Buscar

Volkswagen ID.6: la familia ID sigue creciendo

Se acabó el miedo. A pesar de los problemas iniciales con el software, VW ha logrado que su familia de vehículos eléctricos ID tenga un buen comienzo. En 2020, incluso con la covid-19, la marca entregó casi 134.000 vehículos eléctricos, un 197% más que el año anterior. De hecho, el compacto ID.3 y el crossover ID.4 ahora forman parte del paisaje en las carreteras de Europa. Y en China, las carreteras ahora verán al nuevo Volkswagen ID.6.

Volkswagen ID.6

Un modelo clave para el futuro es el ID.6 (arriba), un SUV que, al menos por ahora, solo se comercializará en el mercado chino. Con siete plazas, cuenta con dos versiones, el ID.6 Crozz y el ID.6 X, y puede ser 4×2 o 4×4. Las dos baterías disponibles tienen una capacidad neta de 58 kWh y 77 kWh, y permiten alcanzar autonomías de entre 436 y 588 km (NEDC).

La batería está situada debajo de la cabina de los pasajeros, lo que garantiza un centro de gravedad bajo. Los motores eléctricos de la versión 4Motion entregan una potencia de 225 kW (305 CV), suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y alcanzar una velocidad punta de 160 km/h.

Volkswagen ID.6

“Con el nuevo ID.6, estamos sentando las bases para que, por lo menos, el 50% de nuestros coches vendidos en China sean eléctricos de aquí a 2030”, dijo Ralf Brandstätter, Consejero Delegado de la marca Volkswagen.

“Estamos manteniendo el impulso y ampliando gradualmente nuestra gama de coches MEB: para el 2023, Volkswagen tendrá un total de ocho modelos ID en China, llevando la MEB al conjunto del país. Las economías de escala que hemos logrado nos permiten ofrecer la última tecnología a un precio asequible y, por lo tanto, expandir nuestra ofensiva eléctrica”.

El Volkswagen ID.6 tiene una distancia entre ejes más grande y, con 4.876 mm, es 30 cm más largo que el ID.4. Este, a su vez, es más largo que el ID.3, pero tiene la misma distancia entre ejes. Los ID.6 se consideran demasiado grandes para los gustos europeos, pero están construidos sobre la plataforma MEB, lo que demuestra que VW no exageraba sobre la versatilidad de su plataforma eléctrica.

El próximo hijo de la arquitectura MEB será el ID.5, una versión cupé del SUV ID.4 que se mostrará a finales de este año y llegará a Europa a principios de 2022. Le seguirán otros dos modelos del tamaño del Arteon, una berlina conocida internamente como Aero-B, y otra con carrocería familiar.

También podría haber un par de ID.7, el sustituto eléctrico del Passat. Lo que es seguro es que en 2022 llegará la versión de producción del ID.Buzz, la mítica furgoneta renacida, pero ahora con cero emisiones.

Es probable que llegue otro SUV de grandes dimensiones. Y la marca ha confirmado que un automóvil urbano, el ID.1, estará en la gama en 2025, con un precio inferior a los 20.000 euros.

Por último se espera un modelo del tamaño de Polo. Pero olvídate del ID Buggy… las perspectivas de ventas eran demasiado bajas. En el marco de la estrategia “Accelerate” de la marca, Volkswagen está acelerando la ofensiva de electrificación para convertirse en el líder global en materia de movilidad eléctrica. Esta se fundamenta en el lanzamiento de un nuevo coche MEB cada año, con el objetivo de alcanzar volúmenes elevados y cubrir todos los segmentos.

Volkswagen ID.6

El objetivo de Volkswagen es que por lo menos el 70% de los coches vendidos en Europa sean eléctricos de aquí a 2030 y, por lo menos, un 50% en América del Norte y China.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.