Buscar

VW Multivan: Dentro del universo

Vamos a comprobar si este automóvil puede ser el salvador del segmento de los monovolúmenes. Una prueba de larga duración con toda la familia a bordo... ¿qué puede salir mal?

Está claro que volkwsagen quiere que veamos a la nueva Multivan como otra heredera espiritual del Bulli, la furgoneta hippy por excelencia. Pero, en este caso, sin tener que preocuparnos por la escasez de estaciones de carga eléctricas 
–aunque también hay versión híbrida enchufable– y con todas las posibilidades que ofrecen este tipo de automóviles. Por esas cosas de la profesión, hemos probado muchos vehículos comerciales y la conclusión siempre es positiva. Amplios, cómodos, fiables... Cuando usas un coche de este tipo, siempre tienes la sensación de que el resto del mundo se equivoca. Todo son ventajas y si, en lugar de llenarlo con maderas o entregas de Amazon, pones a las personas y las cosas que más quieres dentro, puede que te haga feliz el resto de tus días. 


Oficialmente la Multivan sustituye a la Caravelle, la versión más lujosa del Shuttle alemán basado en la Transporter. Esta es la séptima generación de la furgoneta de Volkswagen y, sorprendentemente, está construida sobre la misma plataforma modular que el Golf, la denominada MQB. Disponible con dos medidas de largo, su habitáculo se puede configurar con cinco, seis o siete asientos –esta última es la de serie. Los precios parten desde los 52.000 euros, en línea con modelos de la competencia como el Mercedes Clase V o el nuevo Hyundai Staria.
Sin embargo, necesitarías gastar mucho más de 50 mil euros para comprar las reacciones que obtienes a los mandos de la Multivan. Al menos con nuestra configuración y su pintura bitono. De hecho, la estamos usando para algunas de las cosas que seguro harán sus dueños: llevar bicicletas e ir a la playa. Pero nuetros primeros kilómetros los pasamos realizando su tarea principal: recoger a los niños de la escuela un viernes por la tarde. Eso sí, nunca han sido más populares, ni su padre se ha visto tan genial...


Después de la tormenta de preguntas a la puerta del colegio, regresamos a casa para comenzar a jugar con los asientos y a investigar un poco. Lo típico que hace todo aquel que está interesado en comprar una. Las noticias no pueden ser mejores. Las puertas correderas gemelas y un gigantesco portón trasero, con el que protegerse del sol o la lluvia, son la combinación de ensueño. Los cinco asientos traseros individuales, dos en el medio, tres en la parte trasera, se han aligerado en un 25% con respecto al Caravelle. Cada uno pesa unos 25 kilos, pero se pueden retirar con facilidad. Desde Volkswagen aseguran que puedes dejar tu Multivan diáfana en unos 12 segundos. Puede que nosotros necesitemos algo más de tiempo las primeras veces, pero no parece una tarea complicada en absoluto. La maniobra que resulta más sencilla es la de colocar los asientos de vuelta, solo tienes que ubicarlos en el raíl y dejarlos caer. Pura magia.


Respecto a la Caravelle, la versión normal ha crecido casi 7 cm de largo, hasta los 4,98 metros de longitud. La versión larga (5,17 metros) mantiene la misma y generosa batalla (3,12 metros) y solo amplía unos 20 cm a partir del segundo eje, en el voladizo trasero, para ganar un poco de espacio extra. Muy recomendable si quieres llevar bicicletas a bordo.

Hora de conducir 

Una vez que ya hemos configurado la cabina trasera y hemos guardado nuestra preciada carga –mascotas y niños incluidos– es hora de conducir. Aunque la Multivan se sienta más baja que la Caravelle (-43 mm), tenemos que subir un escalón similar al de una furgoneta para llegar al asiento del conductor. Pero, a diferencia de estas, aquí no estamos sentados sobre el motor. El propulsor está delante de nosotros, con una generosa luna y un gran capó y, lo mejor de todo, un pilar A dividido que facilita nuestra visión a través de cruces y rotondas.


Hay cuatro opciones de motor: dos turbo gasolina de cuatro cilindros de 1.5 y 2.0 litros, con 136 y 204 CV; un diésel 2.0 de 150 CV; y nuestro híbrido enchufable, que combina una mecánica 1.4 de gasolina de 150 CV con un motor eléctrico de 85 kW (112 CV) para desarrollar una potencia conjunta de 218 CV. Esa fuerza se gestiona a través de una caja automática de doble embrague (DSG) de seis velocidades y se envía a las ruedas delanteras. La toma de carga está en el alerón delantero y tiene una autonomía eléctrica de unos 50 km. Y lo que es mejor, se beneficia de las venta de la etiqueta Cero de la DGT. 


El interior y el puesto de mando también ha mejorado sustancialmente respecto a la generación anterior. Se respira calidad Volkswagen por todas partes. A los mandos te tienes que acostumbrar a sus generosas dimensiones y a las inercias lógias de un peso considerable, pero la suspensión es bastante cómoda, y el cambio DSG se comporta de cine.


En las paradas típicas camino a la playa es muy cómodo el carril central libre entre los asientos. El que quiera bajarse se baja, pero sin tener que obligar a toda su fila. Los kilómetros se suceden sin contratiempos, y si eres benevolente con el acelerador te sorprenderán sus consumos. La marca anuncia un consumo medio de 1,8 litros cada 100 km. Hay que tener en cuenta que en el ciclo WLTP los primeros 50 km los hace en modo totalmente eléctrico, de ahí esa cifra. Aún así, nosotros gastamos 8,5 l/100 km de media en nuestro trayecto, un dato bastante relevante.En modo totalmente eléctrico puedes ir a 140 km/h como máximo y, cuando entra en funcionamiento el motor gasolina, apenas se nota. 
En definitiva, si vas a comprarte un monovolumen o un SUV, te recomendamos que primero pruebes este Volkswagen. Se conduce casi como un Golf y puedes llevar todo lo que imagines a donde quieras. ¿No era el coche sinónimo de libertad?, pues con la Multivan irás sobrado. 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.