Buscar

Prueba Renault Clio E-TECH, un buen híbrido para ciudad

La electrificación no es ajena a Renault, no olvidemos que ya contaban con el Zoe y algunos vehículos comerciales electrificados. Sin embargo la electricidad no había llegado aún a modelos más generalistas y top ventas, pero la nueva gama E-TECH de Renault viene para cambiar esto. Esta se compone de tres modelos, los más vendidos en la firma, como son el Clio, el Captur y el Megane. Aquí nos centraremos en el Renault Clio E-TECH, sin embargo también hemos probado el Captur E-TECH y Megane E-TECH.

Un motor térmico y dos eléctricos

La firma del rombo ha desarrollado su propia tecnología híbrida gracias a la experiencia del equipo de Formula 1. La era híbrida lleva ya 6 años en la máxima disciplina y Renault la traslada ahora a sus coches de calle.

Renault Clio E-TECH perfil

Esta mecánica híbrida se compone de un motor 1.6 gasolina atmosférico de cuatro cilindros, que rinde 91 CV. Acoplado lleva un motor de arranque/alternador para apoyarlo en momentos puntuales más un motor eléctrico. El resultado combinado son 140 CV, lo que lo coloca al Renault Clio E-TECH como el más potente de la gama.

La batería es de 1,2 kWh brutos, y con ella se alimenta el motor eléctrico principal. Esta va debajo del asiento trasero, pero perdemos algo de maletero, que pasa de 340 a 300 litros, sin embargo, no pierde habitabilidad interior.

Renault Clio E-TECH logo

Conducir sin cambiar en el Renault Clio e-tech

Una peculiaridad del sistema híbrido de Renault es que el cambio no lo vamos a controlar, e incluso a veces ni a notar. Es un cambio Multimodo, una caja inteligente como la firma la denomina, con más relaciones que en una norma, diseñada para ofrecer la mejor eficiencia posible.

Se supone que consta de 15 velocidades pero no notas nada, si acaso una o dos cuando sueltas el acelerador o sales desde parado. Es suave, y vistos los consumos que sacamos en ciudad con el Clio E-TECH, parece que funciona. Renault homologa 4,3 l/100 km para su compacto del segmento B, nosotros nos quedamos en 4 litros con un uso casi a un 50-50 ciudad-carretera.

Y es que el planteamiento híbrido es muy inteligente, una batería que siempre nos ayuda a movernos en modo eléctrico todo lo posible y un motor térmico lo suficientemente potente como para no gastar demasiado y movernos con soltura.

Renault Clio E-TECH ciudad

¿Mejor en ciudad que fuera de ella con el Renault Clio e-tech?

Lo cierto es que el Renault Clio E-TECH parece diseñado para la ciudad, donde según la marca podemos recorrer hasta un 80% del trayecto en modo eléctrico. Para exprimir al máximo la batería tenemos un modo EV (100% eléctrico) al que accedemos con un botón en la consola central.

Se nos dijo que aprovechaba la batería al máximo, pero en cuanto el indicador de batería del cockpit pasaba de la mitad se desconectaba el modo eléctrico y el motor de gasolina entraba en escena para movernos y ayudar a recargar la batería.

Renault Clio E-TECH perfil dinámica ciudad

Esto último se hace siempre en marcha, pues el Renault Clio E-TECH es un híbrido convencional. Para ello contamos con frenada regenerativa, con dos modos de intervención: uno normal y otro más potente con el cambio en la posición Brake. Aquí cuando soltamos la retención es fuerte al punto de que el coche enciende las luces de freno (por normativa) y llegamos a frenar hasta 8 km/h momento en el que desliza suavemente, no llegamos a pararnos al 100% en nuestro trayecto.

Renault Clio E-TECH tres cuartos delantero ciudad

Lo bueno es que el tacto del freno es muy bueno, de coche normal, pero necesitamos un breve periodo de adaptación para saber frenar en la distancia correcta con el modo Brake de regernación.

Para su uso contamos con tres modos de conducción denominados MySense, Eco y Sport. El primero viene a ser un modo «Normal» que además podemos personalizar, el segundo busca la mejor eficiencia y el tercero nos ofrece siempre las reacciones y prestaciones más vivas.

Lo que se nota primordialmente al pasar de un modo a otro es la intervención de la regeneración por frenada, vas notando como el acelerador pierde protagonismo en favor de los frenos.

En cuanto al modo Sport, la dirección gana algo de peso, no demasiado ni falta que hace, y ambos motores están en un permanente estado de alerta para ayudarte a acelerar. La peculiaridad que se da es que como llevamos la caja Multimodo, esta sabe que aceleramos a tope sin soltar y deja al motor en unas revoluciones altas, como si fuera un cambio CVT, ya que no notamos un cambio de marcha hasta que soltamos el acelerador.

Renault Clio E-TECH instrumentación

En términos generales se conduce igual de bien que un Clio normal, un coche que en nuestra prueba inicial nos agradó mucho por la ganancia de aplomo, el salto en calidad de rodadura y la buenas respuestas y comportamiento que ofrecía, con un tarado muy neutro y una suavidad de conducción más propia de un segmento superior.

Pequeños detalles para diferenciarlo

En cuanto a su estética Renault no ha querido destacar demasiado el ADN eléctrico del Clio E-TECH 2020, pero hay elementos nuevos como las placas con el nombre del modelo en su pilar B y su zaga o el paragolpes trasero sin escapes a la vista.

A bordo llevamos de serie instrumentación digital de 7 pulgadas, con un panel de visualización con el que controlar en todo momento el uso de cada energía, el consumo etc. Por lo demás es igual, con buen espacio, mejora de materiales, pantalla central de hasta 9 pulgadas, etc.

El precio del Renault Clio E-TECH 2020 es de 21.533 euros con las ayudas de la marca, y sin tener en cuenta las que podamos recibir por el Plan Renove 2020.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.