Buscar

El gran hundimiento de coches. Tesoro a 3.000 metros de profundidad.

Desde el Titanic no recordamos un naufragio tan trágico como el del Felicity Ace.

Han pasado ya dos meses desde que el Felicity Ace se hundió con su preciosa carga cerca de las Azores, y aunque las marcas implicadas no han emitido comunicados sobre cuánto han perdido, ya hay disponible información veraz sobre los coches que transportaba. Como nuestros lectores recordarán, el incendio se originó en el barco Felicity Ace el 16 de febrero mientras navegaba a 90 millas de la isla de Faial (Azores), en su ruta desde Alemania hacia Estados Unidos. A pesar de los intentos por apagarlo, finalmente fue imposible y los 22 tripulantes fueron evacuados. Al parecer las baterías de los coches eléctricos, cuyos fuegos son muy difíciles de extinguir, fueron un problema adicional de cara a la extinción. Finalmente el barco se fue a pique y el pecio descansa a unos 3.000 metros de profundidad. Ahora las marcas tendrán que volver a fabricar los modelos que habían sido encargados por los clientes. Desde Lamborghini ya han confirmado que reanudarán la producción del Aventador, que ya  había finalizado.

En la web www.importinfo.com cualquiera puede consultar lo que llevaba el barco, aunque en algunos casos no es fácil interpretar los datos. Leemos por ejemplo como Volkswagen Group of America era responsable de 481 Audi que salieron del puerto de Emden (Alemania) y se iban a desembarcar en Houston (Texas). Mismo origen y destino tenían 34 coches de Bentley Motors o 21 deportivos de Lamborghini USA (5 Huracán, 10 Urus y 6 Aventador). Aún más doloroso resulta lo perdido por Porsche Cars North America, nada menos que 340 coches hacia Houston. Y ojo, porque estas unidades que hemos enumerado iban solo a Houston, pero es que había más coches destinados a otros puertos… En Providence (Rhode Island) “se bajaban” 1.578 Porsche, además de 41 Bentley o 965 modelos de Audi.  A Jacksonville (Florida) iban 263 Porsche, 498 Audi, 104 Bentley y 61 Lamborghini… En total unos 4.000 coches perdidos. También iban en el barco algunos coches usados particulares, incluyendo un modelo patrio, un Land Rover Santana. Descansen en paz.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.