Buscar

Vuelta al pasado con Lancia

El 28 de noviembre se presentará el camino hacia el Lancia Design Day con tres iconos del pasado, Aurelia, Flaminia y Fulvia, que inspiraron el diseño de los futuros vehículos Lancia con una combinación perfecta de formas limpias, volúmenes equilibrados y constantes reinterpretaciones de la rejilla “cáliz”.

“A lo largo de sus casi 116 años de historia, Lancia siempre se destacó por su gracia y elegancia. Esto es válido tanto para sus buques insignia, como los Aurelia y Flaminia, como para sus vehículos más compactos, como el legendario Fulvia”, afirmó Luca Napolitano, CEO de Lancia. “Aurelia, Flaminia y Fulvia son tres vehículos icónicos que hicieron de nuestra marca un símbolo de lo que se considera “bello y bien hecho”, atrayendo a celebridades del jet set internacional, estrellas de cine y jefes de estado. Nos inspiramos en elementos como el "cáliz" en la parte delantera y las líneas limpias y esenciales que serán claramente reconocibles en nuestros nuevos coches".

Aurelia, no pierde la clase y elegancia

La leyenda de Aurelia comenzó en 1951 con el B10, un sedán de prestigio con un diseño innovador cuyas famosas puertas delanteras y traseras se abrían en direcciones opuestas, una característica distintiva de Lancia que ya se había introducido en modelos icónicos como Augusta y Aprilia.

Producido en cuatro variantes diferentes, el modelo sigue entusiasmando hoy en día por su diseño limpio y minimalista, y su duradera "belleza natural". Sin duda, uno de los elementos más reconocibles de su diseño lo encontramos en su “cáliz”, que aúna una línea vertical y horizontal e incluye el logo de la marca.

En 1954, partiendo de la mecánica del B20, Pininfarina diseñó el Aurelia B24 Spider, una bellísima “escultura en movimiento” que triunfó en el mercado americano gracias a la pureza de su diseño: puertas sin tiradores exteriores, volúmenes delanteros y traseros totalmente equilibrados, y una parte trasera elegante. 

El Aurelia B24 Convertible hizo su debut en 1956. Una versión menos “extrema” que el anterior Spider, que incluía una entrada de aire más delgada en el capó y puertas más grandes con tiradores, ventanas y deflectores. Y exactamente sesenta años después los amantes del cine recordarán de inmediato que fue conducido en el clásico de culto de Dino Risi "Il sorpasso" (1962), protagonizada por un joven Vittorio Gassman, que habría cumplido 100 años este año.

Flaminia, vehículo oficial 

Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1957 y producido en tres series de 1957 a 1970 en versiones sedán y Coupé, el Flaminia debutó con un nuevo diseño del logo de Lancia que se hizo directamente de metal cromado con formas simplificadas y se colocó en el gran capó. El estilo del logotipo era más minimalista en comparación con el anterior con el escudo y la rueda reemplazados por formas geométricas simples y estilizadas. Estaba disponible en dos colores, azul y plata, y tenía dos detalles especiales: la lanza que porta la bandera y la propia bandera con Lancia escrito en mayúsculas.

Flaminia se alcanzó en 1959 con el Flaminia Coupé de dos puertas, diseñado una vez más por Pininfarina. Más bello que cualquier otro vehículo de su época, el Flaminia fue una de las principales estrellas de la dolce vita italiana. De hecho, el actor Marcello Mastroianni, que poseía varios modelos, era uno de sus clientes más fieles.

Entre 1960 y 1961, Pininfarina produjo cuatro Lancia Flaminia 335, un número que representaba su distancia entre ejes, ya que se había alargado en comparación con el sedán. Símbolo de la creatividad y la elegancia italiana, esta limusina presidencial en versión landaulet, una carrocería a menudo utilizada para jefes de estado, con techo rígido para los asientos delanteros y techo de lona practicable para los asientos traseros, equipada con un chasis específico, librea azul ministerial y tapizado en fina piel Conolly negra.

El Fulvia Coupé, el Lancia con el clásico habitáculo “torreta”

En 1965, Lancia crea el Fulvia Coupé, el refinado hatchback que, frente a la berlina de 1963, destaca por su diseño más ágil y deportivo, configuración 2+2, habitáculo luminoso, grandes cristales, parabrisas inclinado y luneta trasera. Diseñado por Piero Castagnero, quien estaba al mando del Centro Stile Lancia en ese momento, el Fulvia Coupé se inspiró en el diseño de las lanchas a motor Riva y tenía un frente elegante y un corte limpio en la parte trasera. Tuvo gran éxito cuando se introdujo por su cabina “torreta”, que destacaba por la increíble visibilidad exterior creada por sus grandes ventanales y delgados pilares. Los interiores son deportivos y elegantes, con un salpicadero y un volante de madera. Además, destacando en todo su cuadro de instrumentos, un cuentakilómetros y tacómetro de gran tamaño y forma redonda. Estas son las mismas formas puras y geométricas que están inspirando a los diseñadores en la creación de sus futuros modelos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.