Buscar

Prueba Bentley Bentayga 2020: el Bentley total

Es temprano por la mañana en un soleado día en Madrid y nos acompaña la última novedad que llega de Crewe, literalmente porque lleva placas inglesas, el renovado Bentley Bentayga 2020. Sorprendió a propios y a extraños hace ya cuatro años, un momento en el que estaba casi solo en su nivel, como SUV superpremium. Pero hoy tiene rivales en todos los frentes, así que era hora de una actualización parcial.

Bentley Bentayga 2020

La capital se nos queda pequeña para este coloso inglés, así que decidimos empezar a explorar sus capacidades, empezando por la que mejor define a cualquier modelo de Bentley, viajar, y viaja rápido. En menos de 40 minutos hemos abandonado el territorio madrileño hacia el norte, un viaje por autopista en el que el Bentayga saca a relucir su calidad de construcción y su tecnología ligada al confort, como es la suspensión neumática y el sistema de barras estabilizadoras activas que funcionan con un sistema de 48 Voltios. No es un híbrido suave como han sacado otras marcas, este sistema eléctrico está ahí solo para que nuestra vida a bordo sea lo más placentera posible, misión que cumple a la perfección con grandes dosis de estabilidad a cualquier velocidad y la menor intromisión posible de toda imperfección del asfalto.

Bentley Bentayga 2020

Dejamos la tranquilidad de la autopista y pasamos del modo “Comfort” al modo “Sport” en nuestro Bentayga. Los nuevos ajustes del sistema de suspensión y estabilización se han enfocado en que el coche responda mejor y antes a nuestras peticiones en el volante. Somos plenamente conscientes de que nos desplazamos a gran altura, ahora menos, ya que en este modo la suspensión baja, y con 2,4 toneladas entre nuestras manos, pero el Bentayga otorga tal tranquilidad al volante yendo rápido que pronto se te olvida y te ves acometiendo cada giro con la misma confianza que tienes en un reloj suizo o en un ingeniero alemán.

Animando al gran SUV inglés tenemos aquí el V8 de 4 litros y dos turbos que ya teníamos en la primera versión. Rinde 550 CV y, lo más importante, 770 Nm que llegan a solo 2.000 rpm, por lo que se mueve a la perfección desde muy bajo régimen de revoluciones, pero es en la zona media donde empuja con más contundencia para no desfallecer. Si echas en falta más cilindros no te preocupes, Bentley ya ha presentado el Bentayga Speed, que será la única versión que pueda equipar el motor W12 de la casa, aquí con 635 CV y, una vez más, reclamando el cetro del SUV más rápido del planeta con sus 306 km/h de velocidad máxima. Una lástima que en este Bentayga V8 nos tengamos que conformar con 290 km/h de velocidad punta. Pero lo cierto es que es rápido, con 4,5 segundos para el 0 a 100 km/h, y no es difícil conseguir un ritmo equivalente a esas prestaciones.

Sin perder nuestro estatus con el Bentley Bentayga 2020

Toca dejar el asfalto caliente, nuestro destino del día está algo alejado de lo que se considera la civilización, pero no por ello nosotros debemos bajarnos de nuestro Bentley y perder nuestro estatus. Gracias al paquete off-road opcional, nuestro Bentley Bentayga 2020 incorpora en el selector de la consola central cuatro modos extra de conducción, todos ellos para un uso fuera del asfalto. Ponemos el de grava y encaramos un camino de tierra más o menos plano. La motricidad es buena, pues la tracción total está ocupándose de que nosotros solo guiemos el volante mientras mantenemos presión en el pedal derecho. No esquivamos los baches, pero andamos pendientes de cualquier socavón, pues no queremos dañar las llantas de 22 pulgadas de nuevo diseño que llevamos. En las curvas más pronunciadas los neumáticos de carretera hacen que debamos levantar el pie para no zarandear en exceso al buque inglés, pero esto es algo que nunca ocurre, una vez más, gracias a las estabilizadoras activas. Un rato y una nube de polvo después estamos en la finca. Al refugio del calor contemplamos por la ventana al Bentayga y observamos mejor sus cambios. Si no has visto recientemente uno quizás no los diferencies a primera vista, pero en el morro los faros son nuevos y van más altos, así como los paragolpes, y en la zaga dice adiós a los faros con diseño en forma de “B” para adoptar unos ovalados similares a los del último Continental GT.

Volvemos a bordo para regresar a casa. Un espacio tan cómodo y con la misma clase que el majestuoso salón de la casa principal de nuestra excursión de hoy. Solo que aquí no hay una mesa de madera, que podríamos pedir al departamento Mulliner en forma de molduras para las puertas, sino cuero allá donde la vista alcanza, una nueva pantalla central táctil de 10,9 pulgadas, Head-Up Display, instrumentación digital de 12,3” y los clásicos tiradores de metal para abrir los nuevos aireadores del climatizador.

Bentley Bentayga 2020

¿Qué esperábamos del nuevo Bentley Bentayga? ¿Más refinamiento? ¿Más dinamismo? ¿Más estilo? Si siempre dudaste si meter un Bentley en tu garaje y no sabías cuál, este se convierte en un gran candidato.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.