Buscar

Aston Martin DBX, hacia nuevos terrenos con 550 CV

Ya está aquí el nuevo Aston Martin DBX, el que se convierte en el primer SUV de la firma inglesa, un coche que llega a un segmento donde cada vez hay que aportar más para atraer al selecto cliente que busca la máxima deportividad con una gran dosis de practicidad y confort para el día a día.

Aston Martin ha estado desarrollando este DBX en todo tipo de condiciones y terrenos en Gales, donde también se fabricará, adentrándose en una nueva era para ofrecer un rendimiento, estilo y usabilidad excepcionales en un segmento previamente inexplorado por la firma británica.

Está diseñado sobre una plataforma SUV específica, y gracias a esta idea de empezar de cero cada departamento de la marca ha podido innovar para ampliar los límites del diseño y la ingeniería. Está hecho en aluminio unido en su mayoría, para ofrecer una buena rigidez y reducir el peso al máximo en un coche de su talla, que en esta ocasión es de 2.245 kg. Ha sido diseñado para ofrecer un gran espacio a bordo, tanto en las plazas delanteras como traseras.

La apuesta a punto del Aston Martin DBX

De serie el Aston Martin DBX lleva suspensión neumática de triple cámara y esta se asocia a un sistema de control eléctrico anti-balanceo llamado eARC, de 48v y amortiguadores electrónicos adaptativos. Según la firma el sistema es capaz de generar una fuerza de 1.400 Nm para limitar el balanceo de la carrocería. Esta suspensión permite elevar la carrocería 45 mm o bajarla 50 mm, para mejorar sus capacidades según el terreno. Además, podremos configurarlo para que el coche suba o baje para cargar el maletero.

En el apartado mecánico, Aston Martin ha empleado el V8 biturbo de 4.0 litros y origen AMG que ya tenía en su gama. Aquí eleva la potencia y el par hasta 550 CV y 700 Nm. Se equipa también un sistema de escape activo para que elijamos si llevar un sonido refinado o excitante, y además el motor lleva sistema de desactivación de cilindros para mejorar su eficiencia. Sus prestaciones son un 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima de 291 km/h.

En comunión con el motor está la caja de cambios automática de convertidor de par, con nueve velocidades, así como un sistema de tracción total con diferenciales activos que incorporan un diferencial central activo y uno electrónico de deslizamiento limitado en el eje trasero. Entre sus modos de conducción incorpora unos específicos para el uso offroad denominados Terrain y Terrain+.

El equipo de frenos se ha diseñado para ofrecer una eficacia como la del DBS Superleggera, y lleva pinzas de aluminio de seis pistones delante y discos de acero de 410 mm delante y 390 detrás.

Aston ya había tenido al Rapide para quien quisiera llevar a cuatro personas, pero aquí podremos llevar hasta a cinco. Según Aston Martin en el DBX tendrán cabida con comodidad la mayoría de personas de ambos géneros, tanto altos como bajos. También destaca su maletero de 632 litros con una fila posterior de asientos divididos en 40:20:40 para flexibilizar su carga. Además, Aston ha diseñado varios paquetes opcionales para complementar aún más el DBX, con equipos de protección del maletero en cuero, bolsas de viaje personalizadas, barras en el techo para esquís y calentadores para las botas o hasta sistemas portátiles de lavado para nuestras mascotas.

Al acceder al Aston Martin DBX nos reciben sus puertas sin marco, para después dar paso a un interior coronado por el techo panorámico de cristal, y un espacio líder en su clase según la marca. Hay asientos deportivos en diseño específico, reposabrazos centrales separados, y una serie de detalles y mandos de control posicionados según las peticiones y sugerencias de los clientes.

El tapizado de cuero lo proporciona Bridge of Weir, y el techo y las persianas eléctricas están disponibles en Alcantara, y tampoco faltan detalles en metal, vidrio o madera, los cuales siempre podrán ser personalizados. Para mejorar su versatilidad la consola central permite guardar objetos bajo ella, y si pasamos por el departamento “Q by Aston Martin” nos pueden hacer esta parte en una pieza sólida de madera.

Una gama contemporánea de exquisitas chapas de madera, composite y metal aseguran que la cabina se pueda adaptar a cualquier gusto. Esto incluye una gama de materiales innovadores y una primera aplicación en la industria de un tejido hecho con 80% de lana. Un nuevo compuesto de lino, derivado de la misma planta que el lino fino, también ofrece una alternativa a la fibra de carbono y una estética de diseño distintiva.

En cuanto a la tecnología, hay una pantalla TFT de 10,25” en la consola central para el sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay, y la instrumentación digital será de 12,3”. Se incorpora un nuevo sistema de cámaras de 360 grados y una iluminación ambiental con hasta 64 colores diferentes en dos zonas.

En cuanto a su diseño, no hay duda de que es un Aston, especialmente su trasera, inspirada en el Vantage, con las ópticas alargadas y el alerón integrado. Tiene unos hombros muy altos y el perfil muestra una silueta coupé. El trabajo de diseño también se ha enfocado en maximizar la aerodinámica, de hecho, Aston probó su eficiencia con pruebas de dinámica de fluidos computacional (CFD) con un DBX tirando de un remolque con un DB6 en él.

En la parte delantera del Aston Martin DBX, las luces de circulación diurna (DRL) tienen un conducto aerodinámico integrado, que canaliza el aire a través de los arcos de las ruedas delanteras y a lo largo del costado, lo que ayuda a reducir tanto el arrastre como la elevación, al tiempo que enfría los frenos. El aire fluye limpiamente sobre el techo, a través del alerón trasero, sobre la ventana trasera y hacia la tapa trasera.

Como detalle especial, los primeros 500 propietarios de un DBX se llevarán el “Paquete 1913”, que incluye una insignia única en el guardabarros, placas en los umbrales de las puertas, y una placa que acreditará que ha sido inspeccionado por el propio Andy Palmer antes de salir de fábrica. Además, cada cliente también recibirá un libro de construcción único firmado por el CEO y por el Director Creativo de Aston Martin, Marek Reichman, y una invitación a una fiesta de celebración. Por ahora el precio orientativo de este Aston Martin DBX son los 193.500 euros que costará en Alemania. Las primeras entregas se harán en el segundo trimestre de 2020.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.