Buscar

Porsche 911 Targa: repasamos la historia del targa alemán

Septiembre de 1965, Porsche presentaba en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort el que sería una de las carrocerías más especiales del modelo, el Porsche 911 Targa.

A medio camino entre un coupé y un cabriolet, permitía disfrutar del cielo como en un cabrio sin perder la rigidéz de un coupé. El concepto Targa fue la señal de inicio de una experiencia de conducción Porsche absolutamente distinta y sería integrado no solo en todas las generaciones futuras del 911, sino también en modelos como el 914 o el Carrera GT.

Porsche 911 Targa

La creación de esta carrocería respondía a las nuevas exigencias de seguridad en materia de automóviles que se impusieron en la época para el mercado norteamericano, donde Porsche tenía buena parte de sus ventas. Su nombre como no podía ser de otra forma, proviene del pasado histórico de la firma en la competición, concretamente en la Targa Florio, aquella prestigiosa carrera por las costas sicilianas.

Hoy repasaremos sus generaciones coincidiendo con la llegada de la versión Targa del 911 más actual, el 992, que aquí te enseñamos en profundidad.

Los Targa de los años 60

En agosto de 1965, Porsche presentaba la propuesta de patente para el Porsce 911 Targa y, a partir de otoño de 1966, el modelo pasaría a complementar al coupé de los 911, 911 S y 912 con un éxito arrollador. En torno al verano de 1967, esta carrocería podía pedirse con un cristal calefactable y ventana fija o con ventana plegable de plástico, opción que terminaría por desaparecer y que haría que la cúpula acristalada se mantuviera hasta la generación 993.

Llega la serie G

Porsche 911 Targa

Hacia el verano de 1973, Porsche lanzaba la serie G de su mítico deportivo, que veía su carrocería cambiar sustancialemente una vez más debido a la legislación estadounidense, con unos paragolpes que incluían los famosos fuelles negros para cumplir la prueba de choque a 8 Km/h sin daños. El sistema de techo Targa se mantendría intacto salvo por la opción de pintar su barra de seguridad en negro sustituyendo el acero cepillado. El Targa siguió siendo un fijo de la familia, más allá del fin de la producción de la serie G en 1989.

El 964 cambia por completo sin perder el clásico Targa

Porsche 911 Targa

Un 85% de la plataforma es totalmente nueva, así es como Porsche presentaba la generación 964 ante el público. Manteniendo el diseño clásico, el 911 de esta generación había sido rediseñado totalmente. En 1989, un año después del lanzamiento, llegaban las versiones Carrera 2 y Carrera 4S, con las que también aparecían sus carrocerías Targa. Fabricado hasta 1983, se construyeron 4.863 unidades de esta versión. Entre las tres primeras generaciones ya había 87.663 Porsche 911 Targa.

993 Tipo Targa: el revolucionario

Porsche 911 Targa

La cuarta generación del 911, el Type 993, se lanzó en otoño de 1993 en combinación con una carrocería de nuevo diseño. Por primera vez en el 911, las aletas delanteras eran más anchas y planas. Las posteriores también eran más anchas y se prolongaban en línea recta hacia atrás. Además, la generación 993 llevó la idea Targa por una dirección completamente nueva, sin la clásica barra antivuelco. Se presentó en 1995 y el techo, realizado en un cristal tintado termoaislante, iba desde el marco del parabrisas hasta atrás, ahora estaba encajado en una estructura de seguridad longitudinal. Dividido en segmentos corredizos a través de un mecanismo eléctrico, se abría suavemente al apretar un botón y encajaba por debajo del cristal trasero. Uno de los principales beneficios era la reducción del ruido del viento. La ventana trasera cónica continuaba siendo una característica de este Targa. La serie 993 ofrecía, por primera vez, el placer de conducir a cielo descubierto sin cambiar apenas la típica línea de techo del 911 coupé.

El nuevo capó trasero para el Porsche 911 Targa 996

Porsche 911 Targa

En 1997, Porsche presentó la quinta generación del 911 con el Carrera Type 996. Totalmente rediseñado, se caracterizaba por utilizar por primera vez motores bóxer de seis cilindros refrigerados por agua, algo que a los puristas no les gustó demasiado. Lo que si gustó fue el Porsche 911 Targa de 2001, que extendía aún más la superficie acristalada hasta los 1,5 metros cuadrados.

911 Targa 4/4S Type 997: cristal más ligero y, dos variantes

El Porsche 911 Targa 997, tenía, en principio, el mismo diseño de techo Targa que su predecesor, pero con una práctica cubierta trasera adicional. El uso de un cristal especial hizo posible reducir el peso en 1,9 kilogramos. Por primera vez, el Targa pasaba a estar solo disponible en las variantes de tracción total: el 911 Targa 4 y el 911 Targa 4S.

Porsche 991: el regreso de la icónica barra antivuelco

Porsche 911 Targa

En 2014 Porsche nos deleitaba con la versión Targa de su generación 991. Este nuevo Porsche 911 Targa hacía uso de un sistema totalmente inédito para su techo, manteniendo la clásica barra antivuelco en acero cepillado integrada en una cúpula que se podía accionar mediante un botón para esconder la parte central del techo tras los asientos traseros. El nuevo 911 Targa suponía una innovadora edición del clásico de 1965, con una terminación de gran calidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.