Buscar

Subastas de verano: de compras por el mundo

Desde Ginebra a Las Vegas, nuestro planeta esta lleno de sitios fantásticos donde comprar coches. Repasamos algunos de los automóviles de colección más singulares salidos de subastas recientemente.

Ferrari 250 GT Lusso (1963)

El Golf & Country Club de Bonmont en Suiza, con vistas al lago Geneve, acogió la subasta de Bonhams el pasado 20 de junio. Solo se construyeron 350 unidades de este Ferrari, claro candidato a automóvil más bello de la historia. Su motor V12 rendía 240 CV a 7.500 rpm. Este es el nº de chasis 5187 y fue vendido nuevo en EE UU. Steve McQueen tuvo uno igual y del mismo color. Vendido por 1.222.000 euros.

Rolls-Royce Silver Cloud III Drophead (1963)

El 19 de junio RM Auctions celebró una subasta en Liechtenstein para una colección de Rolls y Bentley. Nos habríamos quedado con el Silver Cloud III Drophead Coupé Adaptation by H.J. Mulliner. Solo se hicieron 25 LHD y este fue comprado por el productor Carlo Ponti para Sophia Loren. Además aparece en la película Ayer, hoy y mañana (1963). Vendido por 965.000 euros.

Porsche 962C “Repsol” (1990)

Los 956/962 son los coches de carreras más exitosos de la historia, con su motor 6 cilindros bóxer biturbo. Este (chasis 962-163) subastado on line por Gooding & Co. perteneció a Brun Motorsport y fue conducido entre otros pilotos por nuestro compatriota Jesús Pareja. Solo compitió en dos carreras del mundial. Vendido por 883.000 euros.

Toyota Supra “Fast & Furious” (1994)

subastas

Atención a los incondicionales de la saga cinematográfica, porque en Barrett-Jackson (Las Vegas) salió este modelo único. Aparece en las dos primeras entregas de Fast & Furious conducido por el protagonista, Paul Walker (1973-2013). Lo modificó Eddie Paul en The Shark Shop (El Segundo, California), con esa pintura Lamborghini… y automático. Vendido por 461.900 euros.

Cadillac Coupé de Ville Custom (1960)

subastas

También en las subastas de Barrett-Jackson vimos esta escultura rodante con su diseño espacial, restaurado y mejorado. En lugar del V8 original lleva un GM LS6 biturbo con un cambio automático, frenos potenciados y suspensión neumática, entre otras mejoras. Vendido por 230.900 euros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.