Buscar

Arranca la temporada de F1 y con ella la incursión de los coches de seguridad Mercedes-Benz

¡Ya está aquí de nuevo!, en menos de 10 días vuelve la mayor competición del motor, así es la Fórmula 1.

Con los test de Barcelona ya efectuados y realizándose los test en Baréin dónde se disputará el primer Gran Premio, solo queda conocer los coches de seguridad que saldrán en caso de que la carrera los necesite. 

Mercedes-AMG lleva años al mando de la seguridad en pista con sus safety car, y esta temporada no podía ser de diferente forma. La marca de la estrella ha anunciado que el Mercedes-AMG GT Black Series y el GT 63 S 4MATIC+ serán los elegidos para esta labor dentro de los circuitos mundiales dónde se disputará este campeonato. 

Esto dice Bernd Mayländer, el hombre encargado de conducir el Safety Car desde el año 2000 “Estoy muy contento de estar de nuevo al volante del coche de seguridad de la Fórmula 1 para la temporada 2022. Y estoy especialmente ilusionado de que este año sea un Mercedes-AMG GT Black Series. Ya he tenido la oportunidad de probar este increíble vehículo muchas veces y estoy simplemente maravillado por lo cerca que está de un coche de carreras de pura raza. Realmente es un paso importante en comparación con el GT R del año pasado, que ya estaba a un nivel extremadamente alto. Tener un lugar de trabajo como éste en nombre de la seguridad, es un sueño hecho realidad".

Mercedes asegura que el coche que presente como Safety Car será muy parecido a su modelo de serie, con algunas modificaciones específicas para funciones en pista. La barra de luces características que llevaban los coches de seguridad Mercedes ha sido eliminada. En su lugar, se han añadido unas luces orientadas hacia atrás en el alerón trasero.

Estas luces tendrán un distintivo en forma de colores que señalizaran lo siguiente:

  • Naranja: En cuanto el Safety Car entra en servicio, se encienden los LEDs naranjas. Las luces anaranjadas que parpadean en la sección central en la parte trasera y que brillan de forma constante a ambos lados en la parte delantera significan "absolutamente ningún adelantamiento".
  • Verde: Si el AMG GT Black Series entra en la pista en mitad de la lucha al comienzo de la fase del Safety Car, se activan los módulos verdes delanteros y traseros. Esto indica a los pilotos que pueden adelantar al Safety Car.
  • Todos los módulos son totalmente regulables para permitir que la intensidad de la luz se adapte a las condiciones: por ejemplo, carreras nocturnas bajo focos o luz solar muy intensa de día.



 

¿Tiene la velocidad suficiente?

El coche de seguridad debe ser rápido, eso está claro, pero no basta con ser rápido. Los monoplazas de Fórmula 1 sufren cuándo sale el Safety Car, porque se asume el riesgo de que si este va muy “despacio”, los frenos y los neumáticos de los monoplazas se puedan enfriar y provocar el sobrecalentamiento de sus motores.

El Mercedes AMG GT Black Series monta un V8 biturbo, con cambio de doble embrague, un chasis muy afinado y una suspensión de doble horquilla, por lo que será perfecto para escudar a los monoplazas en situaciones de peligro. Diseñado para circuito, el modelo de más potencia tiene 730 CV y una suspensión altamente ajustable. El chasis se ajusta manualmente en altura y está totalmente equipado por amortiguadores adaptativos.

Debut de coche médico

 

El AMG GT 63 S 4MATIC+ es el nombre del coche médico de este año. Es el coche médico más rápido de la historia, 693 CV le avalan para ser más que rápido sobre la pista. Al igual que el coche de seguridad, su motor V8, el cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G, los soportes dinámicos del motor y el diferencial de bloqueo trasero electrónico son los mismos que en la versión normal de carretera. Otra ventaja con respecto al C 63 S con tracción trasera es la tracción total AMG Performance 4MATIC+ totalmente variable, que garantiza una tracción óptima y la máxima seguridad de conducción incluso con mal tiempo y lluvia torrencial.

 

Montado sobre un soporte de fibra de carbono, para aguantar las inclemencias del tiempo y sobre todo el viento. La base de los asientos están soldadas al suelo del coche. La unidad de interruptores de la FIA es la misma que la del Safety Car, pero colocada en este caso en la consola central. Un equipo de radio facilita la comunicación con el equipo de dirección de carrera.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.