Buscar

Prueba Opel Corsa 2019, carácter alemán con sabor francés

El primer coche de la nueva era PSA para Opel es precisamente su coche más vendido, un icono de la marca que siempre ha representado sus valores de forma clara y exitosa, y que ahora se enfrenta a una nueva etapa para la marca bajo el amparo del grupo francés. ¿Será esto un factor positivo o negativo en el nuevo Opel Corsa 2019?

De primeras, es un Opel en toda regla. El diseño del Corsa 2019 es totalmente nuevo con respecto a la generación anterior, y se ha trabajado en él para no solo ser eficiente, pues logra un Cx de 0,24, sino para mejorar el espacio interior y de paso, seguir siendo atractivo. Es 48 mm más bajo, 39 mm más largo y 1 mm más estrecho, lo que permite mejor espacio interior y como hemos comprado, también una buena dinámica de conducción.

Para quienes quieran un toque más deportivo Opel propone la GS-Line, con carrocería bicolor, llantas específicas de 17”, un alerón diferente, y un interior salpicado de detalles rojos. Pero además también afecta al chasis, y añade un modo Sport de conducción, con el cual la dirección gana algo de peso y los altavoces amplifican el ruido del motor, sonido que sigue siendo artificial.

Este GS-Line ha sido el que más hemos probado, un acabado con el que se puede disfrutar del motor 1.2 Turbo de tres cilindros y 130 CV, cosa que en otros acabados no. Este bloque, sin ser deportivo, ya nos permite mover con cierta alegría a este Corsa, aunque dista mucho del 1.4 de 140 CV del anterior Corsa GSi, que sí era una versión deportiva como tal, y que por ahora no se sabe si volverá. Sus 230 Nm de par se aprecian bien a partir de 2.500 vueltas, y en términos generales la potencia es buena para el coche, que en ficha pesa 1.200 kilos.

Si no queremos tanta potencia, hay un motor de igual cilindrada pero con 100 CV. Seguramente sea el más popular, y lo cierto es que es más que suficiente para que el Opel Corsa 2019 se mueva bien en ciudad y podamos salir a carretera sin miedo. Por debajo hay un bloque 1.2 sin turbo de 75 CV que no hemos probado, y que seguramente esté más orientado a flotas. El motor restante es el 1.5 Diésel de 4 cilindros y 102 CV.

Según el motor llevaremos una caja manual de seis velocidades, o bien la automática EAT8. Esta viene de serie con levas en el volante y posibilidad de gestión manual. En modo automático funciona con suavidad, y al pisar a fondo puede bajar varias marchas de golpe. En términos generales es adecuada para este Corsa.

Corsa 2019

Respecto a la dirección en ese GS-Line, si que se percibe esa ganancia de peso en el modo Sport, lo que le hace más placentero en carretera secundaria, aunque no más comunicativo, simplemente permite aplicar algo más de precisión. En una versión normal la dirección sigue teniendo un tacto ligero, lo que le hace muy práctico en ciudad.

El Corsa que nos habría gustado probar es el eléctrico, el Corsa-e, que llega con unas cifras tan interesantes como 333 km de autonomía gracias a la batería de 50 kWh, 136 CV, y una potencia de carga de hasta 100 kW. Esperaremos un poco para probar el primer Opel eléctrico. En febrero llegará a los concesionarios.

¿Se nota la mejora de espacio? En las plazas delanteras se nota especialmente la altura de conducción rebajada, 28 mm, que nos da una mejor posición para conducir y ayuda a que la gente alta vayamos más cómodos. En las plazas traseras dos adultos de 1,80 m de alto cabrán sin problemas, tres ya irán algo pegados por tema de anchura, pero también caben. El maletero es otro beneficiado de esta nueva plataforma CMP de PSA, pues gana 29 litros para llegar hasta los 309 litros de maletero, ampliables a 1.081 y con una boca de carga ahora más ancha, 1.018 mm en total.

La tecnología de PSA también es otro factor que mejora a este Corsa, especialmente a bordo. Lleva la pantalla central con el sistema multimedia del grupo francés, con un tamaño de 10”, 7” de serie.  El uso es sencillo y la respuesta es buena. Para el conductor hay una instrumentación digital de 7”, con varios modos de visualización, incluyendo una para la navegación, ordenador de a bordo y un par personalizados.

Lo que si es una tecnología Opel, y de primer nivel, son los faros Intellilux LED. La noche se echó encima al llegar a Croacia y pudimos comprobar su buen funcionamiento en carretera secundaria. Estos cuentan con varios diodos LED que se desconectan al detectar un coche delante, ya sea en nuestra dirección o en la contraria, permitiendo seguir alumbrando a ambos lados y no cegando la visión del otro coche. Funcionó siempre bien y de forma rápida, se ve a una buena distancia y en seguridad es un factor clave.

En cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, este Corsa 2019 llega bien provisto, con lector de señales, sistema de control de crucero inteligente, aviso de salida de carril o frenada automática de emergencia.

Corsa 2019

¿Sigue siendo un Opel? Hay muchos detalles que siguen demostrando el carácter alemán, como la disposición de los botones del interior, muy ergonómica y sencilla y además su diseño es fiel a familia Corsa. Comparado con la generación anterior, se nota un coche más firme en carretera, mejor asentado, con un aplomo casi de segmento C en lugar de B. Los motores PSA le hacen perder algo de ese carácter pero esto no tiene por qué ser necesariamente malo, simplemente es diferente.

Opel Corsa 2019

Sobre precios, sin descuentos Opel fija la tarifa por un Corsa 1.2 de 75 CV en 16.900 euros, pero con ofertas de lanzamiento sin financiación y entregando un coche baja a 12.000 euros. Si te gusta el toque deportivo tendrás que pagarlo, por supuesto con un equipamiento a la altura, más de 22.000 euros cuesta el Corsa GS-Line, al que también habrá que restar su correspondiente campaña.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.