Buscar

Prueba Renault Megane E-Tech Electric, vientos de cambio

Este es el Megane E-Tech Electric, el automóvil eléctrico puro de segunda generación de Renault que sigue al Zoe, veterano pero permanentemente actualizado. El Megane Electric es un compacto de tamaño medio con cero emisiones que llegará a España en abril de 2022.

Sus ingenieros tuvieron carta blanca para presumir de la ventaja de más de 100 kg del Megane sobre su rival el VW ID.3. Y el jefe llama a su primer Renault eléctrico el GTI de los vehículos eléctricos.

¿Un compacto deportivo eléctrico? Suena atractivo...

Absolutamente. También es una perspectiva muy atractiva para evaluar durante nuestra prueba. Partimos en modo Confort, navegando tramos de autovía interrumpidos por el tráfico. Primer rasgo de GTI: la dirección tiene una relación baja de 12:1 y responde bien en línea recta, aunque un poco ligera a veces. Es muy directa y precisa, así que pronto te acostumbras a su tacto y disfrutas de las curvas sin tener que mover los brazos más de la cuenta.

Un motor eléctrico de 220 CV hace girar el eje delantero, alimentado en esta versión de alto equipamiento por una batería de 60kWh entre las ruedas de 20 pulgadas. Eso da una autonomía oficial de 450 km; el paquete de 40kWh hace 300 km. Este modelo EV40 tiene un motor de menor potencia que produce 130 CV.

Renault dice que el motor eléctrico y el cambio en conjunto solo pesan 145 kg. Todo es parte de un programa para minimizar el peso en esta nueva plataforma específica de vehículos eléctricos, CMF-EV, que también sustenta al Nissan Ariya.

Se comedido con el acelerador y la marcha será constante: no vuela como un GTI. Dicho esto, a través de las curvas, es más plano que una mosca que golpea el parabrisas a 70. Hay sustancia en la afirmación de Renault de que el centro de gravedad es 90 mm más bajo que el Megane de gasolina existente. El paquete de baterías delgadas de 110 mm ayuda con eso, parte integral de los fundamentos del chasis CMF-EV.

Lo suficientemente rápido, ¿cómo es la conducción?

La característica sobresaliente es la calidad de conducción. Baches, a toda velocidad sobre las juntas de dilatación, golpes de alta frecuencia, el Megane Electric simplemente sube y baja sobre la topografía. Es suavemente cómodo, pero lo suficientemente tenso para un buen control de la carrocería. Ahora eso suena muy GTI.

Es hora de activar el modo Sport a través del botón de modo de conducción en el volante achatado. El acelerador se vuelve súper receptivo, con una aceleración contundente capaz de balancear la cabeza hacia atrás y hacer que el tiempo de 0 a 100 km/h de 7.4 segundos parezca completamente plausible.

La dirección tiene mucho más peso y tranquilidad también. Tiendo a no molestarme mucho con los modos de conducción cuyas diferencias son apenas perceptibles, pero bloquearía el Megane Electric en Sport y tiraría la llave.

En cambio, los cuatro grados de frenado regenerativo no son tan distintivos. Sé que esto es una cuestión de gusto, pero preferiría una mayor amplitud de intensidad, con la configuración máxima realmente arrojando peso hacia adelante a medida que lo levanta para ayudar a girar el automóvil en las curvas. Sin embargo, operarlos es muy claro: un tirón en la leva izquierda para aumentar el frenado, en la derecha para reducir. El pedal del freno tiene un tacto homogéneo para un coche eléctrico pero se queda por poco a la altura del de un buen compacto.

El Renault Megane eléctrico homologa 16,1 kWh/100 km de consumo medio y los estamos rozando en nuestra ruta por las montañas malagueñas y sus pueblos pintados de blanco. Esto es un buen augurio en cuanto a eficiencia sobre sus rivales.

Los clientes podrán optar por diferentes tipos de sistemas de cargador en el automóvil, que van desde la 'carga estándar' de CA de 7kW básica hasta la carga pública de CC rápida, a 85kW para la batería más pequeña de 40kWh y 130kW para el paquete de batería más grande.

El Mégane Electric EV60 puede recuperar alrededor de 200 km de autonomía en 30 minutos con un cargador de CC de 130kW. Ocho horas de carga en un cargador doméstico típico de 7.4kW otorgarán alrededor de 400 km de autonomía.

Es un coche bonito, el Megane Electric. No te dejes engañar por las señales de diseño de crossover: el coche es apenas 50 mm más alto que el Megane de combustión, es un poco más ancho y tiene una distancia al suelo similar.

Y este hatchback tiene mucho espacio en el interior: hay suficiente espacio para las piernas en la parte trasera y un piso plano gracias a los cimientos de la batería a medida. Pero el techo está muy alto, lo que desagradará a los adultos claustrofóbicos y a la mayoría de los niños pequeños, y la vista del conductor a través de la luneta trasera es regular, algo que compensa si equipamos el retrovisor central con cámara.

El interior está muy bien rematado, con calidad suficiente para medirse a los mejores del segmento. Las manijas de las puertas traseras ocultas tienen una acción encantadora, el tablero curvo está adornado con madera tipo parquet y la pantalla digital y la pantalla táctil del conductor son brillantes y coloridas. Y el maletero es enorme, tiene capacidad para 400 litros y muy profundo.

Google se encarga de poner el infoentretenimiento y es divertido hacerle preguntas al asistente, aunque ignora a veces las solicitudes para cancelar los puntos de referencia de navegación o subir la calefacción. Pero todavía hay botones físicos para eso.

Renault Mégane E-Tech Eléctrico: veredicto

Este coche es justo lo que esperarías de una reinvención completa de un automóvil que conocemos desde hace décadas, y lo haremos durante un tiempo: los Megane de gasolina e híbridos existentes continuarán vendiéndose hasta 2024.

El Megane Electric tiene un andar suave, un aspecto nítido, un funcionamiento eficiente y su interior está a la altura de los mejores de su clase. Bastante atractivo de conducir también, aunque no tan prometedor como el GTI eléctrico de Renault. ¿Qué tal una versión Renault Sport, Luca? Su precio en la versión 130 CV son 35.200 euros, 40.200 euros en el de 220 CV y batería mayor.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.