Buscar

Audi Sport: historia y leyenda de la familia Quattro

La división deportiva Audi Sport nació en 1983, enfocada a la competición. Casi 40 años después, ese ADN alimentado de motores turbo y tracción total sigue muy presente.

1980: Revolución Quattro

El primer Audi Sport con tracción total se presentó en Ginebra en 1980, y llevaba un motor de cinco cilindros turbo con 200 CV. Desarrollado bajo la supervisión de Ferdinand Piëch, estuvo en producción hasta 1991.

Historia Audi

1981: Mouton, primera mujer en ganar

Ha habido varias mujeres compitiendo en la F1 o los rallyes del mundial, pero solo esta gala compitió contra los mejores al máximo nivel. Corrió en Le Mans en 1975 y fue fichada por Audi para la temporada 81, cuando ganó en San Remo. En 1982 logró ganar tres rallyes y estuvo cerca de llevarse el mundial frente a Walter Röhrl con su Opel Ascona.

Historia Audi

1983: Nace la división Quattro GmbH

Además, está registrada como fabricante de modelos de altas prestaciones desde 1996. En 2016 cambió su nombre a Audi Sport (en la foto, la sede en la actualidad). Esta división se encarga del desarrollo, ventas y producción de los modelos R y RS, competición para clientes, artículos de lifestyle y modelos con preparaciones especiales.

Fabrica

1984: Walter Röhrl y el Sport Quattro de calle

Aunque sus dos títulos mundiales de rallyes los ganó con Fiat (1980) y Opel (1982), es frecuente relacionar al gran Walter Röhrl sobre todo con el Audi Quattro. Con ellos ganó en Montecarlo y San Remo. Respecto al Audi Sport Quattro, se puso a la venta para poder homologarlo en Grupo B y solo se hicieron 214 unidades.

Sport Quattro Audi Sport

1985: Sport Quattro S1

El S1 era la versión de batalla corta del Quattro de rallyes, que rendía unos 500 CV. Walter Röhrl recuerda así el S1 E2, la última evolución del mito: “Era como ir montado en un cohete. Tenía 530 CV y se hizo aún más extremo con el cambio de doble embrague S tronic. “De 0 a 100 km/h en 2,6 segundos, en 10 segundos y 359 metros estabas a 200 km/h. En esos momentos el temor se evapora y lo sustituye la euforia. Todo sucede muy deprisa, es como una especie de locura frenética”.

Quattro S1

1986: Quattro Group S Prototype

Los ingenieros y pilotos de Audi Sport fueron conscientes de que la evolución de Quattro había llegado a su límite, así que desarrollaron un coche con tracción total pero motor central, como sus rivales el Peugeot 205 Turbo 16 o el Lancia Delta S4. Pero la prohibición de los Grupo B debido a su peligrosidad le impidió debutar.

S Protoype

1987: Victoria del S1 Pikes Peak.

Algunas de las imágenes más espectaculares del automovilismo las hemos visto en la subida a Pikes Peak (Colorado, EE UU). Los Audi dominaron en 1985 (Michele Mouton), 1986 (Bobby Unser) y 1987, con Walter Röhrl. Con su Audi de 600 CV y unos 1.000 kilos, llegó a alcanzar 196 km/h sobre la pendiente de arena.

Pikes Peak

1989: Audi 90 Quattro IMSA-GTO

Este monstruo destinado a las carreras en EE UU fue el máximo exponente del motor de cinco cilindros turbo, al que “apretaron” hasta sacarle 720 CV. Empleaba una estructura tubular y, en su impresionante carrocería, el único panel que compartía con el modelo de serie era el techo. Ganaron varias carreras y acabaron el campeonato en tercera posición.

IMSA

1990: Nace la saga S con el S2

El cupé S2 se concibió como sucesor del Audi Sport Quattro, y de hecho incorporó el motor cinco cilindros turbo de su antecesor. A finales de 1992 llegó el Avant y el sedán un año después, los dos con 230 CV. El siguiente modelo S fue el S4 de 1997, con un V6 biturbo de 265 CV. Desde entonces ha habido muchos S, siempre a la sombra de los RS.

S2

1993: Un genio llamado Piëch

Tras crear el Porsche 917 y tener ciertas disputas con la familia, el nieto de Ferdinand Porsche se quitó de en medio y en 1972 fichó por Audi-NSU Auto Union AG como jefe de desarrollo. En 1983 fue nombrado consejero delegado de Audi, y diez años más tarde Piëch ocupó la presidencia del Grupo Volkswagen. El consorcio pasaba por una situación financiera muy complicada, que lograron remontar bajo su dirección. Falleció el pasado verano.

Piech

1994: Comienza la leyenda RS con el RS2

El iniciador de la saga RS4 derivó del Audi 80. Por concepto fue un coche diferente a todo lo que se vendía hasta entonces. Su motor cinco cilindros de 2.2 litros rendía 315 CV y le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos. Como socio para la producción, Porsche suministraba los frenos y las preciosas llantas tipo Cup, como las que llevaba el 964 RS.

RS2

1996: Éxitos del A4 Supertouring

Cuando los costes en el campeonato DTM se dispararon, en Audi Sport decidieron entrar en el nuevo campeonato Super Touring Car Cup (STC). Compitieron con el Audi 80 y después con el A4 con mucho éxito. Especialmente bueno fue 1996, donde los A4 lograron siete campeonatos en tres continentes, incluyendo España, con Jordi Gené.

supertouring

1999: Primer RS 4 Avant

Todo el mundo alucinó por la pegada de este deportivo, con motor 2.7 V6 biturbo desarrollado junto a Cosworth y 380 CV. Con él comenzó la saga. El año 2000 también fue importante: se logró la primera victoria de Audi Sport en Le Mans.

RS4 Avant

2002: Biturbo para el primer RS 6

En línea con la tecnología biturbo del R S 4, la tecnología biturbo aplicada al motor 4.2 V8 rendía nada menos que 450 CV. Se vendió primero como Avant y luego salió en berlina. El 2004 salió el Plus con 480 CV, solo en versión Avant.

RS6 1

2005: RS 4 con el V8

Disponible inicialmente como berlina y Avant, en 2006 se añadió la versión Cabrio.  Incorporó brillante motor 4.2 V8 de nuevo desarrollo con inyección directa que rendía 420 CV, y que básicamente era el mismo que estrenó en biplaza R8. Contaba con tracción Quattro con distribución de par dinámica asimétrica.

RS4 V8

2008: “Lambo” V10 para el RS 6

Este espectacular aparato rendía 580 CV gracias a un V10 biturbo, derivado del 5.2 atmosférico con 430 CV que usó el Audi S6 de 2006, que sí era similar al del Lamborghini Gallardo. Sus rivales, BMW M5 y Mercedes E63 AMG, eran atmosféricos y tracción trasera.

RS6 V10

2009: TT RS

Del primer TT no hubo versión RS, el “más gordo” fue el 3.2 V6. Pero en la segunda generación llegó este con tracción Quattro, que era muy rápido con sus 340 CV. También en versión Roadster, y manual o con doble embrague.

TT RS

2010: Audi Quattro

Para conmemorar los 30 años del Quattro, Audi presentó en el Salón de París un prototipo inspirado en él, y con la base mecánica del RS 5. ¡Ahhh…, qué tiempos aquellos en que los prototipos quemaban gasolina…!

10 años

2010: RS5

Hasta entonces ningún cupé había llevado las siglas RS. Empleaba la misma mecánica V8 atmosférica que estrenó el RS4 con 450 CV, y podía pasar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos. Con su tracción quattro era fácil de conducir deprisa en cualquier circunstancia. Costaba 85.900 euros, y en 2013 llegó el RS 5 Cabriolet.

RS5

2011: RS 3 Sportback

El super-A3 se posición por encima del S3 de 265 CV, gracias a que incorporó el mismo motor que el TT RS, con 340 CV. Costaba 55.900 euros y, como curiosidad, sus neumáticos delanteros era más anchos que los traseros (235/35 R19 y 225/35 R19).

RS3

2012: Tercera generación del RS 4

Evolución de la generación anterior, con el motor V8 capaz de rendir 450 CV a 8.250 rpm. Pero, a diferencia de su predecesor, esta generación solo se comercializó con carrocería Avant. Competía con el Mercedes C 63 AMG Estate, pero este último no disponía de tracción total.

Audi Sport

2013: Sport Quattro Concept

Se diseñó para conmemorar los 30 años del Audi Sport Quattro. Medía 4,60 metros y era híbrido enchufable con 700 CV, pero nunca llegó a producirse en serie.

Audi Sport

2013: RS 6 Avant

con nuevo V8 El familiar con más carácter incorporó el moderno motor 4.0 V8 TFSI (biturbo), en lugar del V10 que llevaba la generación previa. Este V8 ofrecía 560 CV y pasaba de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, pero además era más ligero y gastaba menos que su predecesor. Incluso podía desactivar cilindros cuando no era necesario.

Nuevo V8

2014: RS Q3, el primer SUV

La fórmula consistió en meter en el Q3 el cinco cilindros turbo del TT RS y el RS3, pero con 310 CV, haciéndolo más potente que un Sport Quattro… La respuesta del motor era impresionante. Hay que tener en cuenta que su aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos era más rápida que la de un Porsche Cayman (5,7 s).

RSQ3

2015: RS 7 en ‘Hitman: agent 47’

Quizá el Audi de cine más recordado sea el S8 que sale en Ronin, con Robert de Niro. Hitman: agent 47 fue bastante peor, con un superagente asesino genéticamente modificado de protagonista, pero lo importante es que el RS 7 también se luce derrapando y quemando ruedas.

Hitman

2015: RS 3 Sportback

En la segunda generación del RS 3 la potencia alcanzó 367 CV, si bien seguía usando el motor 2.5 turbo de cinco cilindros y el cambio de doble embrague. Este es 4 cm más largo, con más batalla y acelera más rápido: de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos frente a los 4,6 del anterior.

Audi Sport

2016: Llega Winkelmann

Entre 2005 y 2016 Stephan Wilkelmann fue el CEO de Lamborghini, y en 2016 pasó a dirigir la división deportiva de Audi. A partir de entonces dejó de llamarse Quattro GmbH y fue rebautizada como Audi. Bajo su dirección se desarrolló el primer R8 con tracción trasera (RWS). Entonces fue una serie limitada y, desde hace poco, un modelo más de la gama. En 2018 el directivo alemán pasó a dirigir Bugatti.

Winkleman

2016: TT RS

Con esta versión Audi quiso dejar claro que el TT podía competir con cualquier deportivo de alto nivel. En efecto, su motor 2.5 turbo de 400 CV crea adicción por su empuje, su motricidad su y capacidad de aceleración, y ofrece una brillante relación peso-potencia. También se ofrecía opcionalmente suspensión Magnetic Ride.

Audi Sport

2016: RS 3 Sedán

Es el RS con un diseño más anodino, un coche que a ojos de un inexperto parece un simple “A3 con culo”. Parece indicado para clientes que buscan discreción y maletero, pero un motor explosivo. No será la carrocería que busquen los más quemados.

Sedán

2017: RS 5 y RS 5 Sportback

Sustituyó en la gama al modelo de 2010, que en 2012 fue actualizado. El motor de este RS 5 es nuevo, un 2.9 V6 biturbo que rinde 450 CV, la misma potencia que el anterior, pero con mucho más par. Este fue uno de los modelos más reclamados por los jugadores del Real Madrid y también del Barcelona, aunque estos últimos se han pasado a Cupra. De cara a 2020, el RS5 acaba de recibir un restyling.

RS5 Audi Sport

2017: RS 3 con 400 CV

Cuando se lanzó fue el compacto más poderoso del mercado. Es 33 CV más potente que el RS 3 de 2015 –lleva el mismo motor que el TT RS– pero básicamente es el mismo coche. También pesa menos porque su cigüeñal está construido con un metal más ligero. El cambio es de doble embrague y siete marchas.

400CV

2018 RS 4: concepto original

Los RS 4 de segunda y tercera generación llevaban un 4.2 V8 de 420 y 450 CV. Pero el RS 4 que se lanzó en 2018 volvió al concepto inicial: V6 biturbo de 450 CV, 4×4 y una gran polivalencia. Destacan los pasos de rueda ensanchados –30 milímetros por cada lado– típicos de esta versión, y a las llantas de 20” de serie. Acaba de recibir un restyling.

Audi Sport

2019: RS 6

Este RS 6 ya es todo un clásico de las altas prestaciones y es el gran protagonista de este número de CAR. Ya han comenzado las entregas a clientes españoles, y emplea la última evolución del motor 4.0 V8 biturbo, que ahora llega hasta los 600 CV.

RS6 2019

2019: RS 7

Como en la generación anterior, esencialmente es el mismo coche que el RS 6, pero con una carrocería más estilizada y elegante. La potencia es de 600 CV, como el anterior RS 7 versión Performance, pero ahora, como el RS 6, lleva un sistema mild-hybrid para ahorrar combustible. También dispone de cinco plazas en lugar de cuatro.

 Audi Sport

2019: El RS 6 real

Este RS 6 V10 blindado ya lo usaba el Rey Don Juan Carlos, que siempre ha tenido buena relación con el Grupo Vokswagen. Ahora también lo utiliza el Rey Felipe, como pudimos ver el pasado mes de agosto, cuando fue a ver a su padre al hospital.

RS& REAL

2020: RS Q8, el super-SUV

Emplea el mismo motor de 600 CV de RS 6 y RS 7, y en su imponente aspecto destacan las llantas de 22”, que pueden ser de 23 como opción. El RS Q8 Lleva numerosos sistemas para optimizar su comportamiento. Incorpora una suspensión neumática con barras estabilizadoras activas, dirección a las cuatro ruedas, control vectorial del par y diferencial trasero deportivo.

RSQ8 Audi Sport

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.