Buscar

Prueba BMW X2: nueva filosofía todocamino que asienta la base del futuro

La marca germana siempre se ha caracterizado por la conducción dinámica de sus modelos. Estéticamente rompedores como pocos que se han ganado un sitio en la historia con un elemento muy característico que, hoy en día, sigue acompañando a los nuevos modelo, la parrilla estilo riñores de BMW. Ahora bien, entramos en un terreno peliagudo, ya que el X2 entra en el terreno de los SUV compactos, plagado de competencia, aunque su rival más directo sea uno, el Mercedes GLA.

El diseño que ha incorporado el X2 cambia las normas dentro de BMW, ya que presenta un diseño alejado de la línea “conservadora” de los últimos facelift para dar a conocer un nuevo lenguaje de diseño, el cual acompañará a los futuros modelos de la marca germana. Este establece un nuevo punto de partida en este aspecto, generando unas líneas y figuras más atrevidas y deportivas.

Diseño

bmw-x2-2018

Desde el ángulo que lo veas, el X2 presenta un estética que trae un soplo de aire fresco a la gama BMW, con un perfil muy robusto. Entre los elementos más característicos vemos unos pasos de rueda de aspecto cuadrado, salida de escape llamativa, unas estriberas laterales remarcadas, línea de techo elegante y un pilar C “con un toque retro”.

En esta última parte es la que más nos impactó cuando descubrimos el nuevo X2, ya que evoca una época pasada en la que algunos modelos de los 70- como el 2000 CS y 3.0 CS– llevaban  el logo de BMW en el pilar C. Además, vemos que se incorpora un nuevo acabado, el M Sport X, que permite individualizar aún más el carácter del BMW X2, con inserciones en la parta baja del coche de elementos en gris satinado.

bmw-x2-2018

Los faros han cambiado, añadiendo una apariencia más estilizada, afilada e impactante. Opcionalmente, se puede incluir la tecnología LED en la iluminación –a partir del acabado M Sport-, en los que se muestran detalles exclusivos, con los tubos hexagonales de la luz diurna LED.

Los “zapatos” del nuevo X2 van desde las 17 hasta las 20 pulgadas, unidas a los acabados M Sport y M Sport X, los cuales llevan la suspensión deportiva M de serie, que presenta un tarado más firme y con una altura más baja. A su vez, también se oferta el Control dinámico de la suspensión (con altura rebajada en 10 mm).

bmw-x2-2018

La trasera destaca también por su gran dinamismo, que equipa un alerón deportivo que remata la gran estética del techo, mostrando un aspecto aerodinámico, tanto es así que el coeficiente aerodinámico se sitúa en 0,28 cx, de los mejores del segmento. El grupo óptico trasero tiene un efecto 3D unido a un diseño más estilizado, aumentando su presencia en carretera. El paragolpes trasero es ancho, dando una sensación de robustez extra y de aplomo, a su vez, con el M Sport, el X2 incluye una inserción de difusor a medida en Frozen Grey.

bmw-x2-2018

Por último, el sistema de escape es imponente, según las especificaciones del motor, el BMW X2 puede llevar uno o dos tubos de escape, con un diámetro de 90 mm .

bmw-x2-2018

Dentro vemos que la deportividad continúa dentro del nuevo X2. Si seleccionamos el acabado M Sport, tenemos un interior más agresivo, con un volante de gran diámetro deportivo con 3 radios. De la misma forma, tenemos la última versión del sistema de infoentretenimiento iDrive, con una pantalla táctil capacitiva de 8,8 pulgadas. También tenemos nuevos acabados en el interior, entre los que destaca uno con inserciones de Alcantara o el cuero Dakota, entre otros.

Motores

bmw-x2-2018

Tenemos hasta cuatro motorizaciones disponibles en total. El motor diésel 18d (150 CV) –con tracción delantera o tracción total; el 20d de 190 CV con el sistema xDrive y el motor  gasolina 18i de tres cilindros de 140 CV. Está disponible con transmisión manual y  caja automática Steptronic de 7 velocidades.

Sensaciones

bmw-x2-2018

Cada vez que BMW lanza al mercado un SUV, siempre está en el punto de mira. Es una marca que ofrece un dinamismo y deportividad como ninguna, por ello, cuando llega un nuevo todocamino los ojos se centran en sus prestaciones en carretera. En este apartado es indudablemente sobre saliente; imagínate la conducción deportiva de un BMW Serie 1 y la versatilidad que te da el BMW X1 en cuanto a espacio y comodidad. Pues bien, la marca germana ha dado un golpe en la mesa y ha juntado ambos mundos en uno solo, dando a luz al nuevo X2 con un diseño tan rompedor como sus sensaciones cuando nos ponemos detrás del volante.

bmw-x2-2018

El paso por curva es preciso y deportivo. La dirección característica de BMW sigue presente en la nueva incorporación del mercado de los SUVs compactos. La transmisión Steptronic es muy rápida; en modo manual podemos sentirnos que estamos dentro de un coche deportivo por el grado de celeridad existente al alternar entre marchas. Con las levas detrás del volante podemos ejercer una conducción más flexible en tramos más dinámicos, pero también actúa de forma sobresaliente en modo automático.

Nuestra unidad montaba el acabado M Sport, por tanto contábamos con la suspensión deportiva de BMW, la cual baja la altura total del coche y mejora las prestaciones en curva. Rodamos por las carreteras de Navacerrada –las cuales todavía siguen con nieve, junto con un asfalto delicado- y el X2 presentó un equilibrio perfecto en cada trazada; y no es de extrañar, ya que el reparto de peso se sitúa en un 50% para cada eje, lo que mantiene el ADN de los modelo de la marca.

bmw-x2-2018

Los motores son muy eficientes, arrojando en nuestra prueba unos consumos de nunca por encima de los 6 l/100 km (llevábamos el motor 18d de 150 CV). Potencia más que suficiente con un pisotón importante que nos ha sorprendido, buena recuperación en carretera y un par continuo desde poco más del relentí. A pesar de tratarse de una motorización diésel, en un alto rango de vueltas (sobre las 3.500) no descendía en demasía la entrega de potencia. Por tanto, tenemos un motor muy versátil y flexible, con unos consumos muy contenidos y una deportividad como solo BMW sabe hacer.

La diferencia en dimensiones con X1 es bastante, aunque parezca que no en las fotos. En total, es 79 mm más corto que el modelo anteriormente mencionado, así como 72 mm más bajo también. La posición del conductor es hasta 2 cm más baja que en el X1, lo cual mejora las sensaciones dinámicas dentro del nuevo SUV compacto. A pesar de ser más pequeño, su maletero no resulta demasiado perjudicado, con un total de 470 litros de capacidad (frente a los 505 litros del X1).

bmw-x2-2018

En definitiva, se abre un nuevo horizonte para BMW y el X2 ha abierto la puerta hacia el mismo, con un diseño que seguirá presente en los futuros modelos de la marca, junto con la misma –o más- deportividad de los modelos de la marca germana, unido a una gran versatilidad que solo ofrece el segmento SUV. Motores altamente eficientes pero potentes a la vez.

El BMW X2 ya está disponible en la red de concesionarios de España, partiendo desde los 35.050 euros con el acabado más básico con el motor 18d de tracción delantera.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.