Buscar

Z Proto, el samurái perdido de Nissan vuelve en forma de prototipo

Consideramos algunas opciones eléctricas para el Z Proto”, nos dice el especialista de producto de GT-R y Nismo, Hiroshi Tamura, “pero por el modelo de negocio y el nivel de potencia, decidimos elegir esta otra dirección.

Z Proto

La respuesta es un V6 twin turbo manual y una opción automática. Después de eso, si el cliente reclama algún eléctrico u opción híbrida, lo haremos”. No obstante, el mercado principal del Z es Estados Unidos, donde un V6 no es problema para las regulaciones de CO2.

El Z Proto que nunca llegará a nuestras costas

Pero, ¿habría alguna forma de que llegase a Europa? Meter un paquete híbrido en la carrocería de 4.382 metros del Proto habría aumentado el peso y el precio. Nissan admite haber contemplado la idea de un eléctrico puro, pero llegó a la conclusión de que la tecnología actual de baterías no ofrecía una solución útil de potencia y autonomía. Además del elevado precio de venta que habría supuesto.

Z Proto

Todo en el Proto parece que se ha hecho con el presupuesto en mente: las dimensiones solo aumentan en 5 mm de anchura entre vías, y las llantas se mantienen en 19 pulgadas. El Z Proto monta un V6 biturbo que según fuentes ofrece 400 CV de un motor extraído de otro coche japonés exiliado de Europa, el Infiniti Q60S, que comparte ADN con el R35.

Esa plataforma tan usada, un gasolina V6 y el cambio manual suenan a algo muy Old School. “Algunos dicen que es anticuado, pero creo que es clásico y a la vez novedoso” dice Tamura. “Motor delantero, tracción trasera y coste reducido es una actitud fundamental que no nos gustaría perder”.
Nissan ha juntado mil pedazos de historia del Z en este prototipo con las bondades de 2020. El resultado es un cupé deportivo de líneas limpias, diseño cuadrado y voladizos cortos.

El frontal está claramente inspirado en el de el 240Z original de hace 50 años, completado con esa parrilla rectangular. Mientas que la trasera toma ideas del 300ZX como es su disposición de las ópticas. Incluso el color es un guiño al Z original, con emblemas en la tipografía de aquel. “Tomamos inspiración de todas las generaciones durante la fase inicial de diseño, con un claro homenaje a la primera generación del Z y con toques del 300ZX”, nos dice el jefe de diseño, Alfonso Albaisa. “La primera generación del Z era más ligera y ágil, este Z Proto ha ganado muscularidad sobre esa idea”.

Los pequeños coches deportivos son una especie en extinción, pero esto no ha frenado a Renault para resucitar Alpine, o Toyota para traer al Supra. En palabras del Ceo de Nissan Makoto Uchida, “el Z, como deportivo más puro, representa el espíritu de Nissan y es un modelo clave para el siguiente proceso de transformación”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.