Buscar

Primeras impresiones del nuevo Porsche 911 GT3 RS

En lo más alto de la escala evolutiva de cada generación del deportivo alemán siempre se sitúa esta versión. Motor atmosférico de 525 CV, tracción trasera y tecnología de competición para poder circular por donde queramos... Siempre que podamos pagar los 265.400 euros que cuesta.

Su gigantesco alerón posterior consta de un ala principal fija y otra superior, ajustable hidráulicamente para mejorar la aerodinámica 

La ligereza siempre ha sido un principio básico de todos los modelos RS, desde el legendario 911 Carrera RS 2.7, el modelo que este año cumple medio siglo y que podría considerarse como precursor  de esta gran saga. Volviendo al presente y, gracias a una serie de medidas como el uso extensivo de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP), el nuevo 911 GT3 RS pesa solo 1.450 kilos, a pesar de llevar muchos componentes más grandes. Las puertas, las aletas delanteras, el techo y el capó, por ejemplo, están hechos de CFRP. Este material ligero también se utiliza en los baquets de serie.


Por fuera, el aspecto del 911 GT3 RS se caracteriza por la gran cantidad de elementos aerodinámicos funcionales. Lo más destacado visualmente es el alerón posterior, más grande en todas las dimensiones y con soporte tipo cuello de cisne. Consta de un ala principal fija y otra superior ajustable hidráulicamente. Por primera vez en un Porsche de serie, el borde superior del alerón trasero es más alto que el techo del automóvil. Además, el frontal del 911 GT3 RS ya no tiene un spoiler, sino un splitter, que divide el aire para que fluya por encima y por debajo.

Los deflectores laterales dirigen flujo hacia el exterior, mientras que la ventilación para los pasos de rueda delanteros se proporciona a través de unas lamas en las aletas. A continuación, las aberturas detrás de las ruedas delanteras, al estilo del icónico 911 GT1 ganador de Le Mans, reducen la presión dinámica en los pasos de rueda. Unos deflectores laterales situados tras esas aberturas aseguran que exista flujo hacia el costado del vehículo. Por otra parte, el aire del radiador central fluye a través de grandes orificios en el capó delantero y unas aletas en el techo lo dirigen hacia el exterior, lo que garantiza temperaturas más frías para las entradas de la parte trasera. En el nuevo 911 GT3 RS, las aberturas en el panel lateral trasero se utilizan exclusivamente para mejorar la aerodinámica, y no para aspirar aire. Los pasos de rueda traseros también cuentan con una entrada y un aletín lateral para optimizar el flujo. Remata el conjunto el difusor posterior, que proviene del 911 GT3 con ligeras adaptaciones.

El nuevo GT3 RS genera el doble de carga aerodinámica que su predecesor (991.2) y el triple que el 911 GT3 actual

En cuanto al propulsor, el motor atmosférico de 4.0 litros, ávido de girar a altas revoluciones, se ha optimizado aún más en comparación con el del 911 GT3. El aumento de potencia a 525 CV (15 CV más) se logra principalmente a través de nuevos árboles de levas con perfiles modificados. La admisión a través de una sola mariposa y la distribución directa, sin empujadores hidráulicos en las válvulas, derivan de la competición. La transmisión de doble embrague y siete marchas PDK también ha sido convenientemente adaptada, y tiene unas relaciones de cambio más cortas que en el GT3. Las tomas de aire en la parte inferior de la carrocería aseguran que esta transmisión pueda soportar cargas extremas, incluso durante uso intensivo en circuito.

El 911 GT3 RS ofrece tres modos de conducción: Normal, Sport y Track. En el modo Track es posible ajustar individualmente la configuración básica de diferentes elementos. Entre otros reglajes, se puede calibrar por separado, y en distintos niveles, la amortiguación en extensión y compresión de los ejes delantero y trasero. También es posible regular el diferencial trasero mediante mandos giratorios en el volante. Un volante que estamos deseando tener entre nuestras manos... Ya se pueden hacer pedidos del nuevo 911 GT3 RS, que tiene un precio en España de 265.404 euros.

Una versión del GT3 RS tributo al 2.7 RS

Hace cincuenta años, el mundo conocía el 911 Carrera RS 2.7, que se convertía en el deportivo más rápido de Alemania. Era la versión más potente de la primera generación del 911, con 210 CV a 6.300 rpm y 255 Nm a 5.100 rpm, nacidos de su bóxer de seis cilindros refrigerado por aire. Al igual que en el nuevo 911 GT3 RS, las pruebas en el túnel de viento y la eficiencia aerodinámica introdujeron una tecnología nunca vista en el 911.
Por todo ello, esta versión especial del 911 GT3 RS personalizada por GT Model Line y Style Porsche dará lugar a una serie limitada, solo disponible en Estados Unidos. La unidad expuesta en la Semana del Automóvil de Monterrey es muy especial: acabada en blanco con zonas en verde Python, constituye una referencia directa a la icónica configuración de color blanco y verde ofrecida en 1972 en el primer 911 RS, pero con una nueva interpretación. En este caso, la carrocería es de color blanco no metalizado también en las tomas de aire laterales. Los gráficos con el nombre del modelo en los flancos y la parte trasera son en verde Python, al igual que las llantas de aluminio forjado, con el aro exterior blanco. Los pilotos traseros de diseño exclusivo enfatizan el patrón verde sobre blanco, al eliminar el rojo de las luces traseras y la tercera luz de freno. Por último, las placas laterales en los extremos del gran alerón posterior están pintadas en blanco, con el logotipo RS en verde Python.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.