Buscar

BYD Seal U y nuevo TANG: un enchufe para gobernarlos a todos

Como se suele decirel que avisa no es traidor”. Esta frase nos viene al pelo a todos los que hemos advertido de que los fabricantes chinos están aquí y con una fuerza comparable a un ciclón. BYD aterrizó en España hace poco más de un año con unas pretensiones y objetivos muy ambiciosos. Con el argumento a su favor de ser una de las mejores empresas del mundo a nivel de fabricación de baterías, BYD se plantó en un mercado donde el coche eléctrico no termina de convencer a los usuarios españoles. Aunque desde la marca ya sabían a la perfección que el jaque mate era el BYD Seal U DM-i (Dual Mode intelligence) y después de haber probado el coche y saber el precio que tiene pocos coches se podrán parar a su lado y mirarle de tú a tú.

Su principal fortaleza es el precio. Por 29.900 euros se puede comprar el SUV de BYD. Eso sí, este precio es con el Plan Moves III y con un descuento por campaña. El precio PVP es de 38. 500 euros. Una cifra para nada descabellada con todo lo que ofrece y con el rango de cifras que nos movemos en la actualidad.

BYD Seal U por la parte trasera

El coche siempre prioriza ir en modo eléctrico de ahí el lema que destaca la firma china “el más eléctrico de los híbridos enchufables”. Gracias a esto, el Seal U tiene un consumo homologado de tan solo 1,2 l/100km (acabado Design), y una autonomía total de 870 kilómetros de los cuales, unos 70 son en modo totalmente eléctrico.

Aunque lo realmente satisfactorio es entrar dentro de él. Tus mejillas empiezan a arquearse formando una sonrisa pícara al sentir que has ganado a la propia realidad y es cuando piensas, ¿de veras he conseguido esta calidad por este precio? Parte de la culpa radica en un cuero vegano muy bien conseguido y la doble costura que suma a esta atmósfera premium.

Interior del BYD SEAL U DM-i

En cuanto a motorizaciones, hay dos versiones de diferente potencia. La más barata con 218 CV es la Boost, el siguiente acabado es el Comfort (disponible en 2025) que tiene más equipamiento y la tope de gama es la Desing con 324 CV.

Las sensaciones de conducción son como estar encima de una nube. Los primeros kilómetros a bordo ya notas una tranquilidad y paz que te harán pensar que el asfalto ha sido sustituido por algodón de azúcar. La comodidad de los asientos, las conexiones con Android Auto y Apple Carplay, el navegador de serie, el selector de marchas transparente son elementos que hacen subir de categoría a este coche y sin olvidarnos de la clásica rotación de la pantalla de vertical a horizontal que ya es una tradición en la marca.

Tras probarlo unas cuantas horas por carreteras alemanas, estoy seguro de que no tendrás las mayores vivencias de conducción exhaustiva y de adrenalina descontrolada, pero pocos automóviles tengo en la mente que aporten tanto por el rango de precio en el que oscila este modelo. Por todo ello seguro que este año da la campanada. Es un SUV del segmento D que ofrece cosas que muchos de sus competidores no tienen.

Turno del TANG

Prueba BYD TANG

El Tang continua la fórmula del Seal U pero a lo grande. Tiene capacidad para 7 pasajeros y una batería enorme de 108,8 kWh con la patente de la Blade Battery que consiste en compactar la batería y aprovechar de mejor manera el espacio, además de no utilizar níquel ni cobalto. De carga rápida tendremos hasta 170 kW y una autonomía de 530 km.

Con la configuración de cinco plazas el maletero tiene 910 litros de capacidad hasta 1.655 litros con la segunda y tercera fila de asientos abatida. Seguramente puedas meter hasta un BMW Isetta.

Aunque el Tang parezca un coche monstruoso por su estética, no llega a los 5 metros de longitud (4.970 mm) y es uno de sus vehículos que no sabes si prefieres ir a los mandos o gozar del confort en la parte trasera. La banqueta de la parte de atrás es regulable para tener más espacio en las piernas.

Interior del BYD TANG

Aunque seguramente no tenga las ventas del Seal U DM-i es uno de esos modelos que te paras a mirar y elogias su figura. Su estética está basada en el diseño Dragon Face de BYD, con líneas llamativas y un aspecto muy moderno.

La tracción es exclusiva a las cuatro ruedas, lo que le hace traccionar sensiblemente mejor que el Seal U y se nota. Tan solo tarde 4,9 segundos en llegar a 100 km/h y produce 517 CV.

Otro buen dato es el tiempo de carga a 170 kW en 30 minutos, recuperaremos el 80% de la batería siempre y cuando no hayamos bajado del 30%. La pantalla del Tang es igual de grande, con unas generosas 15,6 pulgadas, y también tiene rotación eléctrica.

La gama SUV de BYD augura un gran futuro para la marca china que, con nuevas presentaciones y actualizando los modelos ya existentes, dan la oportunidad a sus clientes de experimentar la calidad y de las nuevas innovaciones tecnológicas de la compañía.

TEAM CAR SPAIN PUBLICACIONES, S.L utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.