Buscar

Citroën tiene su propio rumbo: entrevista a Vincent Cobée

Vincent Cobée (51) es al mismo tiempo alegre y críptico. También tiene un toque de filósofo, muy apropiado dada su nacionalidad y la marca de automóviles que dirige. En definitiva, está impregnado de un pensamiento original que un día hizo destacar a Citroën.

Citroën

Esta originalidad ahora fluye a través de dos de los pilares de la gama: el utilitario eléctrico de movilidad compartida Ami y el crossover C5 X, que combina elementos de berlina, familiar y crossover para crear un concepto distinto en el mercado.

Entramos en lo que llamo Citroën 2.0, es decir, Ami, híbridos enchufables, el nuevo C4 con versión totalmente eléctrica y el que viene a continuación [C5 X], que es algo así como un gran sedán”, resume el CEO de la marca.

“Me gusta la analogía con el deporte: nos recuperamos, ganamos credibilidad y ahora estamos empezando a correr al máximo nivel. Y cuando Citroën comienza a correr, lo hace con un rumbo diferente, paralelo al resto del mundo”.

Tiempos de gloria que ahora inspiran a Citroën

En su mejor momento, Citroën creó coches pioneros como el
11 Ligero (Traction Avant en el resto del mundo), DS, 2CV y GS… pero desaparecieron durante décadas tras la compra de la marca por parte de Peugeot.

Eso cambió con la predecesora de Cobée, Linda Jackson, quien deliberadamente llevó a sus ejecutivos al museo de la compañía y los instó a descubrir la esencia de los grandes Citroën. Identificaron el diseño polarizado, la comodidad y el bienestar humano como los cimientos de la nueva gama Citroën.

En aquel entonces, Cobée dirigía la marca Datsun de Nissan y luego el desarrollo de productos Mitsubishi. Tomó el relevo de Jackson hace poco más de un año y regresó a vivir a Francia después de años en el extranjero. “Bajo el liderazgo de Linda, Citroën ha vuelto a ser competitivo en cuanto a precio, tecnología, tipos de carrocería y presencia [en el mercado internacional]. Ha recuperado una marca icónica, que a veces parecía perdida buscando su camino, para ser competitiva en Europa”.

Con el C3 actual, los dos SUV Aircross más alguna furgoneta… Citroën ha sumado 150.000 ventas en Europa. Pero las ventas totales han retrocedido en el mundo (antes de la Covid-19), en gran parte debido a las sanciones occidentales contra Irán que eliminaron 100.000 unidades anuales de un plumazo. Además, Citroën y sus compañeros franceses tienen problemas para mantener volúmenes en China. No obstante, “si excluímos a Irán y China, hay un crecimiento sustancial”, explica.

En cuanto al mercado europeo, nuestro protagonista reconoce que “los clientes del Viejo Continente tienen un cierto amor por los coches alemanes premium”, señala. “No tiene sentido que intentemos ser mejores que los coches premium alemanes, así que tenemos que ser creíbles y visiblemente diferentes. Aquí es donde debe apuntar nuestra estrategia Citroën 2.0. Ahí está nuestro valor y nuestro foco”.

Citroën

El Ami es sorprendentemente diferente al resto de coches. “Pensamos que al lanzarlo volveríamos a ser los soñadores rebeldes de antaño, y su acogida no ha podido ser más positiva. ¿Por qué? Porque es eléctrico, es urbano y es asequible. Una gran solución para paliar parte de los grandes problemas que tuvimos en 2020”.

Tendencias disruptivas

Cobée también está luchando contra otras tendencias disruptivas, como que los planes de vehículos eléctricos que escribe su equipo quedan obsoletos al poco tiempo. “Es raro que ganes cinco años de penetración en el mercado en uno, pero los vehículos eléctricos están aquí para quedarse”, observa. El Ami, que se venderá por 7.200 euros y también forma parte de la flota de Free2move –pagar por conducir–, personifica la audacia y la innovación de Citroën 2.0, “con la comodidad como tercer elemento clave”, dice Cobée.

Este último apartado se centra en mimar a las personas a través de una excelente suspensión, cabinas espaciosas con asientos blandos, trenes de potencia de bajas emisiones… pero también el deseo de brindar una experiencia tecnológica fluida”.

Esto llevó a Cobée a pasar unos minutos desahogando su frustración por no poder obtener y manejar aplicaciones como Spotify para “fluir” sin problemas desde nuestro hogar a nuestro automóvil.

Y finalmente, ¿qué pasa con el C5 X? ¿No puede parecer una locura seguir persistiendo en el segmento de las berlinas frente a la dura competencia alemana? “El segmento D ha sufrido porque parece aburrido, sobre todo en comparación con los SUV, el segmento más de moda”.

La respuesta de Citroën es su enfoque de los “grandes éxitos”: una altura de conducción elevada, mucho espacio, accesibilidad útil… todo ello aliñado “con más estilo, eficiencia y comodidad”. Cobée concluye: “El híbrido C5 X representa modernidad, responsabilidad social y una visión de futuro para la industria”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.