Buscar

El BMW M2 Competition se viste de guerra con los accesorios M Performance

Si hay una marca que destaque por su pasión a la hora de dar la oportunidad de personalizar tu deportivo, esa es BMW. Hace poco que nos presentaban su M2 más radical, el BMW M2 Competition, con motor de M4 y 410 CV a sus ruedas traseras. Pues bien, los bávaros han preparado un catálogo de accesorios M Performance con el que darle un look aún más radical y agresivo

Y ojo porque van más allá de la estética estos accesorios M Performance, ya que algunos mejoran las prestaciones del M2 Competition, pues reducen su peso o mejoran la dinámica de conducción para hacerlo más rápido aún si cabe.

M2 Competition

Lo primero que hay que señalar es que la fibra de carbono es el elemento favorito de BMW a la hora de preparar su catálogo de M Performance. En el M2 Competition la reducción de peso pasa por montar estos accesorios en carbono. Hablamos de un nuevo capó con fibra descubierta en ciertas partes que reduce 9 kg. El techo reduce 5 kilos, la tapa del maletero son 6 menos y hasta podemos cambiar las molturas de las tomas de aire de las aletas frontales, las taloneras, o el contorno de los riñones.

Esas serían las partes que más peso ahorrarían, pero también se pueden equipar un splitter delantero en carbono, las carcasas de los retrovisores, el difusor trasero, el spoiler trasero, la cubierta de motor o los listones de los umbrales de las puertas. Cada pieza en carbono lleva un proceso de fabricación a mano.

A nivel dinámico BMW ofrece una nueva suspensión, con ella el M2 Competition rebaja su altura en 20 mm y se incluye un juego de amortiguadores ajustables, con 12 posiciones de compresión 16 de rebote, para hacerlo más preciso en la pista. Hay unas nuevas llantas de 19 pulgadas con radios en «Y» y en negro mate o dorado mate, frenos de mejor rendimiento, los cuales pesan 3,2 kg menos junto a las nuevas llantas. Para calzarlo como es debido hay una opción de pedir los Michelin Pilot Sport Cup 2.

Y un elemento que nos encanta del catálogo de las M Performance Parts es su escape opcional. Con él no solo se gana en sonoridad, también se reduce el peso en 8 kg, ya que el silencioso trasero es de titanio. Lleva unas colas de escape de 93 milímetros con los logos M y los embellecedores de carbono. El propio sistema lleva una válvula que varía el sonido del motor.

Dado que el M2 Competition es una versión aún más radical, y que BMW pone a disposición estos accesorios M Performance para darle un plus de mayor precisión al volante, es un coche con un enfoque a circuito muy claro. Por eso no falta un sistema de telemetría llamado Drive Analyser, el cual es capaz de grabar y mostrar información muy variada del vehículo y que podrás controlar desde tu smartphone.

De su interior no se han olvidado, proponiendo dos modelos de volante deportivo, uno forrado en alcántara y con fibra de carbono y un display, otro con forrado en cuero y las zonas de agarre en alcántara.

Se ofrece unos pedales en acero inoxidable, alfombrillas M Performance y molduras en fibra de carbono para elementos tales como el freno de mano, el pomo del cambio o la consola central. Y detalles tan especiales como pedir una llave en fibra de carbono con forrado en alcántara.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.