Buscar

Todo sobre la crisis de los chips

La falta global de micro chips ha ralentizado la producción de todo, desde videoconsolas hasta teléfonos, y ahora está poniendo freno a la recuperación poscovid en la industria del automóvil.

La falta de los cruciales semiconductores, miles de los cuales se necesitan en cualquier automóvil moderno, ha provocado que las líneas de producción se detengan y los pronósticos financieros se reduzcan.

chips

Puede que todo esto haga que cambie la forma en que los fabricantes de automóviles obtienen estos importantes componentes.

El jefe de Tesla, Elon Musk, describe el primer trimestre de 2021 diciendo que han tenido “algunos de los desafíos de suministro más difíciles que jamás han experimentado”. Un sentimiento del que se hacen eco los fabricantes históricos de automóviles en masa.

Se estima que el sector automotriz necesitará 85.000 millones de semiconductores este año, el 3%del mercado total de chips.

Controlan y calibran una gran variedad de funciones, y la demanda se ha disparado en los últimos años a medida que los automóviles se han vuelto cada vez más digitales y electrificados.

¿Por qué ha sucedido esta crisis de chips?

En la escasez de chips se suman varios factores, aunque la covid se encuentra en el centro de la cuestión. La pandemia hizo que hubiera una reducción significativa de la demanda de semiconductores automotrices en el segundo trimestre de 2020.

Pero, al mismo tiempo, otras industrias tuvieron un gran crecimiento como consecuencia del confinamiento, con un auge de las ventas de ordenadores para poder trabajar desde casa. Lo mismo ocurrió con las videoconsolas para el ocio en el hogar.

La gota que colmó el vaso fue el incendio en la enorme fábrica de Renesas Electronics, cerca de Tokio, uno de los mayores fabricantes de semiconductores para la industria. Todo ello afectó al suministro, al igual que el severo clima a fábricas en Texas y Taiwán.

Cualquiera de estos eventos habría provocado una leve interrupción en los suministros, pero todos llegaron a la vez… y, cuando la demanda de automóviles se recuperó con fuerza, los chips no estaban disponibles en cantidades suficientes.

¿Volverá la normalidad?

“Parece que la tensión continuará en 2022”, nos dice Thierry Bolloré, director ejecutivo de Jaguar Land Rover. El presidente de Ford de Europa, Stuart Rowley, añade: “El desequilibrio entre oferta y demanda no ha terminado. Así que vemos un impacto continuo”.

chips

Si bien la escasez general puede durar hasta 2022, la inminente apertura de una nueva planta de semiconductores de Bosch en Dresde (Alemania) ayudará.

¿Qué podría cambiar?

El impacto de la escasez de chips ha sido casi universal. Por ejemplo, Ford espera producir 1,1 millones de vehículos menos este año. Por tanto esta crisis probablemente provoque un cambio en la cadena de suministros, digamos vitales.

Al respecto, el jefe de Stellantis, Carlos Tavares, instó a los proveedores de “Nivel 1” de la industria, las gigantes empresas que proporcionan componentes a los fabricantes de automóviles, a que examinen nuevamente cómo obtienen sus chips.

“Creo que es justo decir que nuestros proveedores no nos protegieron de este tipo de situación”, dice Tavares. “Yo diría que el mayor interés de nuestros socios de Nivel 1 es encontrar una solución lo más rápido posible para evitar que los fabricantes de automóviles cambien radicalmente la estrategia de suministros en este asunto”.

“Esta situación no es una que queremos ver en el futuro”, concluye Stuart Rowley, presidente de Ford Europa. “Creo que próximamente veremos diferentes prácticas de gestión de la cadena de suministro”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.