Buscar

Top 10: los más influyentes de la F1

El recién fallecido Max Mosley dejó su huella en el mundo de la F1. Estos caballeros también pueden estar satisfechos de ser los más influyentes de la F1

Enzo Ferrari

En un deporte con corazón británico, Enzo dejó su impronta como nadie. Y no lo decimos nosotros. Cuando a Ecclestone le preguntaron por el personaje más importante de la historia de la F1 no lo dudó: “Mr. Ferrari”. Enzo dirigía el equipo de carreras de Alfa Romeo mucho antes de que naciera la F1, y hoy la Scuderia es el equipo más importante del campeonato. Sin duda fue uno los más influyentes de su momento.

Bernie Ecclestone

Transformó un deporte minoritario en un campeonato de miles de millones. Fue dueño de la escudería Brabham, pero su movimiento clave fue ofrecerse para gestionar la relación con las televisiones, controlando las tarifas de forma combinada. Todos sabían que era muy astuto y duro negociando, pero también que si te daba su palabra no la rompería.

Colin Chapman

Lotus debutó en F1 en 1958 y el equipo británico ganó a Ferrari en ser la primera escudería en sumar 50 victorias en GP. Esto fue posible gracias al impulso innovador de su fundador. Obsesionado con la ligereza, innovaron con el efecto suelo que lo cambió todo, la suspensión activa o el patrocino tabaquero (con Gold Leaf). Su muerte en 1982 le libró de vivir un momento amargo, acusado por la desaparición de cinco millones de libras de los subsidios para el desarrollo del Delorean.

Sir Jackie Stewart

Los pilotos en general no han tenido mucha influencia en la dirección y los cambios que ha experimentado la F1, pero este caso es especial. Encabezó “la rebelión” de los pilotos por la seguridad y se le considera el primer piloto moderno, en cuanto a profesionalidad y relación con los patrocinadores. Hoy sigue activo como embajador de la relojera Rolex.

Niki Lauda

Los más influyentes

Tan especial que hicieron una película sobre él. Apodado La Calculadora Humana, su meticulosidad y su valor para superar las secuelas de su accidente siguen siendo un ejemplo. Respetado por todos y con los mejores contactos, tras su retirada fundó Lauda Air y trabajó en Ferrari, Jaguar y Mercedes, aportando mucho a la escudería germana.

Sid Watkins

Conocido como El Médico de la Fórmula 1, Ecclestone le contrató en 1978 y trabajó en el Mundial desde entonces. Muchos pilotos le adoraban, entre ellos Senna, y a varios también les salvó la vida. Era neurocirujano y luchó para que el HANS se convirtiera en un elemento obligatorio. Su aportación a la seguridad en las carreras fue esencial.

Hermann Tilke

El ingeniero germano es conocido por haber diseñado la mayoría de los circuitos modernos de F1. Piloto aficionado en su juventud, su primer contrato para un circuito fue reformar Osterreichring. Luego diseñó Sepang, Barein, Estambul, Shanghái o Yas Marina. Algunos de sus trazados han sido criticados, pero la seguridad siempre ha resultado prioritaria.

Ross Brawn

Los más influyentes

Comenzó su carrera en la F1 en Williams en 1978 y el ingeniero británico pasó después por Lotus, Lola, Arrows y Benetton, donde logró sus primeros éxitos. Su época dorada la vivió entre 1997 y 2006 en Ferrari, junto a Schumacher, cuando lograron 5 títulos mundiales. Después estuvo en Honda y tras la retirada de los japoneses se quedó con el equipo y lo rebautizó como Brawn GP, haciéndolo campeón en 2009 con Button. Actualmente es el director deportivo de la F1 y uno de los los más influyentes.

Michael Schumacher

Los más influyentes

Su trascendencia en la historia de la F1, más allá lógicamente de su enorme calidad y sus siete títulos mundiales, tiene que ver con el extremado nivel de preparación y perfección que se exigía a sí mismo y a su equipo. La mayoría de los pilotos actuales crecieron mirándose en el espejo de Schumacher, aunque no siempre fuera el más limpio sobre la pista.

Ayrton Senna

Los más influyentes

Reconocido por muchos expertos como el mejor de la historia, el piloto brasileño fue una especie de místico de la conducción, una de los más influyentes. Como nos dijo su sobrino Bruno, “con su carisma y su carácter inspiró a personas que no estaban especialmente interesadas en las carreras”. Se convirtió en un mito en 1994, cuando se mató en San Marino en el Williams FW16. Tenía 34 años.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.