Buscar

Cupra Formentor: juega y enseña

El Cupra Formentor es un vehículo que despertó gran interés desde el día en que lo presentaron. No solo porque fuera el primer producto exclusivamente propio de la marca Cupra, que también, sino por la gran personalidad propia destila a primera vista. Nuestros colegas ingleses han probado el suyo en la cuidad de Basildon, al este de Londres. Nosotros pudimos conducirlo por Madrid.

Cupra Formentor

¿Más ateca o más león?

Mi primer pensamiento al llegar a la flotilla de Formentor que aguardan en Petrol Blue, Gris Graphene y Gris Magnetic Mate es: ¿será tan bueno como un Ateca? Pero lo cierto es que con este solo guarda las dos últimas letras de la denominación de su carrocería, ya que el primero es un SUV, y esto un CUV, de Crossover, por su silueta tipo cupé.

Y lo cierto es que si nos olvidamos de su apariencia y altura, 1,51 metros sea dicha de paso, esconde la plataforma del último León, la MQB-Evo. Esto explica cierta tecnología que incorpora, así como toda su gama de motores, ya que el Formentor tendrá versiones híbridas enchufables, cosa que no puede decir el Ateca de momento.

Ser un “León” de base también le permite acoger el nuevo sistema DCC de chasis adaptativo, con hasta 15 intervalos de regulación, ya sabes, desde un chasis muy Comfort a muy Cupra pasando por un poco más Sport pero sin llegar a Cupra y otros reglajes intermedios que solo notarás si pasas constantemente por la misma carretera o tienes el trasero de un piloto probador.

Esta es la primera diferencia que se aprecia con un Ateca, el Cupra Formentor es más modulable y cuando ponemos el modo “Comfort” a través del botón con el logo de la marca que llevamos en el volante, es de verdad un coche confortable en carretera y con el que no hay que apretar los dientes al pasar un resalto, o pasarlo por debajo de la velocidad recomendada por la señal de tráfico.

Nuestra compañera Maca para la prueba en España

Pero cuando ponemos el modo “Cupra”, que se activa pulsando ese mismo botón pero más de un par de segundos, el coche se pone firme a la señal de corneta, y entonces puedes desplegar su poderío y ordenarle ser muy rápido.

La gente lo mira…

Pero si de algo estamos seguros, es de que si el objetivo era romper moldes con el diseño, está más que cumplido. Todo el mundo mira al Formentor, primero con cara de “qué coche es este”, y luego con cara de, “qué pasada, ¿no?”. Y claro, antes esta sorpresa, la gente te pregunta.

Cupra Formentor

Y cuando les cuentas que es un coche nacido y producido en España, se enamoran aún más. Iba por la carretera de los Pantanos, en la comunidad de Madrid un domingo cualquiera, y como era de esperar en un día soleado por esa zona, un grupo de motoristas me adelantó. Si había diez, cinco me levantaron el pulgar, dando su aprobación a esta nueva revolución del diseño nacida en la casa Seat y bautizada como Cupra.

De puertas hacia adentro, el nuevo Cupra Formentor VZ también destila carácter con una atmósfera de calidad conseguida con los buenos materiales empleados y un diseño armónico de todos los elementos que lo componen. La posición de conducción es excepcional, mientras que los asientos resultan cómodos pero con una gran capacidad de sujeción.

Cupra Formentor

Detalles como la luz ambiental personalizable terminan por acentuar el ambiente premium que se respira en un habitáculo en que la habitabilidad es más que razonable considerando su tamaño –eso sí, para cuatro personas adultas mejor que para cinco.

El Cupra Formentor y su comportamiento ejemplar

En cuanto a dinámica, el Cupra Formentor VZ también saca una nota excelente. Gracias a su plataforma compartida con el nuevo León, y la tracción a las 4 ruedas, el Formentor destaca por un comportamiento ejemplar bajo cualquier circunstancia. No obstante, si queremos emociones fuertes no hay sino poner el modo de conducción en modo “Cupra” para conseguir la máxima deportividad al volante manteniendo el máximo control en todo momento.

Cupra Formentor

Y lo digo habiendo probado el modo Cupra por todo tipo de carreteras viradas en un día de mucha lluvia. Las bondades del motor de 310 CV, la caja de cambios automática de doble embrague DSG de 7 relaciones, el potente equipo de frenos y la tracción a las cuatro ruedas son enormes. Pero es la combinación de todos estos elementos instalados en un chasis con una puesta a punto espectacular que permiten sacar un altísimo rendimiento al conjunto sin apenas despeinarse.

Tanto en curvas rápidas como lentas la agilidad, estabilidad y buen comportamiento de este Cupra son muy notables. En todo momento ofrece sensación de seguridad y control al conductor, permitiendo dibujar trazadas perfectas como si fueras literalmente sobre raíles, sin exigir correcciones.

Además de la versión de 310 CV de nuestra prueba, Cupra tiene también disponible su Formentor de 150 CV por menos de 30.000 euros. Lo que no conocemos aún es la versión más potente que se presentará próximamente. ¿Serán 400 CV? ¿Serán más, serán menos? Una cosa está clara, y es que el chasis actual está preparado para soportar bastante más potencia de los 310 CV actuales sin que esto suponga un problema. Así de bueno es.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.