Buscar

Porsche 911 Sport Classic: una de las rarezas más grandes

Detalles retro, tracción trasera, cambio manual... lo tiene todo para conquistarnos. Lo malo es que solo se van a producir 1.250 unidades y cada una de ellas cuesta 317.064 euros.

Es casi más fácil encontrar un unicornio que ver un 911 Sport Classic de la generación 997. Solo se hicieron 250 unidades para todo el mundo, y son auténticas piezas de colección. Como curiosidad, la unidad número 2 se subastó en Arizona por 654.000 dólares. Apenas tenía 150 millas en el contador, pero nuevo en España costaba 222.762 euros. Por eso, y para satisfacer una mayor demanda, en Porsche han ampliado esta serie limitada a 1.250 unidades. 
La receta del Sport Classic es tan sencilla y satisfactoria como un bocadillo de lomo con queso: 550 CV nacidos de un motor 6 cilindros bóxer, que alimentan, a través de una caja de cambios manual de siete relaciones, a las ruedas traseras. También tiene detalles estéticos que evocan al glorioso pasado de la marca. Entre ellos, la tela de pata de gallo del interior o las dos líneas que recorren el capó y el techo, este último de plástico reforzado con fibra de carbono. Menos obvio es el cuentarrevoluciones con anillos verdes, inspirado en el 356. Y las entradas laterales, que normalmente se ven en las versiones más anchas, las Turbo y Turbo S, aquí están ausentes.

Su motor entrega 550 CV y se sitúa entre un GTS de 480 CV y un Turbo de 580 CV. Es un Gran Turismo de altas prestaciones que se disfruta en los tramos de curvas.

En términos de potencia, se encuentra entre el Carrera GTS (480 CV) y el Turbo (580 CV). Es una especie de Gran Turismo de altas prestaciones, y nada mejor que una carretera de montaña para descubrir sus cualidades.
Si bien funciona como todos los seis cilindros bóxer de 3.7 litros de la familia 992, el hecho de no llevar cambio automático de doble embrague (PDK) ni tracción total le confiere un carácter completamente diferente. En lugar de un cohete espacial que parece arrugar el asfalto con cada golpe de acelerador, los cambios más lentos y el tener que administrar manualmente la tracción hacen que la experiencia se intensifique mucho más. Aunque sigue siendo un automóvil muy rápido, los números absolutos no son lo más importante, porque en ningún momento necesitamos los 30 CV extra del Turbo. 

Por debajo de 2.000 revoluciones hay un punto plano en el que suena mecánico y crudo. Pero si pisamos el pedal derecho con ganas y esperamos el impulso, se desata la bestia, y nos lleva fuerte e implacablemente hasta la zona roja. Se podría decir que el limitador de revoluciones trabaja mucho más que en el resto de la gama. Con una caja de cambios manual es fácil mantener la potencia, pero cuesta un poco acostumbrarse a gestionar sus siete relaciones, especialmente porque son bastante largas –tiene un avisador de revoluciones que se puede desconectar–. Los enormes neumáticos traseros brindan tanto agarre que tendríamos que empujar muy fuerte para encontrar su límite, por lo que al menos en seco la potencia se siente muy utilizable. La parte trasera responde satisfactoriamente y se pueden hacer ajustes al ángulo de giro con gran confianza. Es, en definitiva, un coche pensado para conducir. Y de qué manera.

Con detalles del 2.7 RS

El 911 Sport Classic es el segundo de los cuatro modelos especiales que se van a presentar en la línea Heritage Design para celebrar los 60 años del 911. El primero de ellos, que se presentó en 2020, fue el 911 Targa 4S Heritage Design Edition, con elementos de diseño de los años 50 y 60. En este caso, nuestro protagonista recupera detalles de varios modelos de los años 60 y 70, pero sobre todo se centra en el 911 Carrera RS 2.7 de 1972.
Prueba de ello es el mítico alerón trasero fijo con forma de “cola de pato”. Su carrocería ensanchada, habitualmente reservada para el 911 Turbo, y el techo de doble bóveda también subrayan el carácter distintivo del nuevo 911 Sport Classic. “Las versiones Heritage Design representan los conceptos más apasionantes de la estrategia de producto de Porsche”, afirma Alexander Fabig, vicepresidente de personalización y clásicos. “Con este enfoque único, el departamento de Style Porsche trabaja con Porsche Exclusive Manufaktur para reinterpretar modelos y equipamientos icónicos del 911, desde los años 50 hasta los 80, y para revivir rasgos de diseño de esas décadas”.
No obstante, como parte del paquete Heritage Design Classic, algunos elementos interiores del nuevo 911 Sport Classic también estarán disponibles para la mayoría de los modelos 911 actuales a partir de 2022.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.