Buscar

Top: superberlinas asequibles

Si los Panamera y compañía se salen de tu presupuesto, elige entre estas 10 máquinas perfectas para películas de persecuciones. Este es el top 10 de superberlinas asequibles.

Mercedes 500 E / W124 (1990)


Se fabricaron más de dos millones de los indestructibles W124, pero este fue mucho más escaso. Fabricado por Porsche, se distingue por sus pasos de rueda anchos, y bajo el capó lleva un V8 de 5 litros y 326 CV como el del 500 SL. Recordamos cuando los 500 E se encontraban por 6.000 euros, pero ahora los precios comienzan en unos 30.000 euros. Pronto dejará de estar en la lista de las superberlinas asequibles.

Audi S8 (1998)


Inolvidable en la película Ronin, con Robert de Niro, han pasado 20 años desde su lanzamiento y se encuentran en su momento más bajo de cotización. Con carrocería de aluminio, motor 4.2 V8 y tracción total, al personal le da miedo el coste de mantenimiento (como en todos los coches de esta página) y por eso sus precios son de risa. Desde 6.000 euros.

BMW M5 / E39 (1998)

superberlinas asequibles

Cualquiera de la saga M5 encaja en esta selección, aunque actualmente el más asequible es el E39. Con un estilo más clásico que su sucesor y un comportamiento muy deportivo, su motor 4.9 V8 atmosférico de 400 CV ofrecía un rendimiento sensacional. Iba acoplado a un cambio manual y con él era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 6 segundos. Su motor es el mismo que se empleó en el supercotizado biplaza Z8. Costaba casi 80.000 euros y ahora se puede comprar desde unos 15.000 euros.

Panamera S / G1 (2009)

superberlinas asequibles

Este Porsche se puso a la venta con tres versiones del motor 4.8 V8: Panamera S de propulsión trasera y 400 CV, Panamera 4S con igual potencia y tracción integral, y el Turbo con 500 CV. El S hoy se encuentra desde unos 30.000 euros. Atención también a la versión 3.6 V6 de 300 CV, la única de este modelo que se podía comprar con cambio manual.

Merc. C36 AMG / W 202 (1993)

De aspecto inocente si no fuera por las llantas, fue el primer AMG lanzado después de que Daimler tomara el control de la empresa AMG. Se puso a la venta con un motor de seis cilindros, 3.6 litros y 280 CV. Ahora que Mercedes amenaza con un C AMG de cuatro cilindros e híbrido, quizá ha llegado el momento de mirar hacia atrás. Desde 9.000 euros.

Jaguar XFR (2009)

La marca de Coventry es la que acredita mayor tradición en berlinas deportivas. Este modelo es poco conocido pero guarda bajo el capó un tesoro, el V8 5.0 con compresor de 510 CV. El cambio era el eficaz automático ZF de 5 marchas. Lleva además un control activo del diferencial (ADC) perfecto para derrapar. Difícil de encontrar, desde 15.000 euros.

Merc. E55 AMG / W210 (1998)

Hay a quien no le gustan esos faros redondos, pero indiscutiblemente la mecánica es una maravilla. Lleva un propulsor de 5.5 litros, un V8 que desarrolla 354 CV combinado con una transmisión automática de 5 relaciones. Más interesante y caro todavía si te decantas por la carrocería familiar. No obstante, puedes encontrar una berlina desde 8.000 euros.

Cadillac CTS-V (2008)

superberlinas asequibles

Durante algún tiempo el Grupo Bergé vendió Cadillac y Corvette en España, así que puedes encontrar alguno nacional. Las llantas y el capó abultado anuncian que se trata de una versión especial. Su motor 6.2 V8 alimentado por un compresor volumétrico de 564 CV es bestial (similar al que llevaba
el Corvette ZR1) y con un sonido bronco estilo NASCAR. Se vendía
con cambio automático y también manual, y destacaba la amortiguación variable “Magnetic Ride”. Se cotizan alto, en unos 30.000 euros.

BMW M3 V8 / E90 (2005)

superberlinas asequibles


Empleó una mecánica V8 atmosférica de 4 litros y 420 CV, con cambio manual o automático. Podía acelerar de 0 a 100 en 4,9 segundos. Los cuatro puertas son mucho más escasos que los de dos puertas, cuyos precios rondan los 30.000 euros, ya que del total de 57.627 unidades vendidas, 9.674 fueron berlinas.

Lexus IS F (2006)

superberlinas asequibles

Nada de hibridación, con un V8 de 423 CV que mediante un cambio automático de 8 marchas transmitía el par a las ruedas traseras. La calidad Lexus es una ventaja para comprarlo usado, aunque como coche para los amantes del JDM (Japanese Domestic Market) y la saga Fast & Furious, lo difícil es encontrar alguno en estado original. Unos 30.000 euros para una de estas superberlinas asequibles

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.