Buscar

Lamborghini Huracán Tecnica. El último suspiro

El Huracán ya lleva tiempo en el mercado, pero esta nueva versión lo hace más avanzado y polivalente que nunca. Ahora, con su sensacional motor V10 de 640 CV, se reconfirma como uno de los supercars más apasionantes.

Ya sabemos que lo importante en la vida es el amor y todo eso, pero si nos preguntaran por tres objetos capaces de acercarnos a la felicidad, un Lamborghini verde lima estaría entre ellos. Aunque, bien pensado, un Lambo no es un objeto, es mucho más. El Huracán se lanzó en 2014 con su motor V10, y desde entonces se han fabricado más de 20.000 unidades, repartidas entre doce versiones de calle y tres de circuito. Y su demanda sigue siendo muy alta, con 2.586 unidades vendidas el año pasado, gracias en gran medida al tirón de la versión STO.

El nuevo Huracán Tecnica (se escribe sin tilde) emplea una denominación que nos ha parecido algo extraña. Pero con los Lamborghini pasa como con las modelos de Sports Ilustrated; nos gustarán siempre, aunque se llamen Bonifacia. En todo caso, su denominación se justifica porque los principales atributos técnicos del automóvil se han mejorado: gestión electrónica actualizada para interconectar mejor su chasis y su grupo propulsor, junto a una aerodinámica más sofisticada. Solo se venderá con tracción trasera, para mayor emoción, y un diseño exterior más afilado que constituye el lavado de cara más completo en los ocho años de historia del Huracán.

Hasta la llegada del Tecnica la gama Huracán estaba integrada por tres versiones con cinco variantes: EVO (640 CV y 4x4), EVO Spyder (640 CV y 4x4), EVO RWD (610 CV y tracción trasera), EVO RWD Spyder (610 CV y tracción trasera) y STO (640 CV y tracción trasera). Así, que el nuevo Tecnica, que es tracción trasera, sustituye al EVO RWD y se posiciona por debajo del STO. Un dato relevante es que lleva el mismo motor 5.2 V10 de 640 CV (a 8.000 rpm) del STO, 30 CV más de lo que rendía el motor del EVO RWD. Así el Huracán Tecnica es rabiosamente rápido, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,2 segundos y alcanzar 325 km/h.

Estéticamente, el Tecnica supone la segunda evolución tras los cambios que ya incorporó el EVO de 2019. Se distingue de sus antecesores a primera vista por el diseño del frontal, con la parte del faldón similar al del STO. Pero ahora por los flancos aparecen una especie de flechas o “Y” formadas por rejillas negras. Estas líneas tan marcadas recuerdan a las empleadas en el Siàn y en el prototipo Terzo Millennio.

 

Los ingenieros nos explicaron que el Tecnica es más que un lavado de cara y un motor más potente, y que ha sido desarrollado para proporcionar la mayor amplitud de uso ofrecida hasta ahora por cualquier versión del Huracán. Según la marca “explota sus talentos para ofrecer lo mejor de ambos mundos: un superdeportivo conmovedoramente versátil para la carretera y la pista. “Tan eficaz cuando se conduce hacia el circuito de carreras como en la propia pista”, dice el Presidente y CEO de Automobili Lamborghini, Stephan Winkelmann. “En una era de experiencias virtuales, rinde homenaje a la pureza técnica y a las sensaciones físicas”. El objetivo es satisfacer tanto a clientes exclusivamente orientados al uso en carretera que quieren viajar y posar (gracias a más refinamiento y una calibración del motor y la caja de cambios más suave que nunca), como conductores incondicionales que exprimen habitualmente la zona roja y se meten de vez en cuando en circuito. Ellos agradecerán especialmente la potencia extra y la mejora en la aerodinámica. Respecto al EVO RWD, la resistencia aerodinámica se ha reducido en un 20% y se ha aumentado un 35% la carga adicional en la parte trasera. También se ha mejorado la refrigeración de los frenos carbonocerámicos de serie, y la suspensión y los sistemas electrónicos se han reajustado para que tenga menos subviraje y sea más divertido. Además, los clientes podrán especificar el interior con asientos eléctricos de cuero o bien asientos bucket manuales, interior de las puertas de carbono estilo STO con tiradores de tela o incluso una jaula antivuelco.

Tres modos de conducción

Un interruptor en el volante alterna entre tres modos de conducción (Strada, Sport y Corsa). Strada es el escenario elegido para el asfalto irregular, mientras que Sport aporta un equilibrio más libre en la zaga, pero sigue siendo una apuesta segura para rodar deprisa, en la primera vuelta en un circuito desconocido o para un momento de lucimiento sin pagarlo caro. Para todos los demás propósitos, la posición Corsa es la que aleja al Huracán Tecnica de la suavidad del EVO y lo acerca al estilo radical de STO.

Un punto importante es la dirección de las ruedas traseras, visto por primera vez en el Huracán EVO con tracción total, pero no usado en el tracción trasera. En el Tecnica este sistema está mejor ajustado y es clave para su facilidad de conducción. Trabaja conectado al control de tracción y estabilidad, la vectorización de par o la respuesta del acelerador a través del sistema LDVI, (abreviatura de Lamborghini Dinamica Veicolo Integrata) que controla todo lo relativo al comportamiento dinámico.

En el interior no vemos cambios en el diseño respecto al EVO, con el llamativo botón de arranque (con la tapa al estilo “lanzador de misiles”) y la misma pantalla entre los ocupantes. No obstante, nos aclaran que la interfaz HMI (lo que aparece en la instrumentación) ha sido rediseñada para el nuevo modelo. “El panel de instrumentos del conductor reduce los colores y enfatiza la legibilidad en un nuevo ‘arco’ frente al piloto”. Y la pantalla de la consola central permite visualizar las funciones LDVI en tiempo real, así como las funciones de conectividad, incluyendo Apple CarPlay, Android Auto y Amazon Alexa. El HMI incluye también telemetría conectada y un registro de los trazados y los tiempos conseguidos en ellos.

Nadie podría decir por tanto que este biplaza no está a la última, aunque sus rivales más recientes usen motores turboalimentados (como el Maserati MC20 de 630 CV) y otros, además, sean mucho más complejos técnicamente debido a la hibridación (como el McLaren Artura con 680 CV o el Ferrari 296 con 830 CV). El Huracán, con su V10 atmosférico, sigue siendo un oasis de pureza y de sonido inigualable. El paso del tiempo no impide que siga destacando por una excelente calidad de construcción, una presencia absolutamente espectacular y un comportamiento fantástico. Su motor V10 está entre nuestros favoritos, y nos duele pensar que morirá por las imposiciones medioambientales. Cuando se imponga la normativa EU7 en 2025 o 2026, el Huracán deberá ser sustituido por un futuro modelo 4.0 V8 biturbo e híbrido. Antes llegará la versión Huracán Sterrato, el curioso supercar crossover (alto de suspensión) que rivalizará con el futuro Porsche 911 Safari en 2023. Así que, aunque el Huracán vea su fin cercano, su nombre resonará en la eternidad.   

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.