Buscar

Prueba Volvo XC40 T5 Recharge, mejorando lo presente

Ya no queda ni un modelo de Volvo sin electrificar. La gama Recharge de los suecos no puede ser más explícita, son las versiones que se pueden recargar, es decir, los híbridos enchufables. Este Volvo XC40 T5 Recharge es su versión «de acceso» a esta gama, un coche a priori con todo lo bueno del SUV compacto y todo lo bueno de los híbridos enchufables.

T5 Twin Engine, dos coches en uno

Volvo incluye en sus 4,42 metros de largo dos motores. Por un lado el 1.5 gasolina de 3 cilindros de 180 CV, por el otro un motor eléctrico de 80 CV. El resultado son 262 CV y 425 Nm de par. Suena bien, y en modo 100% eléctrico ni suena. Una buena cifra de potencia para este coche, que pasa a ser más rápido, con un 0 a 100 km/h en 7,3 segundos.

Volvo XC40 T5 Recharge

También le hace más instantáneo. En modo Hybrid el coche elige cuando se usa una energía u otra, o ambas a la vez, y el retardo del motor de combustión es casi inexistente. Además el sistema es muy inteligente, y sabe cuando vamos por ciudad y es mejor usar el motor eléctrico, o cuando vamos por autopista y es mejor que el motor térmico gane protagonismo.

Hay un tercer modo, el Power, que hace que ambos motores trabajen constantemente. El Volvo XC40 T5 Recharge puede ser muchas cosas, pero no un SUV deportivo. Por el contrario, tenemos un coche cómodo para el día a día, independientemente de la vía, y rápido para situaciones de necesidad.

El cambio es aquí automático, de doble embrague y 7 velocidades, pero mi unidad, un acabado Inscription, no lleva levas en el volante. Si lleva una bonita palanca de cambio de pequeño tamaño y en cristal, que puedo golpear a la izquierda o a la derecha para subir o bajar marcha. En este coche, preferimos el modo automático, no necesitas más.

Volvo XC40 T5 Recharge

En silencio en ciudad

Salimos de Madrid con el Volvo XC40 híbrido enchufable cargado por completo, tarea que se puede hacer hasta en solo 3 horas en tomas de 3,7 kW, 5 horas en las de 2,3; y tenemos 45 km de autonomía. Los primeros 6 kilómetros saliendo de la capital se hacen en modo eléctrico y se gastan 6 km de autonomía clavados. Todo correcto.

En el modo Pure, o «solo eléctrico» circulamos con el motor eléctrico como protagonista, pero el térmico siempre está disponible por si la trama lo necesita. Y es que si llevamos el acelerador más allá de un punto del recorrido entra el térmico en acción por que entiende que necesitamos toda la potencia en ese momento. Con este modo podemos llegar hasta 125 km/h, con todos los demás hasta 180 km/h, así lo ha decidido Volvo.

Volvo XC40 T5 Recharge

En modo eléctrico el Volvo XC40 T5 Recharge es todo confort y calma, parece un coche eléctrico más. Salvo que su frenada regenerativa no es tan fuerte como la de un eléctrico a secas. Actúa levemente así que siempre tendremos que llevar el pie al freno, el cual tiene un tacto algo más duro de lo normal pero se hace llevadero.

En términos generales este Volvo XC40 T5 Twin Engine se conduce como su versión normal, con el plus de poder elegir entre energía híbrida, solo eléctrica o solo gasolina. Porque si queremos conservar la carga que nos queda podemos activar el modo de conservación de la carga, aunque echa mano de ella si aceleramos a fondo.

Volvo XC40 T5 Recharge

Si queremos recuperar energía en marcha también podemos, ya que hay un modo de recarga en el XC40 T5, solo que nuestro consumo puede que suba algo más. Este por cierto, es de 1,9 l /100 km en el ciclo homologado WLTP. ¿Se puede conseguir? Será difícil, nosotros solo lo vimos saliendo de la ciudad, una vez que sales a autopista y usas ambos motores o guardas batería pasas a rondar los 5 o 6 litros, según la vía.

La batería de 10,7 kWh está ubicada en el suelo, y con ella se pueden realizar entre 47 o 50 km en modo 100% eléctrico con este Volvo XC40 T5 Recharge.

Igual de espacioso

Lo bueno es que debido a esa ubicación no se ha perdido espacio en el maletero, que sigue siendo de 460 litros, ni tampoco espacio en sus cinco plazas, que siguen siendo ampliar tanto delante como detrás.

Volvo XC40 T5 Recharge

El interior del XC40 sigue siendo un lugar agradable, con ciertos detalles que nos indican que está por debajo de un XC60, pero con la tecnología y el diseño tan atractivos de la marca sueca. Por ejemplo Volvo nos incluye de serie la pantalla central vertical de 9″, y podemos equipar el cockpit digital de 12,3 pulgadas, carga inalámbrica, y otros extras dignos de segmentos superiores.

Volvo XC40 T5 Recharge pantalla

Precio Volvo XC40 T5 Recharge

Es el híbrido enchufable de Volvo más económico, por 46.350 euros, o una oferta especial de renting privado por 357 € al mes. Aunque ahora también hay una versión T4 Twing Engine del XC40, que es de solo 211 CV y cuyo precio de acceso son 45.550 euros. ¿Dudas de coger un XC40 híbrido enchufable? Volvo ofrece un año gratis de electricidad a quien compre uno antes del 30 de septiembre.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.