Buscar

Ferrari Roma, coupé 2+2 de 620 CV con sabor a años 50

Maranello no para de producir nuevos coches y estamos viviendo una era de la marca italiana como nunca antes. En un año nos ha presentado cinco modelos entre one-off y modelos nuevos en ambas carrocerías. El último ahora es el nuevo Ferrari Roma, un coupé 2+2 plazas que pretende recuperar el diseño de aquellos modelos icónicos de Ferrari en los 50 y 60.

Ferrari Roma

«La Dolce Vita» de aquella época se ve ahora reflejada en las sensuales líneas del Ferrari Roma, un coche que esperábamos, pero que una vez más la marca ha vuelto a sorprendernos. El modelo ha sido presentado hoy mismo en la ciudad eterna a clientes, y ahora a nosotros. Un superdeportivo de proporciones refinadas, que evoca su clara configuración de motor central delantero y tracción trasera, y que pasará a ser el modelo de acceso de la firma italiana junto al Portofino.

Sin embargo este coupé presenta un diseño totalmente diferente al del cabrio de techo duro. El equipo de diseñadores ha creado un nuevo enfoque, con detalles clásicos en sus líneas pero totalmente nuevo, con un frontal que recuerda en cierto modo al de los Monza SP1 y Sp2 debido a su pronunciada caída y los faros delanteros. En la zaga la clásica forma de coupé hace que la caída del techo llegue casi hasta el final del voladizo, con un saliente que hace las veces de alerón integrado, y donde se acoplan a los lados las cuatro luces de diseño horizontal. El difusor trasero integra las cuatro salidas de escape redondas, dos a cada lado.

En cuanto a la mecánica, usa el motor V8 biturbo que ya existe en la gama Ferrari de 3.9 litros, solo que rinde 620 CV, el Portofino tiene 600. El par motor es de 720 Nm entre 3.00′ y 5.750 rpm. Con un peso en seco de 1.472 kg, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h 3,4 segundos y de 0 a 200 km/h en 9.3 segundos. La velocidad máxima es de 320 km/h. Otra novedad es que lleva la caja de cambios de doble embrague de 8 velocidades que ha estrenado el SF90 Stradale, en lugar de la de 7 velocidades del cabrio.

En su interior vemos una nueva configuración y nuevos elementos, como la consola central suspendida que incorpora una pantalla táctil para el sistema de infoentretenimiento. Aquí también se ubica el selector del cambio, presentado en forma de H como las clásicas cajas manuales, pero es automático, y la selección de la posición se efectúa desplazando una pequeña palanca.

La instrumentación es digital pero mantiene el cuentarrevoluciones en el centro, y los botones del volante y del resto de manos son táctiles, pero al menos se mantiene el clásico manettino. Como en otros modelos de la marca, el Ferrari Roma podrá llevar una pantalla secundaria para el copiloto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.