Buscar

Prueba Citroën Berlingo Puretech 130 EAT8, mejor en automático

Para los que lo quieren todo, no hay condiciones, o es el coche adecuado o no lo es. Coche de trabajo para cargar, coche versátil para viajar, coche cómodo para ir con la familia, pero práctico y con soluciones. Si quieres todo eso, la Citroën Berlingo es tu aliada. Por algo es el 4º coche más vendido en España y el más vendido de la gama de la firma gala. Ahora estrena versión más preparada, un Berlingo Puretech 130 EAT8, el motor gasolina más potente junto al cambio automático de nueva generación de Citroën.

Prueba Citroën Berlingo Puretech 130 EAT8

Berlingo Puretech: con nueva caja de cambios EAT8

Si vamos a tener este coche para repartir, lo mejor en ciudad es un cambio automático para nuestro confort y el menor sufrimiento del coche. Y si vamos a salir por carretera, también viene bien estar despreocupado de bajar marchas por si hay que adelantar, un pisotón y la caja EAT8 reduce inmediatamente varias velocidades para ganar impulso. No lo hace con excesiva inmediatez, podemos casi contar el tiempo entre que nuestro pie llega al tope del recorrido del pedal hasta que la aguja del cuentarrevoluciones sube al rango óptimo, pero lo hace más deprisa de lo que nosotros lo haríamos con el cambio manual.

La nueva caja de cambios de convertidor de par de la Berlingo es además es muy compacta, aunque tengamos ocho velocidades, diseñada con tantas para reducir consumos en carretera más que otra cosa, y contando con opción de cambio manual gracias a las levas del volante. El tacto es correcto y la rapidez de respuesta también, tanto que no me pensaría en elegir la Berlingo con cambio manual, ya que la diferencia de precio son 1.600 euros.

cambio eat8 citroen berlingo

Respecto al motor Puretech de 130 CV, el bloque de 1.2 litros ofrece una entrega de potencia más que adecuada para la líder de su categoría, suficiente para salir con alegría a la autopista y muy resolutiva en ciudad donde el par se nota más enérgico a partir de 2.000 vueltas. Quizás su equivalente diésel en potencia nos otorgue mejor impulso desde abajo en ciudad, y sobre todo mejores consumos, aunque no es un coche excesivamente pesado.

Donde si que se notan sus atributos es en la comodidad y la conducción. Asentada sobre la plataforma EMP2 del grupo francés, la Citroën Berlingo puede presumir de ser más turismos que nunca, algo que se aprecia en su tacto de conducción, su aplomo y su agilidad. Vale, habrá que mirar con mil ojos al maniobrar, pero en marcha no tenemos la sensación de llevar una furgoneta, sino más un monovolumen.

Prueba Citroën Berlingo Puretech 130 EAT8

Lo bueno es que en términos de espacio y versatilidad no hay rival. Citroën ofrece la Berlingo en dos “tallas”. Una M de 4,4 metros de largo y 775 litros de maletero, o una XL de 4,75 metros y 1050 litros. Lo bueno es que ambas pueden ser 5 o 7 plazas, lleva los asientos de la segunda fila independientes, y las puertas laterales son correderas.

Para que tu nueva Berlingo sea tuya y no como la del repartidor de Amazon, Citroën ofrece hasta 21 combinaciones de personalización gracias a los 7 colores disponibles y los 2 packs de color naranja o blanco, que añaden ciertos detalles exteriores en estos colores.

Prueba Citroën Berlingo Puretech 130 EAT8

El interior, como con la conducción, tiene más aspecto de turismo. De hecho tenemos la misma instrumentación y pantalla central táctil que en un C5 Aircross por ejemplo, solo que en la Berlingo los huecos portaobjetos son mayores, hay opción de una consola central con guantera y si miras hacia atrás, la luna trasera parece seguir en Madrid mientras vas camino de Ávila. Pero por lo demás, los ajustes y la calidad de materiales están al nivel del resto de modelos de la marca, lo que está bien.

Tecnología de calidad para esta nueva furgoneta

También ha igualado Citroën en la Berlingo la tecnología, pues cuenta con hasta 18 ayudas a la conducción, y en materia de conectividad también va bien provista, incluyendo carga inalámbrica (opcional), navegación conectada, Mirror Screen y el sistema Citroën Connect Box de ayuda en carretera.

Si quieres esta Citroën Berlingo Puretech 130 EAT8 el precio es de 27.000 euros, aunque Citroën lanza una promoción con la que se puede llegar a quedar en solo 21.000 euros. ¿Tiene rival en versatilidad? No parece fuera del grupo ¿Gana con este cambio automático? Mucho en términos de comodidad y despreocupación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.