Buscar

ID Buzz: Bienvenido a bordo

Por fin llega la largamente esperada reencarnación de la clásica T1 de Volkswagen. Hemos tenido ocasión de probar una versión casi definitiva, y las sensaciones difícilmente podían ser mejores.

son ya muchos años esperando el relevo del Volkswagen Transporter –también conocido como Kombi o Microbus–, y no llega uno, sino dos modelos. Está previsto que tanto la versión comercial como la de pasajeros del ID. Buzz estén a la venta antes de que acabe el año, y la versión de preproducción que hemos probado nos ha dado todos los motivos para pensar que serán un éxito rotundo.
En algunos aspectos, el ID. Buzz es parecido al original de 1950: motor situado atrás, tracción trasera, centro de gravedad bajo, asientos colocados cerca de la luna delantera y puertas laterales correderas. En otros es radicalmente diferente: el motor es eléctrico, muchas funciones se controlan mediante la pantalla táctil, o por voz, y pesa alrededor de 2,5 toneladas. Ah, y la potencia de su propulsor eléctrico es equivalente a 201 CV –lo que lo hace ‘ligeramente’ más rápido a la salida de los semáforos. O en cualquier circunstancia.


La versión de pasajeros, con cinco asientos, se denomina ID. Buzz; la furgoneta, o ID. Buzz Cargo, tiene tres asientos en la parte delantera, una separación entre los ocupantes y la zona de carga, y unos materiales ligeramente menos premium en la cabina. Las medidas son las mismas en ambos modelos, y pronto llegará una versión de batalla larga, que probablemente contará con siete asientos. También se ha confirmado un ID. Buzz California, que será una autocaravana eléctrica; y fuentes muy fiables han admitido que existirán una de variante con doble motor y tracción total –quizá luciendo con orgullo el anagrama GTX.

Estará disponible en versión de pasajeros –en principio con cinco asientos– y comercial, con tres plazas


Mecánicamente es parte de la familia MEB de Volkswagen, junto al ID.3, ID.4 e ID.5. Su distancia entre ejes es mayor –2.988 mm–, que se acerca a la actual Transporter T6.1, pero este ID. Buzz es mucho más corto por delante y por detrás de los ejes, lo que le proporciona un gran parecido visual a las clásicas T1 y T2. Esto también implica que el ID. Buzz cabe en plazas de aparcamiento más pequeñas: con una longitud de 4.712 mm, es más corto que un Touareg, mientras que la altura, de 1.937 mm –1.938 en el caso del Cargo–, lo hacen más bajo que la VW Multivan. Con estas medidas, los problemas para entrar en los aparcamientos deberían ser poco habituales, aunque su anchura de 1.985 mm sin incluir los retrovisores es mayor que en sus ‘primas’ furgonetas antes mencionadas. 

A pesar de la línea del techo, el espacio para los pasajeros es muy generoso, gracias al reducido volumen que ocupa el motor eléctrico; con los cinco asientos levantados, el volumen del maletero es de 1.121 litros. Bienvenidos al mundo de la practicidad infinita. La versión Cargo ofrece 3,9 metros cúbicos de carga, espacio suficiente para que quepan dos palés de tamaño estándar, y una capacidad útil de 585 kg.

Primeras sensaciones

La postura de conducción es bastante diferente a la de un turismo, los asientos son altos, y su posición es bastante adelantada. Su peso se deja notar al conducirlo, al pisar a fondo el acelerador no sentimos el empujón de otros vehículos eléctricos; no obstante, el par, disponible siempre de forma inmediata, es de unos generosos 310 Nm, y la aceleración de 0 a 100 km/h es de 9,8 segundos, que no está nada mal. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 145 km/h –más que suficiente para un vehículo de este tipo. 


La batería es de 77 kWh, y la autonomía declarada en ciclo WLTP es de 418 km. Gracias al bajo centro de gravedad, motivado en gran medida por la posición de la batería, combinado con la larga distancia entre ejes de 2.998 mm y la suspensión independiente, la estabilidad del ID. Buzz es intachable. La amortiguación regulable será opcional, y la versión probada no la equipaba, lo mismo que la dirección progresiva, con regulación en función de la velocidad.
Otros elementos opcionales a tener en cuenta son las luces LED adaptativas (de serie son LED fijas) o el asistente para aparcamiento con memoria, capaz de recordar nuestras plazas favoritas y realizar por sí mismo las maniobras necesarias para estacionar perfectamente.

 

Su conduccion es muy gratificante, con un excelente comportamiento, que se beneficia del bajo centro de gravedad

La dirección se siente ligera pero no imprecisa, directa pero no nerviosa, y permite un radio de giro de solo 11 metros, lo cual es excepcional para una furgoneta de 4.712 mm de largo. Los frenos –de disco delante y, como en el resto de vehículos que utilizan esta plataforma, de tambor detrás– regeneran carga de la batería cuando actúan, y tienen un tacto excelente, que nos ha gustado más que en otros vehículos eléctricos. La frenada es progresiva hasta llegar a la parada completa, sin necesidad de ejercer una presión adicional en el pedal. En conjunto, la sensaciones de conducción es muy positiva.


La apariencia y funcionalidad de esta versión de preproducción son impecables. El habitáculo es amplio, luminoso y su diseño es brillante. Los asientos –con opción de incorporar función de masaje– son de primera clase, el espacio para las piernas y la altura libre son abundantes y los asientos de la tercera se abaten individualmente, de forma muy sencilla, y dejan el suelo plano. Abatiendo también la segunda fila creamos una ancha y plana zona de carga (o de cama), ayudada por un compartimento adicional bajo ella. Es una distribución tremendamente práctica, sólida, con una terminación excelente y una enorme comodidad de uso. 
Este último ejercicio retro-futurista de Volkswagen no puede ser más satisfactorio en todos los sentidos. Ya sea para un uso más tradicional, como vehículo familiar o comercial, o para las soñadas escapadas idílicas de acampada en la naturaleza, de forma silenciosa y limpia, y con ese toque chic que no tiene precio. 

62 AÑOS DE EDAD, Y SIGUE SIENDO ETERNO

Las ideas brillantes perduran en el tiempo. 

Interior flexible

Saliera como saliera de la fábrica, en forma de Multivan o Transporter, era capaz de evolucionar para satisfacer a cualquier propietario: asientos, camas, cortinas, sopotes para tablas de surf o bicicletas… Cualquier cosa era posible. VW va a lanzar el ID. Buzz con una sencilla configuración de cinco asientos y una versión comercial de tres, pero pronto llegará una de batalla larga y una de camping. Y luego vendrán las variantes no oficiales para vender helados o perritos.

Mecánicas sencillas

Los primeros Microbus y Transporter montaban motores del Escarabajo en la parte de atrás, al estilo 912, con tracción trasera. Cuando llegaron los motores delanteros en 1990, al estilo Transit, se perdió gran parte del encanto. El Buzz vuelve a los orígenes, pero de acuerdo a los tiempos que corren, con una batería bajo el suelo, un motor eléctrico en el eje posterior, transmisión de una sola marcha y tracción trasera. Además, equipa una sofisticada suspensión independiente 
en cada rueda.

Puertas laterales correderas

Existen buenas razones para usar puertas laterales correderas –permiten la carga y descarga en lugares estrechos–, pero también son parte del diseño atemporal, con las guías formando una línea horizontal que permite dividir la carrocería en dos tonos de pintura. Los cortos voladizos ayudan a obtener un pequeño radio de giro, y también son parte importante del diseño –tanto el original como el actual.

Prácticamente aire

Con la mayoría de los elementos mecánicos situados en las esquinas, toda la zona central del ID. Buzz es un lienzo en blanco. La distribución de pesos está muy bien equilibrada delante y detrás, y el centro de gravedad es muy bajo, tanto cuando la carga es la familia como un par de palés de ladrillos.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.