Buscar

Prueba Toyota Yaris hybrid 2020: diversión frugal

El rival del Fiesta es un Toyota Yaris hybrid más nuevo, más económico y, posiblemente, un poco más inteligente que el icónico compacto del óvalo azul. Ambos son los más vendidos de la gama dentro de sus respectivas compañías y ambos ofrecen destellos de diversión en un mercado de compactos bastante gris.

Este nuevo Toyota Yaris hybrid ha recibido una buena revisión por parte del departamento de diseño. En comparación con el modelo anterior, tiene un morro más agresivo y una postura más baja y deportiva. Se han eliminado algunos toques JDM de la generación anterior y por tanto es más europeo.

A diferencia de los modelos antiguos, el nuevoToyota Yaris hybrid sólo está disponible como un híbrido automático de cinco puertas. Si quieres un manual de tres puertas, tendrás que optar por el Yaris de tres puertas de generación anterior, o el rompecorazones que es el nuevo GR Yaris, aunque en este caso sólo en versión de gasolina.

Toyota Yaris hybrid

Hablemos de la propulsión. Toyota lleva construyendo híbridos desde 1997, ¿y sabes qué? Lo hace bastante bien. Su último sistema de propulsión híbrido es brillante. Silencioso, suave y, por supuesto, enormemente económico. El WLTP oficial es de 3,4 litros a los 100 km y creemos que es posible alcanzar una eficiencia aún mayor de esos 3,4 que se mueve principalmente entre tráfico urbano lleno de semáforos en los que aprovechar el frenado y el encendido y el apagado.

El Toyota Yaris hybrid es un coche con transmisión eléctrica. Y no está nada mal (más adelante hablaremos de ello). Toyota cree que en los próximos dos o tres años podría llegar al mercado un modelo no híbrido.

Hablemos de los niveles de equipamiento. Habrá cuatro acabados estándar, además de una edición de lanzamiento para empezar. Las especificaciones de la Edición de Lanzamiento se han vuelto de rigor para los fabricantes de automóviles. Ya conoces la fórmula. Toma el coche. Añade todo lo que el fabricante de coches tiene en el configurador. Añade un color de edición especial y tendrás esa edición especial.

El Toyota Yaris hybrid no es diferente. La versión de lanzamiento cuesta unos 21.900 € (con descuentos), aunque las versiones normales son mucho más económicas. El Active-Tech es la versión básica. Pero sigue teniendo una pantalla de infoentretenimiento de siete pulgadas, cámara de marcha atrás y llantas de aleación. La versión Business Plus añade llantas diferentes, una pantalla de infoentretenimiento más grande y ventanillas traseras eléctricas.

Los modelos Style incorporan llantas de aleación de 17 pulgadas, faros delanteros LED y botón de arranque, por ultimo el Premiere Edition es la versión superior. Incluye detector de ángulo muerto (BSM), sistema de audio premium JBL y Head Up Display de 10″ en color.

Más corto, más bajo, más ancho… y realmente más divertido

El último Toyota Yaris hybrid se apoya en la plataforma adaptable más pequeña hasta ahora, conocida internamente como TNGA-B.

Toyota Yaris hybrid

La adopción de esta plataforma permite que el Yaris Mk4 sea 5 mm más corto, 50 mm más ancho y 40 mm más bajo que el Mk3, con una distancia entre ejes 50 mm mayor para generar espacio interior adicional.

Sin duda es una mejora para los pasajeros más altos sentados en la parte trasera, con espacio para los pies debajo de los asientos delanteros y una cantidad razonable de espacio para las rodillas que simplemente no existe en, por ejemplo, un Renault Clio.

Los pasajeros de delante también se sientan más bajos, 21 mm, además, la anchura añadida significa que también se sientan 20 mm más separados. Esta anchura adicional es exclusiva de los modelos que se venden fuera de Japón: la flexibilidad de la plataforma hace que los Yaris con especificaciones japonesas sean más estrechos para adaptarse mejor a las necesidades locales.

Esta nueva estructura es unos 20 kg más ligera que la del Yaris anterior, pero también es un 37% más rígida, ya que la mayor parte del peso se concentra en la parte inferior de la estructura del coche. Esta misma arquitectura también puede albergar un sistema compacto de tracción a las cuatro ruedas, reservado específicamente para el todopoderoso GR Yaris, al menos en Europa.

Toyota Yaris hybrid

Nuestro coche de prueba tenía llantas de 17 pulgadas. Está configurados con una conducción más firme que los coches con ruedas más pequeñas. Esto incluye los muelles y amortiguadores más firmes y los neumáticos de perfil más bajo.

Esta configuración está orientada a satisfacer los gustos europeos. La conducción es firme. Pero quizás demasiado firme para el conductor medio del Yaris. Las principales formas en que esto se puede sentir es a bajas velocidades a través de superficies rugosas.

Esta es la única configuración que hemos probado, y encontramos que el pequeño Yaris realmente se sujeta en las curvas. Si se le añade un poco más de bloqueo a mitad de la curva, se encontrará con mucho agarre, y tal vez un poco de subviraje seguro.

Los coches con ruedas de 16 pulgadas tendrán muelles y amortiguadores más blandos, además de neumáticos de mayor perfil. Imaginamos que esto resolverá un poco la incomodidad asociada a las 17 pulgadas.

Entonces… ¿qué artillería tenemos aquí?

El motor de 1,5 litros utilizado aquí es una versión de tres cilindros del motor de 2,0 litros y cuatro cilindros del Corolla, que utiliza el ciclo Atkinson y tiene una relación de compresión de 14:1.

Está unido a un nuevo motor eléctrico que produce 80 CV, junto con un paquete de baterías de iones de litio más ligero, que acciona las ruedas delanteras a través de una caja de cambios automática CVT.

Toyota Yaris hybrid

Este Toyota Yaris Hybrid es el primero en utilizar este nuevo tipo de paquete de baterías, que permite duplicar la capacidad de recarga y aumentar la potencia en un 50%. Su ubicación debajo de los asientos traseros no sólo evita que ocupe espacio en el maletero, sino que también permite que el paquete de baterías se mantenga frío gracias a la temperatura del aire del habitáculo, lo que evita la necesidad de un sistema de refrigeración líquida independiente, con lo que se consigue un ahorro de peso de 12 kg respecto a la versión anterior.

La batería más potente ayuda al Yaris a funcionar en modo eléctrico puro durante aproximadamente el 80% del tiempo en los trayectos urbanos típicos y puede conducirse hasta 129 km/h antes de que el motor de gasolina entre en funcionamiento, es decir, 80 km/h más que la versión anterior.

Toyota Yaris hybrid

En total, hay un 16% más de potencia que el Yaris Hybrid saliente y, sin embargo, una reducción del 20% de las emisiones de CO2: todos salimos ganando.

La potencia del motor de gasolina aumenta de 101 a 118 CV, con un tiempo de 0 a 100 km/h de 10,3 segundos, dos segundos más rápido que la versión anterior. Las emisiones de CO2 se reducen en 26 g/km respecto al modelo anterior, con un valor de 86 g/km en condiciones WLTP.

Ahora puedes arrancar desde parado sin apenas vacilar, es una de las mejores CVT que existen. Es un gran paso adelante respecto al modelo anterior. Hay muy poca sensación de elasticidad, donde parece que las revoluciones suben pero en realidad no vas más rápido. Esto se debe principalmente a la batería. Es un 50% más potente, lo que significa que se puede utilizar más, durante más tiempo.

El motor de 1,5 litros también es muy silencioso, lo que explica en parte que la aceleración sea menos tortuosa para los tímpanos. De hecho, es necesario que le des caña para darte cuenta de que es una CVT.

Combinando esta enérgica respuesta con una dirección más afilada y un chasis más rígido, tienes un Yaris que se siente lo suficientemente ágil como para que te lances y te diviertas por la ciudad, o al menos, sientas que estás progresando de forma efectiva.

Puedes elegir entre tres modos de conducción: sólo EV, Sport y Eco. El modo Sport hace que la dirección sea un poco más pesada, aunque no ofrece mucho más en términos de comunicación. El modo Eco se limita a reducir la velocidad y a reducir el consumo en cualquier momento. El EV intenta mantener las cosas usando sólo electricidad durante el mayor tiempo posible.

Si se cambia la palanca de cambios al modo B para el frenado regenerativo, no es demasiado brusco a la hora de reducir la velocidad, por lo que no es como un BMW i3, pero es lo suficientemente útil en la ciudad sin ser demasiado violento con los frenos.

Toyota Yaris hybrid

Absorbe muy bien los baches a altas velocidades. No es tan firme como el Ford Fiesta ST, pero puede que sea demasiado firme para el conductor del Toyota Yaris.

Una cosa que podemos asegurar es que el motor es mucho más silencioso de lo que solía ser, incluso cuando trabaja duro. Su sonido es más profundo, el tono de tres cilindros no suena como si le doliera, y hay poca vibración que llega a la cabina, por lo que es un lugar relajado para pasar el tiempo cuando se aborda el tráfico de la ciudad.

Toyota Yaris hybrid

Los ruidos más notables que se filtran en el habitáculo suelen provenir de los componentes eléctricos, que se escuchan al acelerar y al frenar a baja velocidad. Si se conduce en modo B, el sistema de frenado regenerativo será algo audible. Dicho esto, se nota principalmente cuando no tienes la radio encendida y todo a tu alrededor está en silencio, y si optas por el sistema de sonido JBL, habrá un montón de altavoces dispuestos a ayudar a solucionarlo.

Un habitáculo funcional que ahora está al día

Funcional es realmente la mejor palabra para describir el interior. Funciona. Todo está donde te lo imaginas. Hay muy pocas cosas que te molesten. Los plásticos se sienten robustos, el uso de texturas es agradable al tacto y los asientos con dibujos de diamantes son más parecidos a los de un coche premium francés.

El salpicadero es oscuro y monótono, pero puedes elegir dos colores plateados para los asientos y las inserciones de las puertas. El Renault Clio sigue teniendo la capacidad de tener el habitáculo más brillante, el Peugeot 208 se siente el más futurista, mientras que el Yaris sigue siendo un lugar más colorido para pasar el tiempo en comparación con un Ford Fiesta.

Siéntate en el asiento del conductor y el panel de instrumentos consta de dos pantallas digitales circulares situadas a ambos lados de un ordenador de viaje. Son bastante fáciles de leer, por lo que la decisión de usar este sistema nos parece acertada.

¿Cuánto costará el nuevo Yaris?

La gama parte de 18.700 euros y llega hasta los 21.900 euros del Premiere Edition. Las versiones de acceso pueden parecer algo sosas, pero contar con un coche tan completo, con un dinamismo tan bueno y con un consumo tan ajustado, nos parecen un buen conjunto por ese dinero.

Veredicto sobre Toyota Yaris hybrid

Si el último Yaris nunca entró en tu radar, sin duda tiene la oportunidad de hacerlo ahora. Se han añadido prestaciones, diversión al volante y estilo, a la vez que se mantienen bajos los costes de funcionamiento. Si ya te gustaba el Yaris, este es mejor que nunca, excepto que ahora te divertirás conduciéndolo por la ciudad y no sólo por el factor de bienestar de ser un poco más responsable con el medio ambiente.

Toyota Yaris hybrid

¿Qué te impediría hacerte con uno? Esta versión apuesta más por tu bolsillo que por tu sonrisa al volante, así que tienes que tener claras tus prioridades.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.