Buscar

Entrevistamos a Dirk Hacker, jefe de ingeniería de BMW M

«Me considero afortunado todos los días; este trabajo nunca es aburrido», afirma el jefe de ingeniería de la división M, Dirk Hacker, y su kilométrica sonrisa sugiere que no está mintiendo para ofrecer un buen comentario corporativo.

No cabe duda de que Dirk Hacker está donde siempre estuvo destinado a estar. Su primer automóvil fue un BMW, un 325i (E36), y todavía lo tiene. Se unió a la firma bávara en 1988 y nunca se fue. Trabajó en los sistemas de control de estabilidad y chasis hasta llegar a la División M, donde se incorporó en 2015, justo a tiempo para trabajar en el M3/M4 de nueva generación y, más tarde, en la versión CS del M5.

“Tengo pasión por BMW, así que estoy muy feliz de poder ejercer aquí mi profesión”. Sin duda, la clave de su felicidad en el trabajo es la variedad, con mucha conducción en la mezcla. “Me encantan este tipo de circuitos; Spa, Nürburgring, Mugello, Laguna Seca… Cuando era más joven, corrí durante dos años en Nordschleife, en motocicletas, 400 km o 20 vueltas a la vez”. Ese conocimiento íntimo del circuito ahora es muy útil cuando Hacker firma coches como el rapidísimo M5 CS, un automóvil cuyos tres ajustes principales del chasis, “Comfort”, “Sport” y “Sport+”, corresponden, en su cabeza al menos, directamente con el uso de “carretera”, “Nordschleife” y “circuito”.

“El CS logra un mayor rendimiento a través de la capacidad de conducción”, explica Hacker. “Con el 0 a 100 km/h en 3 segundos [3 décimas más rápido que el M5 Competition] estamos cerca de un superdeportivo, pero además de aumentar el rendimiento, también hemos hecho que sea más neutral, lineal y consistente”.

Si bien el M5 CS disfruta de una serie de modificaciones de chasis y hardware, desde una altura más baja hasta amortiguación revisada, también hay ajustes en sus sistemas de control de estabilidad, una especialidad de Dirk Hacker.

Según nuestro hombre, esa área de desarrollo, donde el hardware se encuentra con el software y el ser humano lo disfruta al volante, es una de las más interesantes en toda la ingeniería automotriz. “Estos sistemas no son solo una cuestión de seguridad, también se trata de alegría y emoción. Si todo encaja bien, estará más seguro, sí, pero también se divertirá mucho más. Se trata de lograr un buen nivel de coherencia entre el conductor, el automóvil y todos los sistemas funcionales. Esta es una filosofía específicamente M”.

El querido 325i (E36) de Hacker pesa 1.330 kg. Hoy, y aunque es 70 kg más ligero que el M5 Competition, el M5 CS casi llega a las dos toneladas… ¿Adecuado para un automóvil con la insignia M? “Gran parte del peso proviene de los requisitos legales globales.

Para una mayor deportividad, la mejor manera es reducir el peso al máximo, pero debemos cumplir con todas las regulaciones, los vehículos de hoy son físicamente más grandes y debemos instalar muchas características técnicas para lograr la aceptación de los clientes”.

Luego está el pequeño asunto del cambio a la energía eléctrica, primero inevitablemente a través de híbridos. Seguro que eso añade más peso, ¿no? “No sabemos cuáles serán las regulaciones de emisiones en el futuro. Estas cosas cambian casi día a día, por lo que para el próximo gran paso necesitaremos una solución mecánica diferente, y quizá también algo más…

El siguiente paso, que no está lejos, es un mayor rendimiento a través de la electrificación, primero con un híbrido y luego con la electrificación total. Pero los clientes siempre preferirán un coche más ligero.

Con nuestros coches la expectativa es muy alta. Y cuando construimos un automóvil M, aunque sea electrificado, tiene que funcionar como un verdadero M”.

“Siempre hay presión. No solo de la prensa y de los clientes, sino también internamente. Hubo presión cuando hicimos el primer M con tracción total. Habrá presión cuando entreguemos el primer M híbrido. Pero tomas la decisión de hacerlo y desde allí simplemente lo afrontas con decisión.

Lo haces lo mejor que puedes y te esfuerzas por ofrecer un coche que sea asombroso, que supere las expectativas, eso es lo que significa M”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.