Buscar

Asistimos al Innovation Meeting del Grupo PSA en el CTAG para conocer al coche del futuro

La tecnología no para de avanzar, y es que si echamos la mirada hace solo unos años, la forma en la que nos comunicamos, nos desplazamos o incluso compramos ha cambiado casi de forma radical. Como no, el sector de la automoción ha cambiado notablemente en cuanto a materia de innovaciones tecnológicas se refiere. El futuro del automóvil parece tener un camino fijado, el de los motores respetuosos con el medio ambiente y del coche autónomo.

Se avecinan tiempos muy interesantes para este sector, y es que estamos asistiendo en primero persona a una transición en la manera en la que entendemos la movilidad dentro de las ciudades. Por ello, hemos tenido la oportunidad de asistir a uno de los centros tecnológicos más avanzados en proyectos que están dando a luz a los coches del futuro, y en concreto del coche autónomo. Nos hemos desplazado hasta Vigo, Galicia, para adentrarnos en el corazón del CTAG (Centro Tecnológico de Automoción de Galicia), junto con el Grupo PSA, para sumergirnos en los avances tecnológicos que se están llevando en las instalaciones.

La tecnología autónoma, el futuro

Sin duda, la tendencia del mercado se inclina cada vez más a la producción de vehículos con mecánicas híbridas o eléctricas y, en última estancia, a equipar tecnología autónoma de nivel 5 (sin necesidad de intervención alguna por parte del conductor). Para esto aún faltan unos años; sin embargo, vemos que muchos fabricantes están poniendo toda la carne del asador para hacer realidad ese sueño, y uno de ellos es el Grupo PSA.

El vehículo autónomo supondría un avance muy grande en el terreno de la seguridad, ya que en el 90% de los accidentes son causados por el factor humano. El proceso gradual hasta alcanzar el grado máximo de circulación autónoma (nivel 5) no será rápido, pero actualmente los vehículos que se encuentran en el mercado ya disponen de tecnología autónoma en cierta manera.

Estos avances tecnológicos se despliegan de manera dilatada en el tiempo a través del programa AVA (Autonomous Vehicle for All) que plantea una propuesta de un coche autónoma que pueda ofrecer un grado de seguridad optimo y siendo a la vez intuitivo junto con una experiencia de conducción nunca antes vista. El grupo PSA desea aportar respuestas a las esperanzas y a las dudas que el coche autónomo pueda generar.

Preparando la nueva movilidad

Interior del vehículo autónomo de Citröen.

 

En el programa AVA- el cual se está llevando a cabo en el CTAG- se agrupa una amplia gama de funciones que conducirán, progresivamente, a la delegación, primero parcial para luego pasar a una total más adelante, de la conducción del coche cuando el conductor lo desee. Esta iniciativa muestra cómo se llevará  a cabo el proceso de transición hacia el vehículo 100% autónomo; planteando un plan que se inicia en el presente y llega hasta pasado 2030.

Este programa pretende saciar los diferentes grados de expectativas de los clientes con los diferentes niveles de conducción autónoma. Esta oferta- apodada “for all”- se despliega en las tres marcas del grupo: Peugeot, Citroën y DS. Así mismo, pretende ser una tecnología intuitiva y fácil de utilizar por todos los usuarios.

El DS 7 Crossback incluirá nuevos sistemas de conducción autónoma.

A partir de 2020, el coche autónomo del futuro ofrecerá más libertad al conductor para aprovechar su tiempo de manera distinta y eliminar los inconvenientes de la conducción (como los atascos), así como contribuir a disminuir el número de accidentes y garantizar una mayor seguridad. Por otro lado, una vez alcancemos un nivel de conducción autónoma alto, el coche autónomo mejorará la fluidez del tráfico gracias a la comunicación entre los vehículos y las infraestructuras; el consumo y las emisiones se verán reducidos así como también el número de plazas de aparcamiento en las ciudades.

El progreso hacia la conducción sin conductor

El grupo PSA lleva más de 125.000 kilómetros realizados en diferentes pruebas con vehículos autónomos, lo que sugiere una gran implicación por parte del grupo por este tipo de tecnologías.

Actualmente, los vehículos modernos ya están equipados con los primeros “estadios tecnológicos” que prefiguran el coche autónomo del futuro. Por ejemplo, tenemos las ayudas a la conducción de nueva generación desplegadas en los vehículos de las marcas Peugeot y Citröen.

Además, durante el Innovation Meeting del Grupo PSA, se hizo hincapié en el confort de Citröen como seña de identidad de la marca; ya no solo hablamos de los asientos ergonómicos, sino todo aquel elemento que pueda mejorar la comodidad de los usuarios, como la amortiguación, acústica, asientos, luminosidad, habitabilidad, facilidad de uso y tranquilidad de espíritu.

Citröen proporciona una serie de asistencias a la conducción que garantizan una conducción más sencilla y, sobre todo, más segura. Estas son una especie de “primera etapa” hacia el vehículo autónomo. Desde el C1 hasta el SpaceTourer, los modelos de la marca van equipados con los sistemas de ayuda a la conducción más avanzados; entre ellos destaca el Active Safety Brake (sistema de frenada de emergencia) o el Adaptative Cruise Control con Stop Function (control de crucero adaptativo).

Por otro lado, con los recientes lanzamientos de los SUV de Peugeot, el 3008 y el 5008, así como la presentación de los nuevos modelos 308 berlina y 308 SW, Peugeot ha renovado su ofensiva en el segmento C ofreciendo todas las ayudas a la conducción incluidas en la primera fase del programa AVA del Grupo PSA, con mención especial al Peugeot i-Cockpit.

Visión potenciada para el vehículo autónomo

Durante la jornada, se llevó a cabo un test del vehículo autónomo sin intervención alguna del conductor. A través de un smartphone se «llamaba» al coche.

Mejora al ser humano en cuanto a visión de su entorno se refiere; la capacidad de detección del conjunto de tecnologías del coche autónomo es superior a la que podemos tener nosotros con nuestros propios ojos. Y es que la visión 360º y de hasta 200 metros se garantiza gracias a la colaboración entre sí de los más de 20 sensores de diferentes tecnologías: un perímetro de 12 ultrasonidos, 6 cámaras, 5 radares y un escáner láser. Además, el vehículo del futuro contará con conocimiento anticipado de la carretera por la que se circula, gracias al empleo de cartografía de alta definición.

Sin embargo, para que el este coche se convierta en realidad es necesario reforzar la comunicación entre el conductor. Por ello, el conductor sigue siendo el hombre quién toma las decisiones a bordo y el que decide si desea conducir o delegar tal tarea al vehículo.

El Interfaz Hombre Máquina (IHM) es un elemento clave si queremos que esto se haga realidad. En todo momento, el conductor ve y entiendo, sin ambigüedades, lo que el coche hace gracias a la información mostrada en las pantallas. Se avisa en caso necesario de la intervención del conductor, asegurándose previamente de que está en condiciones de hacerlo en todo momento, gracias a los sensores integrados dentro del coche.

Para ello, se necesita una rápida transferencia de datos, la cual se asegura gracias a los sistemas de banda ancha, siendo siempre 100 veces superior al de cualquier arquitectura electrónica actual para tratar el conjunto de las informaciones, asegurando una toma de decisiones consecuente.

Según el Grupo PSA, los vehículos autónomos de nivel 5 llegarán a nuestras carreteras en la próxima década, cambiando la movilidad como la conocemos hoy en día. Se están realizando numeroso esfuerzos en nuestro país, y más concretamente en el CTAG, para desarrollar esta tecnología que formará parte sin duda de los vehículos del futuro. ¿Tú qué opinas? ¿Te gusta la idea de coche autónomo?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.