Buscar

BMW i8 Roadster 2018, estilo descapotable para el híbrido más deportivo del mercado

Nunca antes un deportivo había sido tan popular, exótico y eficiente como el BMW i8, un coche que pedía casi a gritos una versión sin techo. BMW ha escuchado las plegarias de muchos y aquí lo tenemos por fin, el nuevo BMW i8 Roadster. La segunda carrocería del híbrido enchufable se hace biplaza en esta configuración y aporta aún más estilo y personalidad a un coche al que ya le rebosa por los cuatro costados. Nuevos toques de diseño, nuevas mejoras dinámicas y la misma filosofía de deportividad ecológica y despampanante. 

El BMW i8 Roadster presenta un claro estilo que sigue la línea del Coupé pero con la salvedad de que necesita eliminar las dos plazas traseras para sus techo plegable. Además cuenta con un espacio extra de pequeño tamaño para ciertos objetos, pues la capacidad se reduce a 100 litros. Aunque pierde el techo, visto de perfil mantiene la silueta del i8 Coupé y por su puesto sus espectaculares puertas de apertura de tijera. Gracias a ello mantiene los pilares traseros en forma de doble burbuja, que han sido debidamente adaptados para moverse en el proceso de plegado y desplegado de la capota.

Aunque estemos ante un coche de aspecto tan futurista, BMW ha elegido la lona para el techo del i8 Roadster, permitiendo así ahorrar espacio y ganar velocidad en su plegado, pues solo precisa de 15 segundos para esconder el techo, maniobra que se puede realizar hasta a 50 km/h. Por el reducido espacio que queda al aire libre, está a caballo entre un targa y un cabrio de toda la vida. La capota consta de tres piezas móviles principales, las cuales han sido producidas en aluminio, teniendo que recurrir a la impresión 3D, pues su diseño es complejo para poder alojarse en el compartimento posterior.

BMW i8 Roadster

Si algo caracterizaba al i8 era su mecánica, un sistema híbrido enchufable que en el BMW i8 Roadster se mantiene y se mejora, permitiéndole seguir siendo el híbrido deportivo más glamuroso del mercado. Mantiene el motor de combustión de tres cilindros de 231 CV, combinado con el motor eléctrico de 105 kW, consiguiendo una potencia combinada de 374 CV, 12 CV más que antes, permitiendo al biplaza roadster alcanzar los 100 km/h desde parado en 4,4 segundos. 

Para lograr esos caballos extra BMW ha tenido que instalar unas baterías de mayor potencia y capacidad, lo que ha posibilitado también una autonomía más extensa. En el BMW i8 Roadster se pasa de los 37 km que podía recorrer en modo 100% eléctrico a 53 kilómetros, 55 si es la versión Coupé. Con este modo recordemos que puede llegar hasta los 120 km/h.

Nueva carrocería implica nuevos reglakes, así que el i8 Roadster lleva una suspensión y control de estabilidad específicos, nuevas llantas de 20″ o nuevos acabados de pintura, interior, tapicería y equipamiento, como el nuevo sistema multimedia de BMW que ya hemos visto en otros modelos de la marca.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.