deportivo excelente y de ensueño.

Carlos; G63

Siempre he sido amante de Mercedes-Benz y en mi opinión, AMG consigue potenciar las cualidades más dinámicas de la marca: deportividad, robustez y exclusividad. Es la combinación perfecta y además… se puede usar a diario. ¿Qué más se puede pedir?

Jaime; GT R

AMG

Os cuento mi grandísima experiencia como utilitario de un Mercedes AMG GT R. Un vehículo que me sorprendió nada más ver su espectacular apariencia y una línea tan agresiva, pero que a la vez es tan elegante.

Al entrar en su habitáculo me dejó sorprendido y alucinado de la sensación que te da a la hora de la conducción como vehículo de diario. También cuando quieres un gran deportivo puedes disfrutar de él al máximo, de su espectacular sonido y la potencia de un motor biturbo de 585 CV que te hacen sentir la verdadera bestia que llevas en las manos.

Sin duda un vehículo supercompleto, por lo que solo puedo concluir que la experiencia vivida con este AMG GT-R es espectacular.

Ismael; GT R Pro

Llevo años detrás de un Mercedes Benz GT R y cuando vi que sacaron el modelo Pro ya no dudé en comprarlo. Me encanta conducirlo. Es un coche muy versátil y dentro se respira un ambiente de carreras, la suspensión y la aceleración que tiene es brutal.

Josep, 29; GT R Pro

Tenía un C 63 y cambié por tener algo un poco más de circuito. Me gustaba mucho hacer circuito y con el C no era lo mejor. En circuito el GT R Pro es una bestia, es su hábitat natural.

Lo elegí porque nada más verlo me lo quedé, fue amor a primera vista, y ya que era una edición limitada. AMG ahora mismo es de lo más fiable, cero problemas y buena recepción en cualquier punto de España con su amplia red de concesionarios.

Xavi Beltrán; SLS Black Series

AMG

AMG, la gran desconocida. La mayoría de aficionados al motorsport conocen marcas como Ferrari o Porsche, pero solo unos pocos afortunados conocen lo que hay detrás de esas tres letras legendarias.

Una marca nacida en los circuitos y actual campeona del mundo de F1 que destaca por un equilibrio perfecto: adrenalina en niveles extremos; fiabilidad sin igual, irrompible; facilidad de manejo; lobo con piel de cordero…

Solo tiene que probar uno para saber que es el coche definitivo para los amantes de los deportivos. He tenido la suerte de conducir varios de ellos y ahora acabo de estrenar un AMG GT Black Series. Os puedo asegurar que es, sin duda, el mejor coche que he tenido en mis manos.

Pince; AMG GT R

AMG

AMG son tres letras que para mí siempre han significado deportividad, nervio y personalidad. Tres cualidades que hacen de un deportivo destacar entre los demás. Después de haber tenido modelos muy diversos de deportivos, decido apostar por un coche cañero, con nervio y que no me lo ponga tan fácil. Tras comprar el AMG GT R hace dos meses, he comprendido esa frase de “O lo amas, o lo odias”.

En este caso, opté por la primera opción nada más subirme. La sensación que me transmitió su interior, su V8 rugiendo a 7.000 revoluciones por minuto y esa agilidad de infarto hacen de este coche un sueño para quien lo conduce.

Josep; GT C Cabrio

Si a uno le gustan los coches, una vez en la vida tiene que tener un AMG, ahí es cuando te das cuenta que has llegado a ese punto en el que sabes apreciar los pequeños detalles que te permiten disfrutar de momentos irrepetibles. No es lo que te pueda contar de este coche, ¡es lo que no te puedo explicar!

José; GT C

Fue amor a primera vista. La línea estética de AMG GT C me impresionó porque define a la perfección la radicalidad que supone conducir un monstruo de 557 CV con la imprevisibilidad de encontrarte ante un coche distinguido.

El vínculo que creas con él desde el primer momento hace que te identifiques no solo con él sino con lo que significa dentro del mundo de los coches deportivos. Un coche que combina las sofisticadas tecnologías de un fórmula 1 con la sobriedad, elegancia y notoriedad que suponen llevar un AMG fuera de un circuito.

Luis Miguel López; GT R

AMG

Soy cliente de Mercedes desde hace unos cuantos años, en la actualidad todos los turismos que tengo en el garaje son de la marca.

El AMG GT R lo adquirí hace un par de años, es un coche deportivo y muy polivalente, a mí en concreto me gusta llevar un deportivo pero sin renunciar en absoluto a la comodidad, tanto interior como de volumen de equipaje.

Es muy importante encontrar el balance en un deportivo, y este modelo lo tiene. Sin ir más lejos, hace poco hicimos un viaje de 8 días por toda Europa, el coche ha tenido un comportamiento genial. Cómodo, dinámico, y con un puesto de conducción casi encima del tren trasero que me fascina.

Juan Pablo; GT R Roadster

AMG GTR. cabrio

Lo que más me gusta de mi GT R es que tiene la estética más agresiva, pero que fuera descapotable, para disfrutar más. El GT C era poco para mi. Conseguí el último matriculado en toda Europa. Estamos encantados con el coche por el sonido, su amplitud y ese toque exclusivo de edición limitada y descapotable. De AMG me quedo con su deportividad y ese sonido único del V8. Es una maravilla de conducción.

Jordi; GT Black Series

AMG GT Black Series

Uno de los placeres de nuestra era es disfrutar de coches como mi AMG Black Series, uno de los poquísimos privilegiados de bajar de 7 minutos en Nordschleife, la apabullante potencia y el bramido del motor hace que me sienta al conducirlo como el mismísimo “Schumi”… una bestia con mayúsculas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.