Buscar

Porsche 963: historias que recordar

Los Porsches 963 del equipo Porsche Penske Motorsport que competirán en las 24 horas de Le Mans este año. Este prototipo tiene mucho que contar con su iniciativa solidaria “racing for charity” y de su decoración espacial, compuesta de quince líneas en siete colores que hacen homenaje a modelos históricos de la marca.

Además de luchar por la victoria, Porsche correra por una buena causa; por cada vuelta al circuito que complete el 963 hará una donación de 750 dólares, una cifra que hace referencia al 75 aniversario de la marca.

En las 24 horas de Le Mans los prototipos más competitivos de la categoría hypercar  pueden dar hasta 380 vueltas al circuito de la Sarthe que tiene una longitud de 13,626 kilómetros. Con estas cifras y en unas circunstancias edilicias los tres prototipos de Porsche podrían dar un total de 1.140 vueltas, recaudando 855.000 euros.

Este importe se destinará a ayudar a mejorar la salud de niños en todo el mundo con ayuda de tres organizaciones: Kinderherzen retten e.V., Interplast Germany e.V. y la Fundación Ferry Porsche.

 

 

Colores icónicos

Las decoraciones de los prototipos son especiales, dado que hacen referencia a la historia de la división de motorsport Porsche. De hecho están claramente asociados a varios de los coches legendarios de la marca, que los fanáticos asocian a colores concretos. Algunas decoraciones como el “Pink Pig” o el “Hippie”, o los colores de los sponsors como Gulf, Martini o Rothmans, los cuales han hecho historia en la competición y siguen siendo populares en la actualidad. Y en el homenaje del centenario de la carrera, Porsche no iba a dejar pasar la oportunidad de inscribir uno de sus prototipos con una estética única al estilo Porsche. “En el 963 adoptamos los diseños de la rica e ilustre trayectoria de Porsche en Le Mans. Con este nuevo diseño especial continuamos con esta gran tradición en Le Mans”, asegura Thomas Laudenbach, Vicepresidente de Porsche Motorsport.

 

 

Naranja: Porsche 917 Gulf (1970)

En junio de 1969 Porsche fabricó un automóvil según los estándares de la FIA para participar en el campeonato del mundo de resistencia. Los ingenieros de Stuttgart dirigidos por Hanz Mezger, tomaron el motor 8 en boxter del 908 que compite en el mundial de ese año y le añadieron otros 4 cilindros, lo cual resultó en un motor 4,5 litros en 12 cilindros opuestos. El chasis también estaba basado en el 908.

El más exitoso de los 917 fue el que utilizó el equipo JWA Gulf-Porsche chassis 026, el cual fue construido en el 69 y se usó como coche de pruebas antes de ser convertido en un “Cola Corta” (KH) para competir en 1970 y 71. Sin ninguna duda este diseño era una auténtica estrella de Hollywood, dado que se hizo extremadamente famoso gracias a protagonizar en la película de Steve McQueen “Le Mans”.

 

Rosa: Porsche 917/20 Pink Pig (1971)

Este llamativo Porsche conocido como “Pink Pig” (Cerdo Rosa), por su color y las diferentes líneas que marcan diferentes cortes de carne del cerdo. Fue diseñado en 1971 y no solo es diferenciado por su color sino también por algunas mejoras aerodinámicas y su aumentada anchura.

Este inimitable prototipo corrió en Le Mans en 1971 y fue diseñado para cambiar las ventajas aerodinámicas del cola corta y larga del 917. Se utilizó en los entrenamientos oficiales previos a Le Mans y se clasificó séptimo para la carrera. Lamentablemente durante la noche de las 24 horas de Le Mans el coche sufrió un accidente por un fallo de frenos y por lo tanto no pudo terminar la carrera. De todos modos, continúa siendo uno de los porches más icónicos. 

 

Verde: Porsche 917 LH “Hippie” 1970

Hans-Dieter Dechent ofreció a Anatole Lapine, recientemente nombrado diseñador de Porsche su 917-043 para que lo decorara. Lo que nadie esperaba era que Lapine crearía uno de los coches más carismáticos de la historia y el primero en tener un diseño artístico en Le Mans, inaugurando la tradición de los “Art Cars” en esta prueba.

Para complementar su obra Lapine utilizó 1500 sprays de pintura, y empleó los colores violeta y verde fosforito para crear un estilo psicodélico, que se ha quedado en la mente de todos los fanáticos de las carreras desde su primera aparición en 1970. 

Este 917 LH era una versión muy especial, dado que se trataba de una versión larga que reducía la resistencia aerodinámica en la famosa recta del circuito La Sarthe. Este coche en concreto consiguió la pole y fue el primer coche en superar los 240 kilómetros por hora de velocidad media en el circuito.

 

Azul claro: 936 Spyder (1976)

Varios Porsches han tenido a Martini como decoración, entre ellos el Porsche 936 Spyder de 1976. 

En 1976 Porsche no solo compitió en el campeonato Del Mundo De Marcas, sino que también compitió en Mundial De Automóviles Deportivos convocado poco antes de que diera comienzo la Temporada. El 936 fue desarrollado en un tiempo récord por los ingenieros de Porsche, un modelo de competición que se desarrolló en paralelo con el 935 de producción. Para desarrollar este prototipo descubierto se basaron en el 908/03 y el 917/10. Se utilizó un chasis tubular de aluminio cubierto por una carrocería de plástico y motorizado por un motor 6 boxster biturbo 2,1 litros procedente del 911 turbo RSR, el cual tenía una potencia de 540 CV. El primero 936 llamado internamente “viuda negra” por su color negro mate, fue probado exhaustivamente en el circuito france de Paul Ricard en la segunda mitad de febrero. En junio de 1976, Jacky Ickx y Gijs Van Lennep obtuvieron la victoria absoluta en Le Mans. En 1981 el 936 hizo una reaparición en la que consiguió otra victoria en 24 horas.

 

Azul oscuro: 956 (1982 y 83)

Los colores rothmans también son históricos para Porsche y han sido utilizados en varias ocasiones: 956 C ganador de Le Mans en el 82 y 83, el 962 C ganador en 86 y 87, el 959 ganador del París Dakar en el 86.

Porsche marcó nuevos récords en Le Mans en 1982. Además de quedar en los primero 5 puestos,  quedó victorioso en la mayoría de las clases. Los primeros coches fueron los 956 desarrollados con las nuevas reglas del grupo C, el primer Porsche con un chasis monocasco de aluminio y efecto suelo. En 1983 Porsche también puso el 956 a la disposición de equipos privados, que lo condujeron con éxito junto al equipo de fábrica. Las victorias en todas las carreras del campeonato del mundo de resistencia, así como la victoria en el campeonato mundial de constructores en 1983,1984 y 1985 con el espectacular 956.

La clave de su éxito fue la perfecta colaboración entre el monocasco de aluminio, con la eficiencia y potencia del motor turbo y su revolucionaria aerodinámica. Además el famoso cambio PDK se empezó a probar en 1983 en el 956 y se incorporó a la competición en 1984.

 

Rojo: 917 KH Salzburg

El 917 en color Rojo Salzburgo, otro diseño recordado por los aficionados, el cual tuvo el honor de haber dado la primera victoria absoluta de Porsche en Le Mans. De vuelta a casa en Stuttgart, la victoria de Porsche se celebró con una caravana por la ciudad y en la plaza principal. Un año después, 33 de los 49 participantes de Le Mans eran coches de carreras fabricados en Stuttgart-Zuffenhausen, un récord que aún se mantiene hasta el día de hoy.

En 1970, Hans Herrmann y Richard Attwood llevaron el 917 KH número 23, pintado con los icónicos colores rojo y blanco de Salzburg Design, a la primera de las 19 victorias absolutas que ha conseguido Porsche en el circuito de La Sarthe a lo largo de la historia. Tras recorrer 343 vueltas, el legendario Porsche de Porsche Salzburg, con el dorsal 23, quedó en primera posición.

La trayectoria de éxito del 917 es legendaria. Tras la victoria de 1970 en Le Mans, ganaron de nuevo en 1971. Las versiones 917/10 y 917/30 turbo, con más de 1.000 CV, conquistaron la Serie CanAm de América del Norte en 1972 y 1973 y además resultaron imbatibles en la Interserie europea.

 

Amarillo: RS Spyder (2006)

El Porsche RS Spyder, del equipo Penske obtuvo todos los títulos en la categoría LMP2 tres años seguidos, entre 2006 y 2008, e incluso llegó a pasar a los prototipos LMP1 en varias ocasiones. Si retrocedemos a los años 70, este equipo con sede en Estados Unidos ya alcanzó grandes éxitos con el legendario Porsche 917 en Can-Am.

“Cuando veo nuestro nuevo Porsche 963 adornado con los números 6 y 7, me evoca maravillosos recuerdos de los días de gloria con el RS Spyder en EE. UU.”, sonríe Thomas Laudenbach. El actual vicepresidente de Porsche Motorsport fue responsable de desarrollar el motor del RS Spyder entre 2005 y 2008. “Ganamos todo lo que había que ganar en aquel entonces. Para nosotros, se trataba de victorias de clase en la categoría LMP2, pero aun así conseguimos un gran golpe: la victoria general en las 12 Horas de Sebring". El actual embajador de la marca Porsche añade: “El número 7 llegó a significar mucho para mí en aquel momento, pero incluso antes de eso, Porsche y Penske habían establecido una tradición en el automovilismo con él. En la década de 1970, el Porsche 917 del equipo Penske compitió en la Serie Can-Am con los números 6 y 7. Espero que los pilotos del Porsche 963 puedan continuar con esta tradición”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.