Buscar

Nueva generación del Porsche 911 GT3 R, animal de competición

Las 24 horas de Spa-Francorchamps servirán para mostrar al mundo las capacidades de la nueva era del GT3 R.  Diseñado para participar en pruebas de la categoría GT3 en todo el mundo, se basa en la generación actual del 911 (992). La potencia del nuevo GT3 R se ha incrementado, ahora produce 565 CV y se podrá adquirir por 511.000€ más impuestos que varían dependiendo el país en el que se compre la unidad.

La tripas de la bestia

Uno de los pilares fundamentales del nuevo vehículo de carreras es, sin duda, su motor, bastante similar al que monta el 992 de serie. Como en el modelo anterior, se trata de un seis cilindros bóxer con refrigeración por agua, tecnología de cuatro válvulas e inyección directa de combustible. La principal novedad es la cilindrada que, al igual que en el 911 RSR, ha aumentado un 5 %, de 3.997 cc a 4.194 cc.

Mejoras a nivel general

La suspensión del nuevo 911 GT3 R, que ha sido revisada en muchos aspectos, mejora la conducción, logra mayor precisión en la dirección, reduce el desgaste de los neumáticos traseros y acorta los tiempos de puesta a punto. Numerosos componentes y soluciones técnicas derivan del 911 RSR. En el eje delantero, la suspensión se confía a un doble triángulo de última generación; en el eje trasero multibrazo, los amortiguadores KW son ahora más precisos y ofrecen cinco configuraciones de ajuste.

El diseño exterior se centra principalmente en ser un coche armonioso y muy agresivo a la vista. El diseñador encargado de esta labor ha sido Grant Larson, que con su idea de reafirmar las líneas del GT3 R ha conseguido un resultado final digno de uno de los mejores modelos de la marca de Stuttgart.  Los puntos clave: unos bajos elevados por delante del eje anterior, por primera vez en combinación con unos bajos de superficie lisa y un difusor más eficaz en la parte trasera. Esto mejora la carga aerodinámica sin un aumento significativo de la resistencia.

Conclusiones

La nueva generación del GT3 R será capaz de dar pelea en todas las competiciones que se acojan bajo el paraguas de la normativa GT3. Además de esto, los clientes habituales que no lo metan a circuito, podrán disfrutarlo de una manera más eficiente debido a su mejor manejabilidad en comparación con la generación que le precede del GT3 R. Por supuesto que todo el mundo se volteará para admirar esta joya de la ingeniería alemana.

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.