Buscar

Peugeot 508 PSE vs Volvo S60 T8 Polestar: copa para el león

Lejos quedan los coches de empresa con motor diésel de baja cilindrada para impresionar al gerente de la flota, con paquete exterior deportivo para impresionar a los amigos y una insignia elegante para impresionar a los clientes. Los híbridos de gasolina enchufables como este Peugeot 508 PSE y el Volvo S60 T8 Polestar Engineered ofrecen alto rendimiento si estás dispuesto a enchufarlos todas las noches, y facturas de impuestos bajas incluso si no lo estás, aunque ambos son sus versiones más caras.

Peugeot 508 PSE

Durante esta prueba haremos cosas de conductor de coche de empresa, como viajar por autopista hasta llegar a una reunión en la ciudad donde usar solo energía eléctrica y, como estos son híbridos de altas prestaciones, los sacaremos a dar un paseo a carreteras entretenidas.

El león con traje eco: el Peugeot 508 PSE

El 508 Sport Engineered es el Peugeot de producción más potente hasta la fecha, con un sistema total de 360 CV y 520 Nm que se ofrece a partir de la combinación de un propulsor de gasolina de 1.6 litros y dos motores eléctricos. El Volvo tiene un solo motor eléctrico, pero su motor de combustión de 2.0 litros más grande le da 406 CV en total.

El S60 se ve magnífico, el modelo más atractivo que fabrica Volvo: compacto, de buenas proporciones, bajo, líneas limpias. Los añadidos de Polestar solo mejoran esto: fabulosas llantas de 19 pulgadas, pinzas de freno doradas y negro brillante en la parrilla y los tubos de escape.
La carrocería deportiva del Peugeot es sutil a distancia y atractiva de cerca con el techo de doble burbuja, el agresivo difusor y los conductos aerodinámicos en el parachoques delantero.

El motivo de las tres garras es una de las muchas adiciones en Kryptonite Green a la carrocería del Peugeot 508 PSE. También mejora lo que podría ser un esquema de color bastante sobrio, dado que este Peugeot 508 PSE está disponible solo en negro, gris o blanco.

Peugeot 508 PSE

El 508 tiene tracción en las cuatro ruedas, al igual que el Volvo, aunque en su mayor parte, el sistema de tracción está ahí para mejorar el agarre en condiciones climáticas adversas en lugar de emular la velocidad lateral pero rápida de Ari Vatanen subiendo a Pikes Peak en un 405 T16. Los dos ejes motrices del Peugeot también son útiles para transferir limpiamente la potencia al asfalto.

Por dentro, el Peugeot es más elaborado en diseño, de hecho, tiene más botones, algo que es bueno según gustos, y para gustos el interior del Volvo, un estilo agradable y más sencillo, algo valiente hoy en día, como también dejar todo salvo el volumen en manos de la pantalla central vertical.
En autopista la suspensión Öhlins del S60 se hace notar y lo convierte en un coche más firme que el Peugeot 508 PSE. El francés filtra más y además podemos modificar ese tarado sobre la marcha. Podríamos hacerlo en el Volvo, pero con un gato o un elevador.

Hemos ido en modo “Ahorro de batería” hasta la ciudad. No es el modo más eficiente, pero solo queríamos guardar energía para conducir en modo eléctrico. De los dos motores del Peugeot, el trasero es el protagonista en modo “EV”. El de la parte delantera, que está integrado en la caja de cambios, interviene de vez en cuando para mejorar el rendimiento. Eso significa que el 508 se siente más receptivo como un vehículo eléctrico, pero los márgenes son pequeños.

Más útil es la autonomía del Volvo: terminamos haciendo 30 km en el 508 y con el S60 recorrimos 37 km. El Volvo se siente más firme ante los defectos de la carretera, perdiendo ese grado final de cumplimiento que ofrece la suspensión adaptativa en el automóvil francés. También se siente más pesado, sus 205 kg adicionales se dan a conocer a baja velocidad.

Con las baterías agotadas, nos dirigimos a recargar. La potencia de gasolina por sí sola revela más diferencias: la transmisión del Peugeot es más suave y discreta, ya que este Volvo no usa la caja de doble embrague por el mayor par motor. Sin embargo, el T8 suena bien, con un rugido brusco pero decidido.

Hora de enchufarlos

Mantener ambos cargados resuelve todo esto, y así es como se pretende que se utilicen. Ambos tienen baterías que almacenan alrededor de 11.5kWh, que necesita entre tres y cuatro horas en llenarse a su velocidad estándar de 3.7kW. Puedes pagar más por un cargador de 7,4 kW en el Peugeot, reduciendo el tiempo a una hora y 45 minutos, opción no disponible en el Volvo.

Para desplegar toda su potencia necesitaremos carga en la batería. La diferencia de potencia da una ventaja en línea recta al sueco, pero no es demoledora. Cuando llegan las curvas, se aproximan de diferente manera. El 508 se siente como un coche de Peugeot Sport, más compacto deportivo que berlina, con una sensación general de agilidad y complicidad que facilita el disfrute.

En contraste, el Volvo es como un muscle-car, puro y sencillo. Esto se debe a cómo acaba con las rectas y cómo busca la siguiente con entusiasmo. Los trucos de Polestar pulen la conducción de un S60, mejorando el eje delantero en rigidez y precisión, y por lo tanto en agarre.

El Volvo S60 T8 no se conduce como un Volvo normal, permitiendo aprovechar el extra de potencia de esta versión. Y ahora es cuando la suspensión Öhlins se agradece para evitar el contoneo que sí tenemos en el 508. De frenos van bien servidos ambos, y aunque el Volvo es más efectivo, los cambios en el chasis y la suspensión del 508 PSE le hacen más divertido.

Nos quedamos sin batería en ambos antes de salir de la carretera secundaria, pero siguen siendo capaces sin apoyo eléctrico, aunque notamos la falta de pegada. Como un piloto de F1, tienes que gestionar la energía disponible.

La clave de estos dos coches es que al contrario que en otros híbridos enchufables, que se sienten confusos y confundidos, estos dos son geniales de conducir sin perder los beneficios de circular en modo cero emisiones. Es un nicho pequeño, pero uno que merece los enchufes, son los enchufables que merecen los entusiastas de la conducción.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.