Buscar

BMW M3 2021 VS Porsche 911: otro nivel

Tal vez sea una manifestación pequeña, en su mayoría inofensiva, de nuestro deseo devorador de imponer orden en la forma natural y bastante caótica de las cosas, pero hay algo profundamente atractivo en un número redondo: 283, 284 km/h… Las manos luchan por mantenerse relajadas en el volante del BMW. Múnich se hace pequeño detrás de nosotros y el Tirol austriaco se acerca a un ritmo bastante impresionante. 289, 290 km/h. El pulcro sentido del orden no dura demasiado… 291, 293 km/h. Esto, ¿cómo? Aún así, los seis cilindros de 510 CV del BMW M3 2021 Competition, la aerodinámica esculpida para la velocidad del automóvil y la configuración del chasis intransigente se sienten imperturbables… y aún el Porsche 911 amarillo nos sigue.

BMW M3 2021

Hace un día perfecto de finales de invierno de luz vertiginosamente brillante y asfalto casi cálido y definitivamente seco, se trata de este automóvil, nuestro BMW M3 2021 Competition Verde Isla de Man con tracción trasera. Esta unidad tiene frenos carbono cerámicos, que se sienten como una idea profundamente sensata, aunque dolorosamente cara, en un automóvil tan rápido y tan pesado.

Un pisotón en mitad de la ruta y verás que son excelentes, pero les cuesta responder cuando se les despierta por primera vez. BMW los suma a su sinfín de opciones de configuración, por lo que puedes elegir entre ajustes “Comfort” o “Sport” para el freno, pero solo afecta al tacto del pedal, no a su eficacia.

La dirección lo hace un poco nervioso en posición recta, y a grandes velocidades, no gustándole las carreteras en mal estado. Pero cuando hemos llegado a las curvas, la parte delantera del BMW M3 2021 no decepciona. Sí, este coche es implacablemente rápido entre curvas y frenadas.

Y sí, hace algunos ruidos realmente emocionantes. Pero lo que de verdad distingue a este M3, y da crédito a la afirmación de la división M, que comparó el nuevo Competition con el M3 CS saliente, es la confianza y la velocidad a la que puede llevarte por las curvas; incluso las que nunca has conocido antes.

BMW M3 2021

El giro, a pesar de que el motor está colocado delante de ti, es tan rápido y positivo como podrías desear. En todo caso, la retroalimentación ahora es más sustanciosa, marginalmente más positiva y mejor fundamentada que en el coche anterior, sintiéndose más como el CS de generación anterior: algo bueno.

Hay una cantidad levemente asombrosa de mordida en el eje delantero, con los neumáticos colgando y animándote a frenar solo para asentar el morro, en lugar de para reducir significativamente su velocidad.

Recapacitemos un poco con el BMW M3 2021

Retrocediendo un momento, para reunir pensamientos y coches geniales, hay tiempo para disfrutar de la cabina. Si el precio del M3 ha seguido el ritmo de sus ambiciones, sepa que al menos esto se siente como un interior digno de un automóvil con un valor en la calle de alrededor de 110.000 euros.

Representa la exquisitez deportiva moderna y se siente muy Premium. Pasar del M3 al Porsche es bajar al suelo, y eso que este M3 no lleva los báquets M de carbono estilo DTM que ahorran peso y permiten acoplar un arnés de BMW.

BMW M3 2021

El suave cuero de dos tonos, en nuestro caso negro sobre naranja, cubre prácticamente toda la cabina con la excepción del techo, el suelo y los umbrales. La moldura de aluminio brillante agrega un toque lustroso.

Y lo que es más importante, las tres pantallas disponibles, Head-up Display opcional, pantalla del conductor y pantalla táctil central, el controlador iDrive y los botones de acceso directo agrupados alrededor de la palanca de cambios son todos intuitivos de usar y receptivos a la palabra hablada.

BMW M3 2021

El equipo estándar deja muy poco que desear, y prefiero los botones rojos brillantes M1 y M2 en la parte superior del volante del M3 a la ruleta de modos de conducción del Porsche porque te brindan más opciones de personalización.

En el 911, el modo “Individual” accede a una única configuración, en el M3 tienes dos de esas opciones. Por lo tanto, el M3 es un lugar fabuloso para estar y difícil de dejar. Pero dejarlo por un Porsche 911 Carrera S es una pena muy dulce.

Rivales históricos

Ah, sí, el Porsche. Cada M3 ha tenido que enfrentarse al 911 e históricamente, BMW ha estado encantado con su papel de desvalido; más asequible, más accesible, a menudo más potente.

Y aunque ambos han evolucionado, haciéndose más grandes, más rápidos, más pesados, más completos e incomparablemente más seguros, algunas cosas nunca cambian: los grandes M3 aún deben compararse con la constante cambiante de Stuttgart.

En movimiento de nuevo, la máquina verde que está delante se desgarra hacia el horizonte como consecuencia del polvo de la carretera invernal y los Michelin atomizados, las carreteras son suaves como jabón empapado en silicona. Sin embargo, ninguno de los coches fluye de forma convincente.

BMW M3 2021

El pájaro Racing Yellow es firme de nacimiento, el verde por su ajuste fino. La tensión del Porsche se ve acentuada aún más por las ruedas y neumáticos más anchos y por el control de amortiguación escalable, que es tremendamente duro en el modo “Sport Plus”. Entonces, ambos son firmes.

El seis cilindros bóxer de Porsche es un motor encantador que hace ruidos maravillosos, muestra una respuesta del acelerador similar a la de un dobermann y presenta una curva de potencia inspirada en el Everest, un efecto exacerbado por las marchas típicamente alargadas.

Con el paquete “Sport Chrono” y el impecable PDK, el Carrera S es tremendamente rápido en realidad, se puede conducir con fuerza en las curvas y aumenta la velocidad con una presteza que hace que las cifras de prestaciones sobre el papel parezcan pesimistas.

Elogios similares se deben acumular sobre el mejor seis en línea que haya salido de Múnich. El motor del M3 patea más fuerte que el del 911, casi gira tan rápido, 7.200 rpm frente a las 7.500 vueltas del flat-six; y brinda una ventaja de par decente, lo mejor para compensar el peso mayor del BMW. Por supuesto, el Porsche es más liviano, solo tiene las dos puertas y un par de asientos traseros simbólicos, pero curiosamente la diferencia no es tan marcada como se espera detrás del volante, ayudado por el motor más fuerte y el dulce equilibrio del BMW.

No tiene defectos

Dinámicamente, al Porsche es difícil sacarle pegas. Te habla a través de una dirección encantadora y tan comunicativa que podría hablar con tus pantalones. Tiene un juego de frenos increíble y es impulsado por un motor icónico que se siente tan carismático como siempre.

Lleva al BMW contra el cronómetro y, en tu etapa favorita de los domingos por la mañana, su margen de superioridad, delgado como una oblea, es producto de algunas ventajas de ingeniería fundamentales y una experiencia de conducción totalmente cohesiva en la que ningún elemento distrae o domina.

La aceleración rabiosa del M3 y el agarre delantero enormemente mejorado, y que aumenta la confianza, significan que el BMW simplemente se niega a hacerse más pequeño en los retrovisores del Porsche.

El giro en el M3 es más directo en zigzag que nunca e, incluso en superficies sembradas de suciedad salada y gravilla dispersa, el BMW ahora simplemente se agarra. Y agarra. Y agarra… casi hasta el punto de que olvidas por un momento que es la parte trasera la que probablemente se despegue primero.

BMW M3 2021

¿Un defecto? No. El nuevo BMW M3 2021 sobresale en el arte consagrado de la dirección del acelerador fino. Seleccione el modo “MDM” y podrá comenzar a describir líneas escalofriantemente cercanas al umbral de adhesión, ayudado en gran parte por el trabajo excepcionalmente intuitivo del diferencial electrónico. El 911 tiene más tracción y está menos interesado en esa exuberancia extrovertida, pero lo hará bajo presión.

Los rivales habituales tendrán su oportunidad, desde el Audi RS4 hasta el Alfa Giulia Quadrifoglio. Pero al hacer sudar al 911, el nuevo BMW M3 2021 superó el primer obstáculo hacia la grandeza. Es un empate. ¿Una escapatoria?

BMW M3 2021

Tal vez, pero a veces las respuestas son demasiado complejas para ordenarlas en fragmentos de sonido binarios. Y la verdad es que el BMW M3 y el Porsche 911 tienen tanto en común como puntos de diferencia. Desde que se enfrentaron por primera vez, han cambiado, son casi irreconocibles. Pero ambos siguen siendo relevantes. Y ambos son magníficos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.